El terremoto del pasado 19 de septiembre de 2017 en México, dejó un sin fin de pérdidas, entre ellas probablemente la destrucción total de bibliotecas; y aunque quizá en otras bibliotecas las pérdidas no resultaron irreparables, algunos daños pudieron sufrir.