Escribir acerca de la biblioteca escolar, y de su movilización hoy día en Colombia, implica necesariamente ubicarnos en el campo de la educación, el saber pedagógico y el accionar político. Para ello nos remitimos a la propuesta de Gabriel Celaya: Educar es lo mismo que poner motor a una barca… hay que medir, pesar, equilibrar…