Venezuela vive una etapa de oscurantismo. Nuestros estudiantes universitarios – ahora se incorporan algunos de secundaria – y la sociedad civil han levantado su voz de protesta por las condiciones de un país donde se incrementa cada día la inseguridad, el desempleo, la discrecionalidad en la aplicación de justicia, la opacidad informativa, la inflación, la