Lectura Fácil y museos: una asignatura pendiente

Con la reciente publicación en junio de 2018 de la Norma UNE 153101:2018 EX Lectura Fácil. Pautas y recomendaciones para la elaboración de documentos elaborada por la Asociación Española de Normalización (UNE) que establece las bases necesarias para generar materiales de lectura fácil para la educación de las personas con discapacidad es importante revisar que es lo que se ha hecho en México sobre el tema de lectura fácil y con más interés que han hecho los recintos museísticos por cubrir esta asignatura.

De acuerdo con el blog de Julián Marquina en su publicación del 12 de abril de 2019 titulado “La Norma UNE 153101:2018 EX es la primera norma técnica sobre Lectura Fácil” en el que se hace un análisis del surgimiento  de la norma y su posible impacto en el mundo de las bibliotecas y como se puede acercar la información y la lectura a todas las personas, este es el primer documento creado por una agencia de normalización que aborda los dos procesos de trabajo en la elaboración de documentos de lectura fácil: la creación y la adaptación.

¿Qué es la lectura fácil?

Son libros, documentos administrativos y legales, textos informativos, páginas web… que siguen las directrices Internacionales de la IFLA (International Federation of Library Associations and Institutions) y de Inclusion Europe en cuanto al lenguaje, el contenido y la forma. La Lectura Fácil se dirige a todas las personas, en especial a aquellas que tienen dificultades lectoras transitorias (inmigración, incorporación tardía a la lectura, escolarización deficiente…)  o permanentes (trastornos del aprendizaje, diversidad funcional, senilidad…).(1)

También se puede encontrar mayor información sobre la lectura fácil y su papel en una sociedad igualitaria en el texto de Sonia Amaya titulado “Lectura fácil: todos con iguales oportunidades” publicado en Infotecarios en 2013.

Situación en México

En el caso específico de México y tomando en cuenta las acciones que realiza y en las que puede incidir la Red de Museos para la Atención a Personas con Discapacidad, se revisó el Manual de Normas Técnicas de Accesibilidad creado por el Instituto de las Personas con Discapacidad (INDISCAPACIDAD) en 2016, pero únicamente hace referencia a adaptaciones físicas de los edificios y no toma en cuenta de ninguna manera los contenidos o mensajes compartidos en las instituciones o instalaciones.

No existe ningún otro documento en México que retome el tema de la Lectura Fácil ni instituciones que den capacitación o formación sobre el tema, es momento de iniciar la aceptación de este término y lo que implica, en el campo de la museografía y el desarrollo de contenidos en los recintos y su importancia para la inclusión de las personas con discapacidad en el ámbito cultural completo, no solo que puedan acudir de forma física a los museos sino que además cuenten con información completa y accesible para todos.

Es entonces que obtener mayor información, legislar y sobre todo iniciar la creación y adaptación de contenidos en formato de Lectura Fácil se vuelve de vital importancia en el país, no solo para los museos sino también para las bibliotecas y todos los sitios que contribuyan a crear un ambiente de inclusión para las personas con discapacidad y con habilidades lectoras transitorias. Iniciaremos este camino haciendo una revisión de las pautas internacionales existentes para hacer las adecuaciones necesarias y proponer avances en México.


Fuentes consultadas y recomendadas.

  1. 2019. Asociación Lectura Fácil.  http://www.lecturafacil.net/es/info/recursos1/
Visitas:184

Deja un comentario