Visibilidad: ¿qué, cómo y por qué?

Continuando con el tema del post anterior en el que les contaba sobre el rol que cumple el Centro de Documentación e Información en la edición, publicación y difusión de las revistas académicas del Instituto de Investigaciones Gino Germani (Fsoc, UBA), en esta oportunidad quiero profundizar sobre la visibilidad haciendo foco en las revistas. Por eso me pregunto: ¿Qué es la visibilidad? ¿Cómo se logra? y fundamentalmente: ¿por qué es tan importante para una revista?

“La ciencia que no se ve no existe” (RedALYC)

Según el Diccionario de la RAE visibilidad puede definirse como “cualidad de visible” y visible como “que se puede ver”.

Una acepción más epecífica es la que se relaciona con la visibilidad de la producción científica de los investigadores en revistas incluidas e indizadas en repertorios bibliográficos, de acceso abierto o comerciales, o en todas aquellas bases de datos que incluyen información científica y que permiten difundir el contenido de las revistas.

En este post utilizaré el término con este significado, pero también de una forma más amplia, refiriendome a la visibilidad de una revista académica y a las estrategias que se pueden implementar para lograrla.

¿Por qué si no se ve no existe?

La difusión del conocimiento científico sucede cuando la producción intelectual llega al usuario; es decir, va más allá del trabajo de investigación, requiere hacer visible los resultados, ponerlos a la vista del usuario para facilitar su consulta y uso. Sin visibilidad, no hay uso y sin uso se pierde el objetivo fundamental de la investigación que es conocer algo nuevo y compartirlo con los demás.

“El uso del conocimiento no debe tomarse solo como enriquecedor de la ciencia, sino como motor de desarrollo y como instrumento crítico en el proceso de construcción de la sociedad” F. Chaparro

¿Cómo? Estrategias para mejorar la visibilidad de las revistas

Una vez que el resultado de una investigación se plasma en algún medio formal es necesario difundirlo para que logre mayor visibilidad. En este sentido, y pensando específicamente en las revistas como el canal principal de difusión de la ciencia, se puede:

Crear redes de contactos
Para conseguir autores que publiquen en la revista, revisores para los artículos e investigadores que la difundan. Estas redes se pueden construir en primer lugar en base a los contactos personales del editor de la revista, equipo editorial, comité editorial, etc. y puede ampliarse usando las redes de la propia institución.

Tener presencia en las redes sociales
En ciencia e investigación, las redes sociales han estado presentes desde antes de la aparición de Internet, como por ejemplo, a través de los denominados “colegios invisibles”. Desde este punto de vista, los contactos son esenciales para promover una publicación. Hoy en día existen variedad de sitios de redes sociales: algunas generales (FacebookTwitterentre otras) algunas académicas (Academia.eduAcademiciResearchGate entre otras) que pueden ser utilizadas por los investigadores y las instituciones para compartir sus intereses y conectarse basándose en temas afines con otros miembros de la red.

Incluir la revista en índices, directorios, portales, bibliotecas digitales
Uno de los aspectos que tienen en cuenta los autores, tanto al momento de elegir la revista en la que quieren publicar como cuando buscan bibliografía, es la presencia de las mismas en índices, directorios, portales, bibliotecas digitales en las que está incluida. Para que las revistas sean aceptadas en estos sitios, la mayoría exigen el cumplimiento de criterios mínimos de calidad. Los más importantes son:

  • Antigüedad: la revista debe tener un tiempo antes de postular a los índices
  • Periodicidad: la revista debe definir, hacer pública y aparecer con la frecuencia que ha estipulado.
  • Originalidad: los trabajos que son publicados deben ser inéditos, en algunos casos esto implica que el autor declare que no existen envíos paralelos del mismo artículo a revistas distintas.
  • Contenido científico: Como mínimo entre el 40% al 75% de los contenidos debe ser resultado de investigaciones o estudios académicos.
  • ISSN: las revistas deben tener un número que identifique el título.
  • Comité editorial: las revistas deben contar con comités editoriales compuestos por expertos reconocidos en el área de la revista, y en su composición debe contar con personas externas a la institución editorial.
  • Identidad: la revista debe definir y dar a conocer su objetivo, cobertura temática y público al que está dirigida, para que esta información sirva de guía los autores al momento de postular y a las bases de datos para compararla con otras revistas del área.
  • Presentación de artículos: la revista debe requerir y publicar resúmenes y palabras claves, en su idioma de origen y en inglés; además debe indicar claramente las normas de citación y referencias bibliográficas que desean que use el autor.
  • Sistema de arbitraje: la revista debe definir y hacer público su sistema de arbitraje; debe describir en detalle el procedimiento empleado para la selección de los artículos e idealmente el trabajo de revisión debe ser hecho por expertos, también de instituciones externas a la que edita la revista.

Implementar estrategias de difusión y distribución
Se pueden delinear estrategias de posicionamiento de una revista basándose en planes de marketing; sin embargo, en el campo académico, un aspecto importante es el prestigio que pueda lograr una revista y el “boca a boca” que se dé entre pares, y esa tarea se logra sólo trabajando en la calidad de los estándares editoriales. Éstas pueden ser algunas acciones que pueden ayudar a dar a conocer la revista:

  • Publicar volantes o material informativo para distribuir en eventos o enviarlos a expertos que trabajan en el área temática de la publicación. Similar a lo anterior, se puede enviar un ejemplar de cortesía (si se edita en papel) a expertos a los que se desea presentar la revista para que escriban en el futuro; o se les puede enviar un correo especial invitándolos a visitar el sitio web (si se trata de una revista en línea).
  • Intercambio de portadas: algunas revistas establecen convenios para difundir recíprocamente los contenidos de otras publicaciones a través de la reproducción de la última tabla de contenido de las revistas que formen parte de esta alianza.
  • Permitir la posibilidad de suscribirse a la revista, ya sea por mail o habilitando canales RSS que permitan a los lectores recibir notificaciones de nuevos números y artículos apenas se publiquen.

¿Qué hacemos desde el Centro de Documentación e Información?

En este apartado quiero compartir las tareas que realizamos desde el Centro de Documentación e Información con el objetivo de que la Revista Argumentos tenga mayor visibilidad:

  1. Difusión a la red de contactos vía mail. Se envía la convocatoria a participar de nuevos números y el aviso de los números publicados
  2. Difusión en el sitio web del Instituto. Se publica la convocatoria a participar de nuevos números y el aviso de los números publicados  con el link al sitio de la revista.
  3. Difusión en sitios de redes sociales: TwitterFacebook. A través de las cuentas del Instituto, se publica la convocatoria a participar de nuevos números y el aviso de los números publicados con el link al sitio de la revista.
  4. Catálogo del CDI. Se cargan en la base de datos todos los artículos de la revista junto a la descripción temática de cada uno y el link al texto completo.
  5. Red de Bibliotecas Virtuales de CLACSO. El Instituto, como centro miembro de Clacso, tiene la posibilidad de tener su propia colección digital. Se ingresan todos los artículos de la revista junto a la descripción temática de cada uno y el link al texto completo.
  6. Inclusión en Índices, Portales, Directorios, Catálogos.
    – Sin evaluación de calidad
    Internacional: estamos en: Dialnet / Latindex directorio y catálogo
    – Con evaluación de calidad
    Internacional: estamos en DOAJ
    Regionales: Redalyc nos están evaluando
    Nacionales: Scielo Argentina nos están evaluando

¿Por qué?

Si las revistas son de calidad (académica y editorial) tienen más probabilidades de ser incluidas en repertorios, índices, portales, directorios, catálogos y otros sitios que pueden ayudar a la difusión. A ésto se le pueden sumar otras estrategias: a través del mail, anuncios en el sitio web de la institución y en redes sociales, carga de los artículos en el catálogo en línea de la propias institución y en bibliotecas virtuales o repositorios. Así, se logra mayor visibilidad.

¿Pero por qué es tan importante ser visible?

Cuanto mayor visibilidad tenga la revista, seguramente logre mayor acceso y uso y esto hace que tanto la revista como los autores que publican en ella y la institución que la edita logren mayor impacto y prestigio.

> calidad > visibilidad > acceso > impacto > prestigio

La importancia de la colaboración

Por último, quiero mencionar que este es un trabajo conjunto entre los bibliotecarios que trabajamos en el Centro de Documentación e Información y los editores de revistas del Instituto y que realizar esta tarea en forma conjunta es una de las claves del éxito.

Este tipo de tareas no tan tradicionales en nuestra profesión nos posicionan de forma positiva ante los investigadores, orientando el trabajo a la que siempre fue nuestra misión: lograr un mayor acceso y difusión de la información y el conocimiento.

Para seguir leyendo:

Rojas V., M. Alejandra; Rivera, Sandra (2011). Guía de Buenas Prácticas para Revistas Académicas de Acceso Abierto.

Ochoa Henríquez, Haydée. (2004) Visibilidad: El reto de las Revistas Científicas Latinoamericanas. Revista Opción, v. 20, n° 43, pp. 162-168.

3 comentarios en “Visibilidad: ¿qué, cómo y por qué?

  1. Pingback: Un Bien Público sin precedente = vieja tradición y nueva tecnología

  2. Pingback: Visibilidad: ¿qué, cómo y por qué?

  3. Mirta Liliana López

    Soy de las personas que aún creen que el conocimiento libera, dignifica y hace más feliz al ser humano, sigo creyendo que “el saber no ocupa lugar”.
    El conocimiento, cualquiera sea su tipo, debe ser abierto, al servicio del bien común y con acceso a la sociedad, debería ser público no privado ya que es un conocimiento social. Hacer visibles las investigaciones mediante la comunicación abierta aporta al crecimiento de las distintas disciplinas, pero fundamentalmente al crecimiento y la madurez social.
    Lamentablemente en Argentina como sociedad, muchas veces desconocemos, minimizamos e incluso desacreditamos cualquier avance mínimamente significativo en áreas científicas. Tal vez por esta razón este artículo me recordó a un ex Ministro de Economía que, lejos de darle lugar a la ciencia argentina, la desmanteló todo lo que pudo. Este año 2014 se cumplirían 20 años de la antológica frase dicha por Domingo Cavallo a la socióloga argentina Susana Torrado cuando ésta lo confrontó respecto a la alta tasa de desocupación oficial considerándola como producto y
    consecuencia del ajuste neoliberal al que Cavallo estaba abocado: “que vaya a lavar los platos” le respondió el susodicho. En mi opinión, esta expresión no debería ser considerada como una cuestión de género, sino como algo más grave aún: como una cuestión de desprecio por el saber y el hacer de nuestra sociedad; si lo hubiese cuestionado un hombre probablemente poco hubiera cambiado de la frase, tal vez hubiese dicho: “que vaya a manejar un taxi” o alguna otra expresión que claramente denotaba su consideración por la comunidad científica argentina (tal vez con el pueblo todo), con desmantelamiento y fuga de cerebros (otras más) incluida, la inversión social de nuestros padres y abuelos puestas al servicio de otros países… hoy por hoy es muy claro ver quién llevaba la razón en este tema. Difundir el conocimiento haciendo visible lo oculto es una extraordinaria tarea a la que todos deberíamos comprometernos.

    Adjunto los links de 2 notas interesantes al respecto
    http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/futuro/13-2222-2009-09-27.html

    http://tiempo.infonews.com/notas/una-respuesta-al-anda-lavar-los-platos-de-cavallo-una-cientifica

    Responder

Deja un comentario