La bibliotecología es una disciplina que se precia de tener al usuario como uno de sus principales ejes de acción, a partir del cual elabora sus normas, promueve sus cambios y en general encuentra su razón de ser: el servicio al público.  Fiel reflejo de esto, lo encontramos justo en una de las raíces fuertemente