“Las palabras que pronunciamos dejan marcas en los corazones, en ello radica el poder inmediato de la palabra hablada, frente al poder oculto de la palabra escrita. Las palabras que leemos dejan marcas en los corazones, pues la lectura consiste en dar vida a la palabra escrita, y pronunciarla” Alcántara Trapero, 2009. Hace unos días