miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

Rol estratégico de las bibliotecas en la sociedad del conocimiento

A lo largo de la historia el acceso a la información se ha ido universalizando, creciendo a pasos acelerados. En los últimos 50 años, gracias al desarrollo de la informática y las telecomunicaciones, se ha ampliado de forma vertiginosa nuestra capacidad para procesar, almacenar y transmitir información mediante el uso de las computadoras y las redes de comunicaciones dando lugar al nacimiento de la sociedad de la información y del conocimiento. Se ha garantizado un mayor acceso a la información en todo tipo de soportes y desde cualquier lugar, pero el crecimiento exponencial de la información en todos los ámbitos, nos lleva a cuestionarnos si estamos inmersos en una sociedad de la información o de la desinformación.

Las bibliotecas como parte del sistema informal de aprendizaje, constituyen espacios que pueden contribuir a proporcionar alternativas que acorten la brecha digital, disminuyan las desigualdades en el acceso y uso de la información, mejorando la calidad de vida de los individuos. Los tiempos han cambiado; es ya reconocido el rol preponderante de la información en nuestras sociedades, así como el consiguiente auge y desarrollo vertiginoso que las TIC han alcanzado. Son nuevas las formas de aprender, comunicarse, crear, mirar, entender, participar y en definitiva de vivir.

3.-Las-bibliotecas-ofrecen-formación-con-el-objetivo-de-disminuir-la-brecha-digital

El desarrollo de políticas nacionales de alfabetización digital de un país, así como iniciativas locales y específicas provenientes de instituciones educativas, ONG’s, Casas de la Cultura, entre otros, de formación en el uso de las tecnologías; proporcionan las habilidades necesarias para una segunda instancia, de alfabetización en el uso de la información, en la que la biblioteca cumplirá un rol preponderante.

“Buscar información es relativamente fácil para el usuario, pero encontrar aquello que realmente necesita, seleccionarlo, evaluarlo y organizarlo para recuperarlo en cualquier otro momento, es una de las tareas que siguen encomendadas a los bibliotecólogos.” (Palma Peña, 2009, p. 160)

Asimismo el mundo actual requiere de personas cada vez más capaces en el uso de la información, con el dominio de unas habilidades y competencias que les permitan gestionar la información de manera adecuada, de acuerdo con sus necesidades y con la mayor autonomía posible. Ser una persona competente en la gestión de la información se convierte en un factor fundamental para el éxito individual, tanto dentro de nuestra vida académica, profesional como fuera de ella.

El estar alfabetizado permite al individuo el desempeño pleno de su ciudadanía – ser capaz de informarse, relacionarse con otros, tomar decisiones, resolver problemas, aprender, desarrollar su personalidad, entre otros.

Así, “(…) la educación adquiere vital importancia y es por ello que estar alfabetizados ya no es únicamente tener la capacidad de saber leer y escribir, sino poseer competencias y habilidades múltiples.” (García, Olascoaga, 2013)

Tal como lo plantea Palma Peña, internet y las TIC han contribuido a la modernización y optimización de los servicios bibliotecarios, permitiéndoles brindar más y nuevos servicios de información. En el entorno tecnológico e informático en que vivimos, en un mundo que como plantea N. Negroponte “se ha vuelto digital”, la alfabetización en información representa una estrategia fundamental para las bibliotecas del siglo XXI.

La competencia en información es definida por Dudsiak, op. cit. Goncalves da Silva; Olinto, 2015, p. 202) como “el dominio sobre el universo informacional, incorporando habilidades, conocimientos y valores relacionados con la búsqueda, el acceso, la evaluación, organización y difusión de la información y del conocimiento.” Como se ha desarrollado con anterioridad, la presencia del elemento tecnológico en esta y otras definiciones es relevante, no así el único recurso necesario para el desarrollo de esta competencia.

Hoy existen múltiples lenguajes que implican nuevas formas de alfabetización; una formación integral de los individuos tal como lo plantea Área Moreira que conlleve al desarrollo de “ciudadanos socializados en una cultura democrática de la sociedad informacional”.

Las alfabetizaciones múltiples deben favorecer a la lectura de otros códigos, a la elaboración de mensajes, a la posibilidad de construir conocimiento y de apropiarnos de él. Uno de los postulados de la alfabetización informacional es justamente la necesaria alfabetización múltiple que esta debe comprender, la que según Pasadas (2008 op.cit. Consorcio de Universidades, 2014, p.20) “(…) se centra en los contenidos y en los significados, en la información contenida en cualquier formato de codificación de textos, ya sea la oralidad, la gestualidad, el entorno, los materiales impresos, audiovisuales, electrónicos, etc.” Según el autor este concepto de multialfabetismo, desde el área de la comunicación y multimodalidad, hace énfasis a la vez en otro de los postulados de la Alfabetización en información: el constructivismo; el cual se centra en los procesos de creación, producción y transmisión de significados, valiéndose de las facilidades de la web 2.0.

El rol de las bibliotecas como “instituciones facilitadoras” de la inclusión digital y social ha sido ya reconocido en el ámbito académico. Las bibliotecas cuentan con la información como insumo, la tecnología como herramienta y el bibliotecario como mediador, el cual está muy cercano a las necesidades de información de los usuarios. Al respecto la American Library Association (1989) afirma que las bibliotecas que brindan acceso gratuito a informaciones cumplen un rol vital en la formación de los individuos, de acuerdo a los requerimientos de la sociedad de la información, a través de un aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Según Waller y McShane (2008) las bibliotecas del siglo XXI deben enfrentarse a algunos desafíos, tales como el fortalecimiento de la democracia para el desarrollo de la competencia en información, favorecer la innovación y la competitividad en la economía digital, la conservación de la memoria y de la diversidad cultural frente a la globalización, garantizar la equidad y el acceso online.

De este modo la alfabetización en información se constituye como una estrategia fundamental de las bibliotecas en el desarrollo de habilidades y competencias informativas de los individuos de una sociedad. Estas cumplen un rol vital en cuanto a acortar el analfabetismo, brecha digital y las desigualdades en el uso y acceso; en definitiva en contribuir a un vínculo equitativo entre sociedad, información y tecnologías.

La biblioteca al asumir nuevos roles acordes a las exigencias de la contemporaneidad, favorece a procesos de inclusión social y digital de la comunidad en la que se inserta, y especialmente cuando se trata de contextos de desigualdades sociales.

“(…) cualquier comunidad puede prepararse mejor para promover la transformación social cuando está organizada y bien informada.” (Goncalves da Silva; Olinto, 2015, p. 204) Las bibliotecas contribuyen entonces al empoderamiento de las tecnologías por parte de los individuos y a que estas sean propulsoras del cambio social.

Fuentes consultadas

Aline Gonçalves da, S.; Gilda, O. (2015). Tecnologías de la información y comunicación, competencia en información e inclusión social en la biblioteca pública: un estudio en la Biblioteca Parque de Manguinhos. Revista Interamericana de Bibliotecología. Escuela Interamericana de Bibliotecología. Recuperado de http://eprints.rclis.org/28097/1/v38n3a5.pdf (25 Noviembre 2015)

Consorcio de Universidades; Comité de Bibliotecas. (2014). Alfabetización Informacional: Aspectos esenciales. Una introducción y acercamiento sobre algunos de los aspectos más importantes de la Alfabetización Informacional (ALFIN) o Competencias Informativas. Recuperado de http://eprints.rclis.org/23091/1/Libro.ALFIN_Aspectos_Esenciales.pdf (1 Febrero 2015)

García, S.; Olascoaga, N. (2013). Alfabetización Informacional en Uruguay: dónde estábamos y dónde estamos? Recuperado de: http://eprints.rclis.org/23948/1/138-640-1-PB.pdf (13 Setiembre 2014)

Palma Peña, J. M. (2009). La alfabetización informativa tecnológica: estrategia fundamental en las bibliotecas del Siglo XXI. Revista Interamericana de Bibliotecología, 32(1), 155-172.

The following two tabs change content below.

Erika Velázquez

Lic. en Bibliotecología. Estudiante de la Tecnicatura de Museología. Estudiante Máster en Información y Comunicación. Responsable Biblioteca de Arte Latinoamericano del Museo Blanes, Montevideo, Uruguay. Responsable Espacio Cultural Valdense, Colonia Valdense, Uruguay
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: