Existen dos preguntas a las que seguramente muchos profesionales de la información hemos respondido una y otra vez; y son las de ¿biblio qué?, y ¿para qué? ¿para ordenar libros? Últimamente me he puesto a pensar en las maneras y acciones a desarrollar, que hicieran que ya no fueran esas las interrogantes, sino que más bien fueran del tipo, ¿y todo eso deben saber? ¿todo eso puedo encontrar en una biblioteca?

No es fácil estar preparados para asumir todos los retos que el mundo infoxicado en el que vivimos nos obliga afrontar; el dominio de una multiplicidad de aspectos que en muchos casos se concentran en una sóla persona, y que van más allá de los conocimientos de nuestra disciplina: conocimientos básicos de informática, de diseño, marketing, gestión cultural, del área del conocimiento dónde nos desempeñemos, sin olvidarnos de la fundamental y constante actualización que en todo lo enumerado, debemos procurar siempre.

Tal como lo plantea Nieves González (2009) “…La biblioteca ha perdido su papel de principal proovedora de información y se encuentra ante una realidad de la que en parte es responsable, ya que no ha sabido promover, difundir, convencer de sus servicios y atraer a los usuarios.”

El fácil y rápido acceso que hoy nuestros usuarios tienen a todos los recursos de información que deseen, nos obligan a ser más competitivos, cambiar el modo en que ellos nos ven, la imagen y utilidad que de la biblioteca puedan obtener; haciendo hincapié en la atención directa y personalizada hacia nuestros usuarios, que es de las fortalezas que la biblioteca mantiene desde siempre y por tanto debería usar a su favor.

Considero que la clave está en el ser creativos; buscando nuevas formas de llegar al usuario, diferentes a las desarrolladas habitualmente, con la intención de brindar servicios útiles, de calidad y atractivos, mejorando la comunicación con los usuarios, a la vez que la imagen que de la biblioteca se constituyan.

¿Qué necesitamos? Claro que formación en estos temas y principalmente iniciativa, pensamiento creativo y proactivo, animarnos a inventar cosas nuevas…a innovar!

 

Para ilustrar un poco este tema, he tomado aleatoriamente algunos ejemplos de bibliotecas que han incorporado, elaborado o desarrollado acciones, servicios, proyectos o productos que he considerado muy originales y atractivos, capaces de despertar la atención, curiosidad y ganas de los usuarios de hacer uso de ellos. Quizás algunos, puedan resultarnos poco aplicables o no adaptables a ciertas realidades particulares, por su infraestructura, recursos limitados, escaso personal, falta de apoyo, por sólo enumerar algunos… Basta con que nos animemos a empezar, aplicando iniciativas creativas, que por estudios de usuarios y mercado, sepamos tengan respuesta y sean de interés en nuestra comunidad.

  • Comenzaré refiriéndome a la distribución de las colecciones y sus correspondientes salas de lectura en una biblioteca por tópicos de interés, que no necesariamente reciben los mismos nombres de materias que establecen los sistemas de clasificación. Tal es el caso por ejemplo de la Biblioteca Pública de Santiago, como se visualiza en su sitio web, desplegadas en vertical a la izquierda (Infantil, Juvenil, Sala +18, Literatura, entre otros). Considero es esta, una decisión acertada y efectiva al brindar servicios personalizados a los diversos públicos, atendiendo a sus intereses y necesidades específicas.
  • Proyectos tan creativos como el de ratón de biblioteca que presentara en uno de sus post el infotecario Diego Ariel Vega; consistente en la liberación de ratoncitos de crochet, resulta muy aplicable en bibliotecas infantiles y escolares. En el blog del proyecto su creadora María Dolores Fanjul,  publica las fotos de los ratoncitos liberados, junto a los libros en los que habitan; he aquí uno de ellos.

ratón de biblioteca

  •  Otra acción creativa a desarrollar en bibliotecas, con la intención de fomentar la participación del usuario en los espacios y redes de la web en que estos estén presentes, son las propuestas o convocatorias que con motivo de celebrar el Día del Libro o la Lectura por ejemplo, inviten a los usuarios a compartir sus autores, libros preferidos, fragmentos favoritos leídos ese día, pudiendo regalarse a cambio, un libro, entradas para algún espectáculo, entre otros.
  • Vale también la pena compartir la excelente iniciativa de la Biblioteca Pública de Nueva York, que en el marco de la celebración de su centenario en el año 2011, presentó el juego Find the Future, evento en que participaron 500 personas -por invitación exclusiva- pasando toda la noche en la Biblioteca. La idea era estar en contacto con algunos de los muchos objetos que fueron inspiración para el juego y que se encuentran en la biblioteca. Encuentra el futuro continúa estando disponible para todos los visitantes a la Biblioteca Pública de Nueva York ya sea para jugar a través de los teléfonos celulares o las computadoras de la biblioteca. A continuación se puede apreciar el video del evento de presentación y del juego.
    [http://www.youtube.com/watch?v=NTAIBv-oVYk]
  •  Pensar y crear textos originales, atractivos, es fundamental para los medios de comunicación que establezcamos con los usuarios -tanto sea en soporte papel como online-. Presento algunos ejemplos, entre ellos, la tarjeta de usuario de la JacksonVille Public Library; y afiche que promociona la profesión del profesional de la información en Uruguay.jax public library cardbibliotecóloga - eubca
  • Estar presentes en medios de prensa y comunicación externos a la biblioteca y a la institución de que forma parte; con titulares llamativos, creativos, de modo de atraer a publicos diversos, usuarios y no usuarios. Algunos ejemplos:

Imagen1afiche biblioteca peru

En muchos casos, puede que servicios que hoy cataloguemos de “creativos” o “innovadores”, sean los mismos que hemos venido desarrollando desde siempre; la novedad radica en el modo en que se piensen, ofrezcan, promocionen. Aún así, siendo creativos, siempre podremos brindar más, mejores y nuevos servicios; siempre habrá mucho que hacer por delante, ya que como expresa Eduardo Galeano “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.”

Se han consultado:

Chu, Clara (2013) Taller Promoción de bibliotecas: marketing y uso de estrategias tradicionales y 2.0

Definición de creatividad.

Penadés, Honorio (2010). Herramientas de marketing de bibliotecas.

http://www.bibliotecasantiago.cl/

http://proyectoratondebiblioteca.wordpress.com/