miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

Particularidades de los recursos de información electrónicos en las bibliotecas

Los recursos de información electrónicos tienen su origen, como muchas otros sistemas computacionales, en los desarrollos informáticos que surgieron en los años sesenta. La mayoría de estos recursos fueron pensados explícitamente para facilitar el almacenamiento y la recuperación de información. El principal motivo por el cual surgieron fue para optimizar su disponibilidad, pero no sólo por parte de los profesionales de la información, sino también pensando en las necesidades de las demás personas.

Cada desarrollo tecnológico de los recursos electrónicos de las bibliotecas durante el siglo XX pretendía hacer que el acceso a los recursos fuera más directo, conveniente y oportuno para el usuario. (Hawthorne, 2008, p. 1)

¿Qué es un recurso de información electrónico?

Un recurso de información electrónico, o registro de información electrónico, como también se les conoce, son materiales bibliográficos disponibles a través de un sistema informático, computadora o internet:

Esto puede incluir libros y revistas electrónicas, bases de datos bibliográficas, sitios web y repositorios institucionales. (Levine-Clark & Carter, 2013, p. 97)

Los recursos electrónicos incluyen información que fue creada en formato electrónico, es decir, que nació siendo ya un registro electrónico, sin embargo, también en esta categoría se consideran los documentos impresos que fueron digitalizados por algún medio (Spindler, 2003).

Características

Algunas de las características más sobresalientes de los recursos electrónicos son

  • Facilidad de edición
  • Capacidad de enlace con otros documentos
  • Posibilidad de difusión
  • Son dinámicos en su consulta
  • Tienen contenido no lineal
  • Almacenamiento en medios físicos o digitales

Evolución e impacto

El crecimiento de internet ha facilitado la evolución de los recursos de información a lo largo de los años, lo que ha permitido, como lo señala Hartley (2003):

  • Que la información ya no solo se limite a texto, sino también contenga, en un mismo documento, audio y video.
  • Que cualquier persona pueda crear y ofrecer información a través de internet.
  • Que la información pueda recuperarse con mayor facilidad, independientemente si está en formato impreso o digital.
  • Que los navegadores para la búsqueda de información evolucionen cada vez más a sistemas más avanzados de recuperación de información.

Por otra parte, además de la evolución de los recursos electrónicos, éstos han tenido un gran impacto en las bibliotecas, por ejemplo Liu (2004) menciona los siguientes puntos:

  • Densidad: a raíz de la llegada de la imprenta y posteriormente con la introducción de las tecnologías digitales, la cantidad de información se incrementó considerablemente, lo que ocasionó fuertes preocupaciones y acciones para hacer esa gran cantidad de información disponible a las personas mediante algún dispositivo electrónico.
  • Longevidad: hay una paradoja, se podría pensar que conforme avanzan los años y las innovaciones tecnológicas, la preservación de la información también debería ir a la par, lo cierto es que no es así, hoy en día la capacidad de almacenamiento es mucho mayor que en siglos pasados, sin embargo, su longevidad disminuye mucho más rápidamente.
  • Unicidad: con el avance de electro-mecánico de reproducir a gran escala obras con una calidad óptima en su duplicidad, hoy en día es muy difícil diferenciar entre los documentos digitales, cuál es el original y cuál es la copia, esa singularidad física de los documentos disminuye con el avance tecnológico.
  • Duplicidad: como se mencionó el punto anterior, la tecnología ha permitido mejorar la duplicidad de la información, ya sea a un bajo costo, con más facilidad o mayor rapidez, actualmente duplicar un documento digital se puede hacer en segundos. Lo que contribuye a difundir más rápidamente el conocimiento entre la población.
  • Movilidad y fluidez: los documentos digitales, a diferencia de sus contrapartes impresas, tienen mayor capacidad de portabilidad y mutabilidad, en otras palabras, pueden ser fácilmente cambiados a gran escala.
  • Conectividad: esta es una de las principales características, con la llegada del hipertexto, la interconexión entre documentos puede llegar a ser ilimitada y de acceso inmediato. Lo que se mencionó en el punto anterior de que los documentos electrónicos son cada vez más cambiantes, tiene mucho que ver precisamente con su conectividad o vinculación con otros documentos.
  • Integración: cada avance tecnológico en materia de información y comunicación tiende a la convergencia entre datos, texto, imagen, voz y video, con la información electrónica, existe también esta tendencia de integrar todo en beneficio del usuario.

Evaluación

Los recursos electrónicos presentan una serie características que no son iguales a los materiales tradicionales de la biblioteca. Algunas de ellas van desde su soporte hasta la manera de evaluarlos para su adquisición como parte de los recursos de información disponibles a los usuarios. Por ejemplo, existe toda una gama de situaciones complejas como el licenciamiento, las formas de acceso, visualización y descarga de contenidos, los precios, los derechos de autor, y la tecnología cambiante.

Muchos autores señalan diversas características que debemos consierar para la evaluación de recursos electrónicos. Metz (2000) y Codina (2000) concuerdan en los siguientes elementos, considerados como fundamentales, que nos pueden ayudar en su evaluación:

  • Contenido
  • Autoría
  • Actualidad
  • Costo
  • Diseño y representación de la información
  • Licenciamiento

Asimismo, existen otros tantos más elementos en que los mismos autores difieren, pero que son muy útiles dependiendo de los intereses de cada unidad de información, entre los que podemos mencionar:

  • Ergonomía
  • Reputación del autor
  • Indización
  • Factor de impacto
  • Facilidad de acceso
  • Soporte técnico
  • Licenciamiento
  • Funcionalidad
  • Precisión
  • Tendencia
  • Cobertura
  • Propósito

Referencias

Codina, L. (2000). Evaluación de recursos digitales en línea: conceptos, indicadores y métodos. Revista española de Documentación Científica, 23(1), 9–44. doi:10.3989/redc.2000.v23.i1.315

Hartley, R. J. (2003). Electronic information resources. En J. Feather & R. P. Sturges (Eds.), International encyclopedia of information and library science (pp. 172–174). London; New York: Routledge.

Hawthorne, D. (2008). History of Electronic Resources. En H. Yu & S. Breivold (Eds.), Electronic resource management in libraries: research and practice (pp. 1–15). Hershey, PA: Information Science Reference.

Levine-Clark, M., & Carter, T. M. (Eds.). (2013). Electronic resource. En ALA glossary of library and information science (4a ed., p. 97). Chicago, IL: ALA Editions.

Metz, P. (2000). Principles of selection for electronic resources. Library Trends, 48(4), 711.

Spindler, R. P. (2003). Electronic Records Preservation. En M. A. Drake (Ed.), Encyclopedia of Library and Information Sciences, Third Edition (2a ed., Vol. 4, pp. 1682–1688). New York: Marcel Dekker.

Ziming Liu. (2004). The evolution of documents and its impacts. Journal of Documentation, 60(3), 279–288. doi:10.1108/00220410410534185

The following two tabs change content below.

Samuel Castro Ponce

Documentalista at Universidad Autónoma Metropolitana (México)
Bibliotecario por la UNAM. He trabajado para el sector público y privado, principalmente en instituciones universitarias. Mis intereses son diversos, pero me oriento más a la búsqueda y recuperación de información, el desarrollo de colecciones y por el impulso de una bibliotecología social.
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: