SOS Bibliotecas en Venezuela

      No hay comentarios en SOS Bibliotecas en Venezuela

Para los años 70 Venezuela era un referente latinoamericano en materia de Bibliotecas y todo fue gracias a la planificación de Virginia Betancourt Valverde y su equipo de trabajo quien a su vez contó con el apoyo directo del gobierno nacional. Esto lo podemos leer con detalle en su libro titulado  Sistema Nacional de Bibliotecas e Información de Venezuela (SISNABI) 1974-1998. Y como lo dice la propia Betancourt “Se trata de un informe de gestión sobre el desarrollo progresivo e interinstitucional de un Sistema Nacional de Bibliotecas e Información, durante cinco períodos presidenciales sucesivos, destinado a dar cumplimiento a la prioridades de la Nación en formación de ciudadanos» (Betancourt Valverde, 2020).

Todo este increíble proyecto se paralizó movido por los cambios que surgieron en Venezuela en todos los aspectos a finales de la década de los 90. Las bibliotecas y los profesionales de la información no escaparon a esta realidad, uno de los primeros indicios fue la politización de nuestras instituciones y por ende la Biblioteca Nacional fue parte de este proceso. Sus profesionales comenzaron a sentir los rigores de tener direcciones inexpertas, así como ver mermados sus beneficios laborales, dificultándose también el poder ejercer su trabajo con estructuras, equipos y materiales cada día más deteriorados y que siguen en una espiral descendente.

A esto se une el deterioro de la economía del país producto de la Inflación lo que ha llevado a una merma considerable del poder adquisitivo del Venezolano lo que se traduce en sueldos que no son nada atractivos para quien trabaja el área de bibliotecas lo que los lleva a desertar migrando del país o dedicándose a actividades más lucrativas tal y como dice el artículo publicado en el diario El Nacional “Soledad y abandono: una visita a la Biblioteca Nacional”, un personal de biblioteca devenga un salario mínimo equivalente a 2.5 $ mensuales o 5$ si es profesional, algo irrisorio en un país donde una canasta básica ronda los 350$ mensuales.

Unida a esta realidad se suma el hecho que el gremio de Bibliotecólogos y archivólogos está más desunido que nunca y sus colegios profesionales están atomizados, las asociaciones profesionales son inexistentes tanto físicamente como en voz y voto. Para el año 2019 Venezuela tenía 10 años que no asistía a una reunión de la IFLA y esta situación sigue así hasta la fecha.

La participación de profesionales en el ámbito de redes sociales, blogs, páginas web, webinars y cuanta plataforma comunicacional existe es gracias a que siguen en pie de lucha con su trabajo de forma individual o han emigrado y narran o comparten sus experiencias laborales en instituciones internacionales.

A la realidad antes descrita no se escapa ninguna biblioteca del país ni pública ni privada, porque a pesar de que las bibliotecas de instituciones privadas hacen grandes esfuerzos para mantener su infraestructura se pueden desglosar varios elementos que también son dignos de análisis:

1) El profesional de la información es subvalorado por profesores y directivos de instituciones y empresas del sector privado al desconocer sus conocimientos y formación académica.

2) El personal de Biblioteca especializado no devenga un sueldo ajustado a su nivel de preparación y especialización, y difícilmente llegará a los 100$ mensuales de salario en una Biblioteca privada.

3) La ausencia profesional en bibliotecas privadas pretende ser compensada con personal no profesional o becas universitarios que resultan más económicos pero inexpertos.

4) No hay inversión significativa en bases de datos especializadas para el estudio y la investigación lo que afecta sustancialmente la calidad de las investigaciones y los contenidos impartidos en cátedras.

5) No hay inversión en colecciones de libros actualizados, y a cambio se cubren las deficiencias con donaciones no siendo en muchos casos las más adecuadas por aspectos como su antigüedad, estado de conservación del material donado, pertinencia de los temas, entre otros.

6) Las páginas web están muy distantes de ofrecer una información de calidad y la que tienen está muy escueta y desactualizada.

Este artículo es una voz ante la indiferencia de muchos y el desconocimiento de otros. A nivel internacional mientras en un país como Noruega sus bibliotecas ganan premios internacionales las nuestras sufren el deterioro, el abandono y hasta la quema de sus instalaciones como sucedió en el 2020 con la Biblioteca de la Universidad de Oriente, Estado Sucre, Venezuela.

Hasta que no se retome la idea inicial del proyecto de Virginia Betancourt de las Bibliotecas como garantes de la formación del ciudadano y estas cuenten con presupuestos adecuados tanto para la renovación de su planta física, como para el pago adecuado de personal profesional y este continúe su formación, seguirá acentuándose la problemática actual.

No hay soluciones mágicas al problema solo con el esfuerzo mancomunado de instituciones, profesionales y usuarios se podría redefinir el destino de nuestras Bibliotecas que tienen un pasado que fue admirado y podrían tener un futuro muy prometedor.

Referencias

Betancourt Valverde, V. (2020). Sistema Nacional de Bibliotecas e Información de Venezuela (SISNABI) 1974-1998. (abediciones, Ed.). Caracas.

IFLA. (2021). Nombrada la campeona mundial de las bibliotecas públicas nuevas. Recuperado de https://www.ifla.org/ES/node/94109

Isacc González Mendoza. (2021). Soledad y abandono: una visita a la Biblioteca Nacional. El Nacional. Recuperado de https://www.elnacional.com/entretenimiento/soledad-y-abandono-una-visita-a-la-biblioteca-nacional/

Monica Salazar. (2020). Incendio de la Biblioteca Central de la UDO acaba con 42 años de acervo académico y científico. Cronica uno. Recuperado de https://cronica.uno/incendio-de-la-biblioteca-central-de-la-udo-acaba-con-42-anos-de-acervo-academico-y-cientifico/

Mariana García.(2020). Deterioro de bibliotecas públicas de Caracas pone en riesgo el patrimonio cultural del país.Cronica uno. Recuperado de https://cronica.uno/deterioro-de-bibliotecas-publicas-de-caracas-pone-en-riesgo-el-patrimonio-cultural-del-pais/

 

Visitas:1976

Deja un comentario