En la última década han aparecido diferentes términos para definir los nuevos tipos de bibliotecas que emergen, nuevas denominaciones que no excluyen los anteriores nombres o categorías que éstas tienen y que fundamentalmente están ligados con el entorno, es decir, si son universitarias, escolares, infantiles, públicas, privadas, etc. Las nuevas denominaciones están más identificadas con