2021 Año Internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible. Una celebración para las Bibliotecas

La Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución A/RES74/198 decidió declarar el año 2021: “Año Internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible”.

La “Economía Creativa”, conocida también como “Economía Naranja”, se define según J.M. Benavente y M. Grazzi (2018) como “el grupo de actividades a través de las cuales las ideas se transforman en bienes y servicios culturales y creativos, cuyo valor está o podría estar protegido por derechos de propiedad intelectual. Incluye tres principales grupos de actividades: las actividades tradicionales y artísticas, la industria creativa y las actividades que brindan apoyo creativo a las industrias tradicionales”.
Estas actividades se “encuentran en la intersección entre las actividades que generan valor económico y aquellas que crean valor cultural. Dicho de forma más precisa, se refiere a las actividades que, además de generar un valor de cambio y de uso, crean también un valor cultural o expresivo” (O. J. de Groot, M. Dini, N. Gligo, L. Peralta y S. Rovira, 2020).

En la actual situación de crisis e incertidumbre mundial que vivimos derivada de los impactos que la pandemia por COVID19 nos ha dejado, y en donde el sector de la cultura ha sido fuertemente afectado (ver La cultura en crisis: Guía de políticas para un sector creativo resiliente), la relevancia de celebrar el 2021 como Año Internacional de la Economía Creativa (entre otras tres celebraciones más), resulta ser un apoyo y un reconocimiento a la “necesidad de optimizar los beneficios económicos, sociales y culturales derivados de la economía creativa mediante la creación de un entorno propicio para la promoción de la economía creativa” (ONU, 2019).
Aunado al reconocimiento de los beneficios que la economía creativa puede llegar a generar, la celebración como Año Internacional también reconoce los impactos que la economía creativa puede tener en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en la implementación de la Agenda 2030.

En el contexto de la economía creativa, las bibliotecas son reconocidas como actor y como parte de los siete dominios culturales que la UNESCO reconoce en su “Marco de Estadísticas Culturales”.

Así pues, las Bibliotecas son reconocidas por sus funciones y acciones de preservación, difusión, así como de consumo/participación en el ecosistema de las industrias en ámbitos culturales fundamentales (UNESCO, 2013).

Al respecto, Papcunová, Urbaníková, and Dvořák (2017), categorizan e identifican a las bibliotecas como “representantes de la cultura, las cuales “brindan servicios insustituibles en la provisión de necesidades de aprendizaje y culturales, no solo a las personas, sino también a la sociedad en su conjunto, por lo que su desarrollo integral es un interés público importante”.

Además del reconocimiento de “representantes culturales”, las bibliotecas tienen también un “nexo con la creatividad”, el cual es universalmente reconocido como un valor central de las bibliotecas (Sant-Geronikolou, Martínez-Ávila, & Koulouris, 2019).

Así pues, sirva tener esta celebración presente y a consideración en el desarrollo de nuestros planes y programas bibliotecarios para el 2021. Busquemos revalorar, posicionar y promover a las bibliotecas como actores vitales y relevantes en el ecosistema de la economía creativa, además de resultar prioritario y necesario en el actual contexto de la pandemia por COVID19.
Por último, tengamos presente que esta celebración pude vincularse con acciones, estrategias y agendas en las cuales las bibliotecas ya participan (ODS-Agenda 2030 y Estrategia IFLA 2019-2024).

Bibliografía.

J.M. Benavente y M. Grazzi (2018) “Impulsando la economía naranja en América Latina y el Caribe”. Washington, D.C.: UNESCO

O. J. de Groot, M. Dini, N. Gligo, L. Peralta y S. Rovira (2020) “Economía creativa en la revolución digital: la acción para fortalecer la cadena regional de animación digital en países mesoamericanos”, Documentos de Proyectos (LC/TS.2020/29), Santiago, Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)

Papcunová, Viera & Urbaníková, Marta & Dvořák, Marek. (2017). “Public libraries as part of the creative economy”. 6thCentral European Conference in Regional Science –CERS, 2017

Sant-Geronikolou, Stavroula & Martínez-Ávila, Daniel & Koulouris, Alexandros. (2019). “Academic libraries on the Creative Industries track: The perception of Spanish and Brazilian professionals. Education for Information”.

UNESCO (2013) “Informe sobre la economía creativa 2013. Edición Especial. Ampliar los causes de desarrollo local”. París.: UNESCO

Visitas:128

Deja un comentario