miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

¿Por qué sigue fascinando el libro impreso?

Hace unos días leía una breve nota titulada: “Lectura digital: son los libros impresos una especie en extinción”  que lejos de su fatalista título mostraba una postura equilibrada frente a las dos grandes expresiones de los libros en la actualidad, mientras que unos pueden decir que lo digital sepultará a lo impreso, otros pueden argüir que se trata más de una diversificación o de la necesaria adaptación tanto de los editores como de los lectores, unos para su negocio y otros para su lectura, no obstante algunos discuten sobre el incremento en las ventas de ebooks han crecido significativamente   y otros dicen que la edición del electrónico se estancó y en el caso de los impresos ésta cayó.

Y es que en estos tiempos resulta casi inevitable no tomar partido en alguno de estos dos bandos, inclinarse por los ebooks o por los impresos, pues como “la neutralidad es ya tomar partido” yo debo confesarme una persona poco objetiva sobre el tema y fiel admiradora de los impresos. Claro que reconozco las bondades de la tecnología y no dejan de asombrarme muchas de ellas, la familiaridad con que los más jóvenes las adoptan de forma natural, así como los enormes beneficios que han aportado al mundo de las bibliotecas.

Sin embargo respecto del libro como objeto y como instrumento del saber, sigo sin tener problema para decidirme por un impreso antes que por el ebook, en realidad yo soy una persona simple y no deseo tener problemas “tecnológicos” al leer, tampoco necesito cargar con toda mi biblioteca acuestas y no tengo reparo en que los otros se enteren de lo que estoy leyendo, de hecho lo confieso me da gusto que lo sepan, tanto como a mí me da gusto enterarme de qué va leyendo el pasajero al lado mío.

No pretendo hacerles creer que esto es un debate sobre el tema, que por supuesto ya hay bastantes y con ilustres argumentos como el realizado en la última edición de la FIL de Guadalajara,  aquí simplemente voy a enlistar algunas características o cualidades exclusivas de los impresos que a mí me siguen pareciendo fascinantes, y por favor excusen la falta de objetividad de mi parte.

Sus vestigios o cualquier huella de su existencia en el tiempo. Con esto me refiero a todo aquel rastro del libro y su historia, lo primero que hago cuando abro un libro que es mío –y qué vergüenza, algunas veces también cuando no es mío- es empezar a dejar huellas de mi paso por sus hojas. Estas marcas nos dan cuenta de su trayecto a través de rastros que permanecen en él y que nos hablan de su procedencia, llámense anotaciones manuscritas, exlibris y otras tantas marcas del tiempo. Sobre los llamados “Testigos” que se encuentran en los libros, una vez una colega me contó que encontró un boleto de avión viejo y sin usar en un libro donado, yo he encontrado fotografías, flores secas y pequeñas notas, pero si quieren conocer un poco más de estas pequeñas historias pueden seguir el blog de este librero de ocasión que ha encontrado ejemplos bastante peculiares

Imagen tomada del sitio http://www.forgottenbookmarks.com/p/handwritten-recipes-and-forgotten.html

Imagen tomada del sitio http://www.forgottenbookmarks.com/p/handwritten-recipes-and-forgotten.html

Anotaciones manuscritas, las apostillas o notas al margen dicen mucho de quienes han tenido el libro entre sus manos, también podemos ver textos expurgados, pequeños dibujos, entre otros, aunque en este ejemplo se trata de un manuscrito  el texto original de “La colmena” de Juan José Cela .

Anotaciones a "La Colmena" de la nota en internet

Anotaciones a “La Colmena” de la nota en internet

 

Las distintas formas en que el arte puede insertarse dentro del libro Llámese ilustraciones, grabados, fotografías, encuadernaciones y todo aquello que puede hacernos llamarles libros arte-objeto Como las obras de arte hechas por Taller Leñateros  que ya ocupan su lugar en varias colecciones de bibliotecas y representan todo un reto para su organización.

Del sitio de Editorial Leñateros

Del sitio de Editorial Leñateros

O los libros de editoriales Cartoneras, hechos con elementos reciclados, en pequeños tirajes y totalmente artesanales.

Tomada de la nota en Internet

Tomada de la nota en Internet

 

Las ferias de libros. Las hay de y para todos los gustos, aunque no son exclusivas de los impresos, éstos siguen siendo mayoría en las mismas. Están las dedicadas exclusivamente a libros universitarios, las de libros de ocasión, de editoriales independientes, etcétera y aunque uno pueda quedar saturado por la cantidad de gente que se termina viendo y con la que uno choca y casi no puede respirar, es también alentador ver a todas esas personas reunidas por los libros y sobre todo por el interés por hacerse de insumos para satisfacer sus necesidades de lectura.  Aún están a tiempo de visitar las últimas ediciones de: FIL de Minería 

Tomada del sitio en Internet

Tomada del sitio en Internet

Y de la Feria del Libro de Ocasión en el antiguo Casino Metropolitano

Tomada del sitio de la Feria

Tomada del sitio de la Feria

Finalmente los libros pueden darnos muchas grandes sorpresas

Ilustraciones escondidas en los cantos de los libros 

Tomada del sitio de Internet

Tomada del sitio de Internet

¿adivinan qué escondían estos libros

? Tomada de @Libroantiguo libro

No sé si todo lo anterior tenga también mucho que ver con que para mí como catalogadora encontrarme alguno de estos elementos o casos era un pequeño oasis, créanme de verdad no es lo mismo catalogar un e-book para poner nota sobre el tipo de archivo de computadora que consignar el tipo de ilustración que contiene, o su exlibris… en fin, como dije al principio excusen mi falta de objetividad, me declaro fiel al impreso, pero ahora trataré de poner en práctica lo que García Lorca proclamaba en su discurso de 1931 en la inauguración de la primera Biblioteca de su Pueblo en Granada,  que lo sabio no es atesorarlos sino compartirlos, regalarlos y propagar el conocimiento, espero algún día poder hacerlo.

Más datos interesantes siga @Libroantiguo y @ForgottenBkmrks

The following two tabs change content below.

Claudia Escobar Vallarta

Hola soy una bibliotecaria mexicana, trabajo en una biblioteca académica. Me interesan: Organización de la información, MARC21 Bibliográfico y de Autoridades, Esquemas de clasificación (Dewey en partícular), Encabezamientos de Materia, RCAA2, RDA y la historia de la bibliotecología en México.
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: