miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

Voces del Sur: Venezuela

Esta entrada forma parte de Voces del Sur: repensando la Ciencia de la Información desde América Latina y el Caribeuna serie colaborativa entre Infotecarios y Hack Library School, sobre las realidades de la formación de nuevas y nuevos profesionales de la información en la región latinoamericana y caribeña. Su versión en inglés de este post está disponible aquí. En esta ocasión, el bibliotecario venezolano Renny Granda nos habla sobre sus experiences en su país.

Renny Granda, es Licenciado en Bibliotecología por la Universidad Central de Venezuela (2007), Especialista en Gerencia Pública por la Universidad Metropolitana (2012-2016), Profesor invitado en la renny grandaEscuela de Bibliotecología y Archivología de la Facultad de Humanidades y Educación en la Universidad Central de Venezuela (2015-2016). Se ha presentado como ponente, conferencista o panelista en algunos eventos nacionales e internacionales. Ha publicado varios artículos acerca del estado actual de la Biblioteca Pública en Venezuela en los sitios InfoTecarios.com y QueLeer.com.ve; y ha sido colaborador en la columna “Developing Latin America” de la revista internacional Information Development. En la actualidad, es miembro activo del grupo web colaborativo latinoamericano InfoTecarios (2013-2016), representando a Venezuela en dicho colectivo regional.

¿Cuál tendencia en Ciencia de la Información – Bibliotecología te interesa y por qué?

Me siento un apasionado de las Bibliotecas Públicas. Mi primer trabajo fue en una biblioteca pública, como pasante, era estudiante de los primeros semestres de bibliotecología y se dio la oportunidad de hacer pasantías remuneradas. Allí, aprendí a valorar a la Biblioteca Pública como una institución democrática en el que todos -sin distingo alguno- tienen acceso a la información y al desarrollo de conocimientos. Tuve la dicha de que mi primer trabajo fuera en la Biblioteca Pública “Don Luis y Misia Virginia” en el pueblo de Guatire (estado Miranda, Venezuela), antigua casa de la infancia de Rómulo Betancourt: el primer presidente democrático de Venezuela (1959-1964) y padre de la Sra. Virginia Betancourt: directora de la Biblioteca Nacional durante más de veinticinco años (1974-1999) y nuestra única Medalla IFLA (2005) venezolana. A partir de esa primera experiencia, quedé motivado a interesarme mucho más por el sector de bibliotecas públicas. Luego, siendo aún estudiante y junto a otros compañeros logré hacer un viaje a la ciudad de Medellín (Colombia) para asistir al I Congreso Internacional de Investigación en Ciencia de la Información (2006), titulado: “La Gestión del Conocimiento y la Biblioteca Pública: una posibilidad para construir ciudadanía“. Observar y conocer aquel movimiento bibliotecario antioqueño de los hermanos colombianos me movió el piso de la profesión. Definitivamente, ese viaje fue clave para expandir nuestros horizontes de conocimientos en la materia y para interesarme mucho más por la Biblioteca Pública como una institución universal, como línea de investigación, como un espacio para la construcción de ciudadanía y como una forma de generar políticas públicas para la educación, la información y la cultura.

¿Cómo te interesaste en la Ciencia de la Información – Bibliotecología?

Siendo sincero, nunca estuvo en mis planes estudiar bibliotecología. Ingresar a una universidad pública en Venezuela es un poco complejo, estudiar lo que realmente deseas cuando estás en un estrato socioeconómico medio-bajo es muy difícil. Yo quería estudiar periodismo, anhelaba ser periodista deportivo, pero la demanda que tiene la carrera de comunicación social en una universidad pública en mi país es muy alta y mis buenas notas no bastaron para conseguirlo. Luego de analizar que no sería posible ingresar a la universidad por esa vía, pude reconsiderar mi elección y busqué una carrera universitaria alternativa que no tuviera tanta demanda y que llamara mi atención: así encontré a la Escuela de Bibliotecología y Archivología en la Universidad Central de Venezuela. Incluso, siendo todavía estudiante de bibliotecología intenté cambiarme a la escuela de comunicación social pero no lo logré. Superar los primeros semestres, el aburrido ciclo básico del pensum, algunas clases que poco motivaban no fue fácil… Pero, una vez que tuve mi primera experiencia laboral en una biblioteca pública y comencé a estudiar en el ciclo especializado de la carrera, la bibliotecología como profesión tuvo más sentido para mí. Prácticamente, transcurrieron dos años desde que inicié mis estudios universitarios (2002-2004) para convencerme de que tenía la vocación para dedicarme a esto. Mucho ayudó mi interés creciente por los temas afines a la información como sistema, el impacto de los servicios de información en la sociedad y la influencia de cierta cantidad de buenos profesores que contribuyeron con su conocimiento e ímpetu a que afianzáramos nuestro suelo profesional. Y desde entonces, con los pies sobre la tierra…

¿Cuáles consideras que son los más grandes retos que enfrentan la bibliotecas y archivos en América Latina y el Caribe?

Considero que si bien es cierto el sector de archivos y bibliotecas ha cobrado mayor importancia y ha crecido en mayor o menor medida en Latinoamérica, lo ha hecho de forma aislada en determinados países o regiones. Seguimos teniendo una deuda social con el crecimiento y el desarrollo desde el punto de vista de la integración regional, por ejemplo, con los principios que manifiesta laDeclaración de Caracas para la Biblioteca Pública como factor de desarrollo e instrumento de cambio social en América Latina y el Caribe (1982). Países como Colombia, Chile, Argentina, Costa Rica, Brasil, México, han logrado interpretar de algún modo y poner en práctica el espíritu de esa declaración latinoamericana y los postulados del Manifiesto UNESCO sobre la Biblioteca Pública (1994); sin embargo, la inmensa mayoría de las naciones de la región no ha podido darle un lugar digno a las bibliotecas públicas, lo que se traduce en innumerables problemas a razón de dos causas fundamentales: la ausencia de bases sólidas para garantizar su financiamiento y la falta de un marco legal óptimo para generar políticas públicas específicas para la información, la educación y la cultura desde nuestras redes de bibliotecas. Pienso, que los mayores retos tienen que ver con las acciones que nosotros los bibliotecarios debemos y podemos emprender para hacer frente a esos problemas que incrementan las brechas sociales y que afectan de forma notable, y sin duda alguna, a nuestras sociedades y a nuestros ciudadanos. En la actualidad, la IFLA ha propuesto un conjunto de herramientas para apoyar la defensa inmediata del acceso a la información y la inclusión de las bibliotecas en los planes nacionales de desarrollo, con base en la Declaración de Lyon sobre el acceso a la información y el desarrollo (2014) y en los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. Esas líneas estratégicas representan alternativas viables de acción a ser tomadas en cuenta, no solo por los responsables o directores de bibliotecas sino por todos los bibliotecarios empíricos y profesionales. Un gran amigo y colega colombiano, Luis Bernardo Yepes Osorio, dice que los gobiernos apreciarían a las bibliotecas y serían realmente importantes para su gestión pública y para las comunidades, si quienes están al frente de las que existen así lo hacen entender y lo demuestran con acciones. Y que más allá de la voluntad política, el papel del bibliotecario siempre será hacerlas importantes y demostrar para qué -las bibliotecas- son útiles a la sociedad. He allí nuestros mayores retos…

¿Dónde trabajas? Describe un día típico.

Me imagino que todos pensarán que me dedico y presto mis servicios a una Biblioteca Pública, pero en realidad… Trabajo en laBiblioteca Central del Tribunal Supremo de Justicia de mi país, una biblioteca especializada en temas jurídicos que ofrece sus servicios a los empleados de la institución y a usuarios externos de toda índole, que van desde abogados, estudiantes de derecho, profesores, investigadores, hasta la comunidad en general. Pudiera decirse que es una biblioteca pública especializada en ciencias jurídicas, que atiende al público de lunes a viernes de 8:30am. a 3:30pm. Un día típico para mí comienza muy temprano, a las 5:00am aproximadamente, pues vivo en Guatire (Miranda) una ciudad satélite que está a unos 45 kilómetros de Caracas, pero a 2 horas o más de “distancia” de mi lugar de trabajo por el tráfico vehicular que abarrota cada mañana la ciudad capital. Al llegar, ocupo mi puesto de trabajo de “Asistente de Biblioteca” (2008-2016), un cargo de libre nombramiento y remoción como el de todos en el edificio, para iniciar la jornada: allí, soy el responsable de gestionar la unidad de procesos técnicos. Como encargado del área técnica lidero los procesos de clasificación (LC), catalogación, indización, normalización, procesamiento y preparación de los materiales bibliográficos o de las publicaciones que adquiere la biblioteca por diversas vías, ya sea por donación, compra, canje o intercambio. Manejo a diario el ingreso de registros a la base de datos del sistema de gestión documental Alejandría, que pone a disposición del público a través del Catálogo en Línea toda la información referida a la descripción bibliográfica de nuestras colecciones. En muchas ocasiones, también presto mi apoyo a la unidad de atención a usuarios en la que atendemos múltiples requerimientos y brindamos soluciones efectivas a diversas necesidades de información del ámbito jurídico. Al mismo tiempo, ofrecemos visitas guidas a grupos de personas que visitan por primera vez las instalaciones de la institución. Podría decirse que cada día formamos parte de un equipo que tiene la responsabilidad de preservar la memoria histórico-normativa de la máxima instancia del poder judicial en Venezuela, en otras palabras, somos parte de lo que para muchos es la biblioteca jurídica más importante del país.

The following two tabs change content below.
InfoTecarios es un espacio web colaborativo cuyo objetivo principal es crear y brindar contenidos a través de la difusión de noticias, ideas y opiniones para todos aquellos interesados en las temáticas relacionadas con la Información y la Documentación, particularmente centrado en cuestiones relacionadas, ideadas y desarrolladas en el ámbito latinoamericano. InfoTecarios es un proyecto concebido a partir de la filosofía del “crowdsourcing” que apunta a aprovechar la colaboración y la inteligencia colectiva. De esta forma cada uno de los participantes del proyecto aportará su visión personal sobre diferentes contenidos relacionados con los campos de la Bibliotecología, Documentación y temas afines.

Latest posts by InfoTecarios (see all)

Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: