Trabajar en equipo en la gestión de proyectos no es fácil. Cada persona utiliza una técnica particular para organizarse, así como diferentes maneras de manejar el tiempo, y de registrar el progreso. El riesgo de no abordar las diferencias, de no establecer algunas reglas comunes desde el inicio y de no monitorearlas regularmente, es muy grande. Las bibliotecarios