Los museos han experimentado cambios significativos en los últimos años, que les han obligado a redefinirse y reformular su gestión. “Un punto clave en este cambio es el reconocimiento de que se relacionan con una gran diversidad de públicos más allá del que es el suyo tradicional, los visitantes.” (Hoopper-Greenhill, 2000 op. cit. Oliveira; Capriotti, 2013,