Las visualizaciones de datos pueden ser muy poderosas. Ya sea como parte de nuestro trabajo de bibliotecarios de datos, para mostrar resultados a nuestras autoridades, o para presentar en conferencias, no hay dudas de que una imagen dice más que mil palabras. Para que nuestras visualizaciones trasmitan el mensaje que queremos y atraigan la atención de nuestra audiencia,