Muchos autores han tratado el tema de la Biblioteca 2.0 y sus diversas derivaciones e implicaciones en los servicios bibliotecarios. Sin embargo, se ha tratado muy poco el potencial que tienen las tecnologías de la Web 2.0 en el desarrollo de colecciones, y en cómo pueden ayudar a tener usuarios más participativos.