Leer en Braille con ayuda de las bibliotecas

La alfabetización informacional por lo regular va enfocada a grupos de usuarios en un plano general; pero que pasa si comenzamos a tomar en cuenta las características particulares de grupos con necesidades diferentes como débiles visuales e invidentes. Si todo ello se aplicara apropiadamente se podría dar acceso a textos  inimaginables y ponerlos al alcance de todo usuario que lo así lo desee.

Apoyando la idea de Gabriel Soto “La escasa disponibilidad de material  de estudio en braille, audio, soporte electrónico o caracteres ampliados es una de las mayores dificultades con las que se encuentran los estudiantes con discapacidad visual insertos en el sistema educativo” agregando que no solo para estudiantes, sino para los usuarios en general, ya que muchas veces se enfrentan a la situación de aprender por sí mismos y además alejados de la tecnología.

Imagen tomada de: flickr.com

Es por ello que algunas bibliotecas en México se han  encargado de apoyar a este sector de la población adaptando sus servicios y colecciones a sus necesidades.

 

Pero ¿Cómo pueden leer, si su vista no es apta?

Existe un sistema llamado Braille, se compone por una serie de puntos en relieve que organizados y colocados en distintas posiciones representan 63 letras, números y símbolos individuales.

¿Y usando herramientas tecnológicas, cómo pueden leer?

En los 80’ se creó un software para computadora que incluye reconocimiento de voz, teclados especiales y escáneres ópticos, este software braille es capaz de traducir documentos comunes al sistema braille listos para imprimir.

“El Sistema Braille se escribe de derecha a izquierda si se realiza con pizarra y punzón y de izquierda a derecha si se escribe a máquina.” (Loza Peñaloza, Oscar Patricio)

 

Bibliotecas que cuentan con este servicio y/o colecciones:

  • Biblioteca Jorge Luis Borges para invidentes

  • Biblioteca México

  • Biblioteca Vasconcelos

    Imagen tomada de: flickr.com

    “El acceso a la comunicación en su sentido más amplio es el acceso al conocimiento y eso es de importancia vital para nosotros si no queremos continuar siendo despreciados o protegidos por personas videntes compasivas. No necesitamos piedad ni que nos recuerden que somos vulnerables. Tenemos que ser tratados como iguales y la comunicación es el medio por el que podemos conseguirlo”. (Louis Braille)

Fuentes consultadas y/o recomendadas:

Latorre M. (2016).Biblioteca para ciegos.El observador. Consultado el 15 de octubre de 2018. Disponible en: https://www.elobservador.com.uy/nota/biblioteca-para-ciegos-201687500

Loza Peñaloza, O. (2006). Sistema electrónico braille para la ayuda en el aprendizaje de personas no videntes.Universitas, Revista de Ciencias Sociales y Humanas, (7), 209-225.