Los avances tecnológicos en la sociedad actual, exigen cada día que sus ciudadanos sean autosuficientes en sus requerimientos y necesidades informativas, sin depender totalmente de los “proveedores tradicionales” de dicha información. Ya no es posible pensar en estudiantes que dependan de los materiales académicos que les proporcionen sus profesores; queda lejana la forma antigua de