Un reciente post de Julio Alonso Arévalo en el que reseñaba un artículo de su autoría me hizo pensar en el trabajo que venimos haciendo en el Centro de Documentación e Información del Instituto Gino Germani (CDI-IIGG) dependiente de la Facultad de Ciencias Sociales-UBA. Julio habla de “la biblioteca como editora de contenidos”. Menciona como