Tengo una fuerte conexión con Miami: fue la ciudad que me recibió cuando salí por primera vez del país a los 16 años; recién había salido del colegio y, como es común en los jóvenes a esa edad, aún no sabía cuál carrera estudiar. Gracias a un grupo de colombianos que trabajan en el sistema