Desde el inicio de los tiempos se ha ido documentando la historia de la humanidad en diferentes soportes (tablas de madera, tablas de arcilla, papiro, pergamino, liber y papel); los cuáles han servido para que la información sea transmitida y se use como fuente de consulta de generación en generación. Con el paso del tiempo