10 comentarios en “La vista desde la otra orilla… primeros vistazos a registros en RDA

  1. Letty Vásconez T.

    RDA, debe involucrar a todos los actores, porque cda uno desde su óptica podrá aportar elementos necesarios para su formación y especialmente para generar que el cambio no genere ruidos en el usuario sino más bien que éstos hagan un uso óptimo de cada recurso que posea la biblioteca

    Responder
    1. Cutzin

      ! Tienes razón Letty, los lentes del catalogador no deben ser los unicos que estén observando a RDA, gracias por comentar

      Responder
  2. Kekita de Tal

    Bueno, de entrada sí estás sugiriendo que los bibliotecarios de servicios al público deban capacitarse en RDA -aunque no sean todos- ¿y por qué? Porque te das cuenta de que nuestros cambios en la catalogación son apenas advertidos. Pero yo quiero hacer una observación ante ello: si los cambios realmente fueran cambios sustanciales no necesitaríamos ni si quiera preguntarles si los notan, simplemente los notarían de inmediato y ellos mismos exclamarían lo maravilloso que se ven ahora… ¿Y por qué no los notan? Qué hemos hecho mal, o qué no hemos aplicado…. En primer lugar y el error fundamental es que seguimos usando Software de licencia comercial que tardarán unos 5 o 7 años en agregar algunos cambios mínimos para soportar las nuevas etiquetas, las empresas desarrolladoras de software seguramente aprovecharan “los cambios” para venderte la nueva versión que soprta “3xx” al doble del precio actual y muchos no la podrán comprar así que seguirán haciendo los registros solo para ellos… Así que yo recomiendo:
    Paso # 1. Libérense de esa carga: dejen de pagar licencias y mejor páguenle a un equipo de ingenieros informáticos (no necesitan más de 5) para que desarrollen su propio suftware y que vayan actualizando el sistema “a la carta” conforme vayan surgiendo dichos cambios, hoy en día existen más de un software libre para administración de bibliotecas que son de código abierto, de tal manera que su equipo informático unicamente tendría que rediseñar en función a lo que necesitan como biblioteca.
    Paso # 2. Más, mucha más información: en estos registros de muestra yo no vi 504, 505, 520, si la obra ganó algún premio de investigación, si fue el resultado de una tesis de tal grado, etcétera y más encabezamientos de materia, muchos más… antes anotábamos solamente dos o máximo tres autoridades de materia porque necesitábamos ahorrar espacio ya que el soporte eran las fichas de cartón que limitaban el espacio ¿hoy? ¿qué nos detiene? -hay tanto espacio en la red como el que podamos pagar y no es tan costoso como para hacer un drama de ello: así que a registrar ¡hasta el índice de contenido! si tenemos el tiempo de hacerlo, o pedir a nuestros ingenieros de software que a partir del isbn vincule con Google Books y nos traiga el abstract y el índice 😉
    Bueno, esto es lo que yo recomendaría: registros super completos, y liberarnos de pagar licencias. Bienvenido el software libre o el software cadémico 🙂 ya no es 1980 😛 eso de pagar licencias se acabó! Casos reales: Universidad de La Plata, Argentina con software libre “Koha” y la Universidad Autónoma de Nuevo León, México con software académico “Códice”
    ¡saludos! y muy muy buen post 😉 nos ha puesto a reflexionar

    Responder
    1. Cutzin

      Validos tus dos puntos Erika! Comparto tu deseo de tener registros lo mas completos posibles, sin embargo muchos catalogadores sufren de tener que cumplir con cuotas de produccion, además de la posibilidad de aprovechar la mayor cantidad de datos obtenidos de modo automático. Gracias por comentar

      Responder
  3. Kekita de Tal

    …y esperen a que llegue BIBFRAME 🙂 a mi me entucisama mucho porque siento que está inspirado (consciente o inconscientemente) en la creación colavorativa, filosofía de la cual parte el desarrollo del software libre 🙂 todos le metemos mano porque todo es de todos…

    Responder
  4. Pingback: Cuestiones sobre RDA y los Sistemas Integrales de Gestión Bibliotecari

  5. Pingback: ¿Divorcio en la biblioteca? : la organización de la información y los servicios de información - Infotecarios

  6. Pingback: Bienvenida RDA… ¿y ahora qué? - Infotecarios

Deja un comentario