El entorno cambiante de las bibliotecas ha generado nuevos modelos que le permiten ampliar fronteras y dar lugar a un ecosistema más activo, de tal situación surgen los denominados CRAI (Centro de Recursos para el Aprendizaje y la investigación), donde se enfatiza la función del desarrollo educativo, creando un mayor vínculo en el proceso  de