En la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional la tarea de rescate y ordenamiento resultó de grandes proporciones a partir de diciembre 2009, cuando se suscitó una inundación que puso en peligro la correspondencia diplomática, consular, administrativa y de soberanía nacional. Durante el proceso antes señalado, se lograron identificar de manera muy general algunas