miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

Zines para adolescentes y bibliotecas escolares

downloadLos fanzines, también conocidos como zines /zin/ o /zeen/ se refiere a una publicación autogestionada por una o más personas.  Comúnmente están enfocadas a temas de la cultura popular, aunque en la década de los 1990 se utilizó como un medio de comunicación de carácter político entre grupos de ideologías minoritarias; siendo la tercera ola feminista una de las que más utilizó este mecanismo de publicación.  Su estética, como había mencionado en una entrada anterior es rústica.  El formato más popular para producir un zine es haciendo uso de un folio de 8 x 11 pulgadas, el cual se dobla por la mitad (Brier, 2013).

Un zine se diferencia de una folleto informativo no sólo por su contenido, sino por su enfoque.  El zine se limita a reflejar los intereses o preocupaciones de su autores o creadores y tiende a evitar las restricciones de estética y orden de la cultura principal (mainstreaam). (Freedman, s.f.).  En años recientes varias bibliotecas en los Estados Unidos – como Barbard – y librerías en Puerto Rico han acogido a sus colecciones o anaqueles este tipo de su publicación.  Incluso, algunas han creado talleres para la creación de estos.  Alguno de los talleres desarrollados han sido bajo los programas y servicios de adolescentes.

El auge de los zines en las bibliotecas en años recientes ha sido uno que muestra seguir en crecimiento.  Esto se debe a que muchos bibliotecas reconocen que este tipo de publicación le brinda una voz única a sus usuarios.  A pesar que los zines se caracterizan por tener una voz efímera, se cree que estos pueden ser de provecho para dar a conocer cuáles han sido las preocupaciones de la comunidad a la cual la biblioteca le sirve.  Desde el punto de vista histórico, un zine puede dar luz sobre cómo las comunidades se han sentido o la misma comunidad puede expresar su sentir sobre eventos actuales (Stoddart & Kiser, 2013; Freedman & Gisonny, 2006).  Esta apreciación ha llevado a que también se tomen medidas sobre la preservación y conservación de estos recursos para el aprovechamiento de toda la comunidad.

En las bibliotecas escolares y juveniles, los zines pueden fungir como proyectos educativos y de metacognición.  Johnson (2016) en su artículo de School Library Journal presenta la integración de los zines como una oportunidad para colaborar con maestros y romper con la heteronormatividad del aula escolar.  La creación de estos recursos no sólo se debe limitar a su mera creación.  Parte de cómo hacer la voz de los alumnos o adolescentes ser escuchadas es albergar estos materiales para que sirvan como recursos de referencia para otros estudiantes o maestros.  En el caso de los estudiantes, la creación de zines puede ayudar a otros estudiantes a crear vínculos de solidaridad sobre temas personales o experiencias.  Para el maestro, la incorporación de este proyecto le brinda una forma sobre cómo conocer si el estudiante ha aplicado las lecciones impartidas, permitir un espacio de expresión sin la limitación de estructuras rígidas y conocer al estudiante.

Más allá de los beneficios discutidos sobre cómo puede beneficiar un programa de creación de zines a la biblioteca escolar, también se encuentra la posibilidad de incorporar publicaciones de otros autores.  En el caso de Puerto Rico, Tintero un Festival de Comics y Arte Independiente, ha promovido el reconocimiento de los zines como expresiones artísticas.  Entre los artistas de zines más destacados se encuentran Pedro “El Castor” Lugo Vázquez y el dúo artístico Soda Pop, compuesto de Rosa Colón y Carla Rodríguez.  La apuesta de los autores y artistas locales en cuanto a la producción de zines se enfoca en temas de solidaridad hacia la comunidad LGBTTQ, la diáspora y experiencias en la escena de música local punk.  El incorporar este tipo de publicación local y la adquisición de material creado a nivel internacional le brinda a los estudiantes la oportunidad de observar como se ha ejecutado el medio y cómo este sirve como instrumento de intercambio de información.  Junto al intercambio, también existen foros sobre como seleccionar temas, mejores prácticas, materiales o promoción sobre ejemplares para adquirir en diversos portales.

Para los adolescentes, el uso de los zines ha servido como un instrumento para documentar su crecimiento.  En su artículo, Finders (1996) señala como de una estudiante utilizó un zine en su clase de arte para documentar su desarrollo de la adolescencia hacia la adultez.  Este tema ha sido uno que se ha desarrollado a plenitud en los zines particularmente en los 1990s con la tercera ola feminista en los Estados Unidos.  No obstante, este no ha sido el único tema.  Jenna Freedman (2008) publicó un listado de zines creados para adolescentes.

Paralelo a la creación de listas de zines existe también bibliografías anotadas sobre cómo se ha incorporado los zines en bibliotecas.  Annie Knight (2004) creó una bibliografía en la que detalla cómo se ha implementado diversos proyectos en bibliotecas, infoshops y librerías.  También detalla quienes son los encargados la creación de los mismos.

Algunas formas sobre cómo distribuir los zines creados por los estudiantes en bibliotecas escolares es proveer una lista de librerías y distribuidores a quienes pueden compartir sus trabajos.  La biblioteca también pueden crear áreas donde se pueden albergar este tipo de material y reproducirlo.  Johnson (2016) hace una lista de sugerencias sobre cómo ejecutar la integración de zines en la biblioteca escolar y en bibliotecas que tienen servicios para adolescentes:

  • “Classes comes to the library, and each student is given a page (half of a sheet of copy paper, letter size), markers, pens, scissors, magazines, and glue. Students work on their individual pages based on the predetermined theme.
  • Once the page is complete, students can help glue or tape the pages to copy paper to make master copies. Each master copy has four pages, two on each side.
  • If desired, add the teacher’s name or class to the zine. (We like to add my school email just in case anyone has questions about our program.
  • Covers are added. Students may volunteer to make a cover, but we’ve had to make a few as well. Making the covers can be fun, because the students are anxious to see how the class zine will look.
  • The master copies are sent through the copier. Usually one or two color copies are made for our library, but black and white copies are made for distribution. This process can be lengthy, depending on the number of pages and the efficiency of your copier.
  • A long arm stapler makes the assembly process much faster. Many copy machines can be set to make booklets, but we prefer doing it by hand. Students can help or simply watch the zines come together.
  • Once zines are stapled, we fold them and stick them between books to help flatten them” (párr. 6).

Los zines son una oportunidad para los estudiantes y los adolescentes apropiarse del conocimiento que han obtenido en las escuelas. Junto a este conocimiento también está la oportunidad de plasmar y compartir el las experiencias vividas en sus comunidades.  Lo único que necesitan es el espacio para desarrollarlo.  Es por ello que la biblioteca escolar es el espacio idóneo para poner este tipo de proyecto en pie.

Referencias

Abrahams, I. (2014, 27 de mayo). Tweens and zines: A sucessful program I was super nervous about [Web log post]. Recuperado de [link]

Brier, D.G. (2013) MetaZine: The History and a How-to of Zines. Recuperado de [link]

Gisonny, K., Freedman, J. (2006). Zines in libraries: How, what and why? Collection Building, 25(1), 26-30. doi http://dx.doi.org/10.1108/01604950610641610

Finders, M.J. (1996). Queens and teen zines: Early adolescent females Reading their way toward adulthood. Anthopoligy & Education Quarterly, 27(1), 71-89. Recuperado de [link]

Freedman, J. (n.d.) Definition. Barnard Zine Library. Recuperado de [link]

Freedman, J. (2008, 14 de febrero). Zines for teens [Web log post]. Recuperado de [link]

Johnson, M.S. (2016, 8 de agosto). Middle school YA zine project makes kids bosses. School Library Journal. Recuperado de[link]

Knight, A. (2004). Scratching the surface: Zines in libraries. Recuperado de [link]

Méndez Irizarry, A.S. (2014). Zines: Literatura alterna en las bibliotecas [Web log post]. Recuperado de [link]

Pacheco, A. (2011). Teenage zinesters! In We Make Zines. Recuperado de [link]

Stoddart, R.A., Kiser, T. (2013). Zines and the library. LRTS, 48(3), 191-198. Recuperado de [links]

The fanzine archives: A Library for the Preservation & Circulation of Fan-created Material. En Fanlore. (s.f.). Recuperado de [link]

The following two tabs change content below.

Alejandra Sofía Méndez Irizarry

Soy una bibliotecaria puertorriqueña. Me desempeño como bibliotecaria de assessment e instructora de competencias de información en el entorno universitario. Poseo un grado de maestría en ciencias bibliotecarias y de la información de la Universidad de Puerto Rico (UPR). Además de mis labor como bibliotecaria, soy estudiante doctoral en el Programa de tecnologías del aprendizaje de la UPR.
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: