Experiencia de lectura con el Ipad: un bibliotecario ante los nuevos soportes

Como bibliotecario dedicado a las tecnologías de la información y la comunicación siento que tengo que que estar al tanto de los nuevos dispositivos de lectura desde una experiencia directa. En más de una oportunidad me encuentro asesorando a usuarios de bibliotecas y colegas en relación a aplicaciones y nuevos soportes tecnológicos en su uso relacionados con la lectura.  Y esta experiencia me pasa cada vez más asiduamente. Veo más personas interesadas en probar estos dispositivos para la lectura. En esta oportunidad, comentaré mi experiencia de lectura con el ipad, la tablet de Apple.

Cuando tuve mi Ipad no sabía que mi experiencia de lectura iba a cambiar tanto. Ni tampoco que de ahora en más iba a convertirme en una especie depromotor de dispositivos digitales para la lectura. En más de una ocasión me encuentro “disertando” ante un grupo de personas explicando las bondades de leer en un Ipad.  E incluso, con el correr de los días aparece alguien de esas charlas informales con un Ipad o tablets en su manos mostrándome con orgullo sus lecturas en un nuevo dispositivo. Considero que la lectura es contagiosa, y más a través de un nuevo chiche, como el Ipad.

Me parece que estoy  atravesando una etapa de adicción a la lectura en formato digital como quizás nunca antes me había pasado. Antes de la llegada de estos dispositivos, la lectura de textos a través de un monitor de PC o una netbook nunca me convencía, es más me incomodaba y cansaba. La verdad ya me pesaba en mis piernas si estaba en mi cama leyendo con una notebook y el monitor demasiado chico en la netbook, más para los que tenemos problemas con la vista. El ipad no es más pesado que un libro grande, y además, puedo cargar muchos libros en el dispositivo, más de 500 dependiendo de la capacidad de memoria del Ipad.

Pero la lectura en formato impreso tampoco ha disminuido por mi parte. En mi biblioteca personal siguen creciendo las estanterías por año con libros impresos que suelo comprar, prinicipalmente, títulos que encuentro en Amazon.con que no llegan a la Argentina y en no menos de cuatro días llegan a mi domicilio.

Ipad y la lectura de ebooks

Ante la llegada de mi ipad, el ereader Papyre que había adquirido quedó relegado. Puesto que el Ipad, como cualquier tablet no es un dispositivo para la lectura, sino para más cosas. Y la esencia reside en las aplicaciones. Pero la lectura en formato digital era unas de las cuestiones por las cuales quería utilizar este dispostivo.

Por eso, en mis primeros rodeos con el Ipad mis amigos de las redes sociales compartieron conmigo sus aplicaciones favoritas. Varias relacionadas con la lectura. Entonces, para ebooks o libros electrónicos es necesario adquirir alguna aplicación.

La aplicación que más me recomendaron para la lectura de libros electrónicos fue “ibooks”, la más conocida y comentada en distintas páginas o blogs.

Es gratuita. Tiene la opción de organizar los títulos en Colecciones, y esta en dos categorías: Libros y Pdf. Además, brinda la opción de personalizar las colecciones. Las formas de visualizar las colecciones es a través de estantería donde se muestran las cubiertas de los libros, y la otra forma de visualización es un listado con el nombre y el autor organizado por género literario.

  

   

Entre las funcionalidades con esta aplicación puedo marcar con color un fragmento del texto, aumentar el tamaño de la letra de un archivo .epub, manejar la iluminación de la pantalla, cambiar el tipo de letra, marcar la página, ir directamente al índice y navegar por capítulo, un buscador en el cual puedo ir a una página o buscar palabras en particular.

Otra aplicación que utilizo pero no tiene demasiados títulos en español es el Kindle para Ipad. Pero esta aplicación no tiene tantas funcionalidades como el ibooks, como por ejemplo la opción de copiar, puesto que los ebooks comprados en la tienda de Amazon.com son con DRM, es decir que se pueden leer en ese dispositivo y no copiarse. En la apps de Kindle puedo compartir un párrafo resaltado en Facebook y Twitter, y en las demás aplicaciones que nombramos no.


En español he encontrado una aplicación con varios títulos en castellano: Baja Libros, y esto me entusiasmó mucho y he comprado varios ebooks, pero la apps no tiene tantas opciones para mejorar la lectura como ibook o Kinlde.

Para descargar libros en formato epub en forma libre les dejo este sitio: http://epubgratis.me/

 

Comentarios finales

En definitiva, las aplicaciones de lectura de libros electrónicos vistas permiten realizar las mismas operaciones que podemos hacer con un libro impreso. Aunque si compro un título en DRM no puedo copiarlo a otro dispositivo. Esta cuestión complica por ejemplo el préstamos de ejemplares en bibliotecas, que no pasa con los libros impresos. Cada copia digital con derechos es única. De todas maneras, se pueden encontrar libros libres de derechos para bajar y algunos subidos en formato epub. Las bibliotecas deberían asociaerse con las editoriales para buscar un sistema de descarga de títulos recientes en un formato que pueda respetar la circulación del material digital sin hacer perder los derechos de las editoriales.

Todavía el Ipad es un dispositivo con un precio alto en América Latina, o sea que no es popular ni masivo. Igual no está mal conocer las aplicaciones que podemos encontrar relacionadas con la lectura para poder asesorar a quien lo solicite. Los bibliotecarios no podemos quedar al margen de estas tecnologías como profesionales de la información en estos tiempos de explosión tecnológica, sino seguiremos siendo rehénes de un pasado que vanagloriaba al libro impreso.

The following two tabs change content below.
Máster en Redes Sociales y Aprendizaje Digital (UNED), Especialista en Educación y Nuevas Tecnologías (FLACSO), Bibliotecólogo (Instituto Mignone), Bibliotecario de Instituciones educativas (Instituto Ciudad de Mercedes), licenciado en Ciencias de la Comunicación (UBA). Trabaja como bibliotecario en la Biblioteca Central de la Universidad Nacional de Luján. Docente en la carrera de Tecnicatura Superior de Bibliotecología en el Instituto Mignone de Luján. Formador de formadores bibliotecarios latinoamericanos en el programa "Taller de Bibliotecas en el mundo digital" de la subdirección de Bibliotecas del Ministerio de Cultura de España e IFLA/LAC.

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

%d personas les gusta esto: