Abriré este post de la siguiente manera… “Seguramente, la noche del 16 de abril del 2016, específicamente en la zona costera del Ecuador, hubo un silencio ensordecedor debido a lo que sus residentes habían presenciado en ese momento. Un terremoto de 7.8° en la extinta (1) escala de Richter hizo que la tierra llamara la