Linda fue la sorpresa que me llevé cuando en las pasadas vacaciones de semana santa, llegando al balneario de San Gregorio de Polanco -en Tacuarembó, Uruguay- nos entregan la programación de actividades y eventos para esos días y entre ellas se encontraba la colocación de heladeras con libros, en ciertos puntos del espacio público de