miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

Nuestra biblioteca ideal

Siendo una época especial en la que los buenos deseos no se hacen esperar, he decidido compartir en este mi último post del año, mis buenos deseos para que nos encontremos cada vez más cerca de nuestra “biblioteca ideal”, suena algo disparatado, pero soñar no cuesta nada y en estas fechas ¡todo puede ocurrir!

Bibliothèque idéale 1 por Jean-Francoise Rauzier, 2006

Pero… cuáles serían aquellas características, tareas, objetivos, etc., con las cuáles debe contar ésta biblioteca tan especial (todas las bibliotecas lo son). Antes de mencionarlas, quiero hacer una breve semblanza acerca de Alberto Manguel, llamado por algunos el “don juan de las bibliotecas”.

Alberto Manguel

manguelNació en 1948 en Buenos Aires, pero creció de país en país debido a su condición de hijo de diplomáticos. Es autor, traductor y editor, ha publicado libros de no ficción como: “El diccionario de lugares imaginarios” e “Historia de la lectura” (1996), también novelas como “Stevenson bajo las palmeras” y ensayos como: “Nuevo elogio de la locura”. Ha sido también durante más de 20 años editor de una gran cantidad de antologías literarias.
Cuando Manguel era todavía un adolescente, conoció a Jorge Luis Borges durante un trabajo de verano en la librería Pygmalion en Buenos Aires. Borges ya estaba casi ciego y como era un cliente habitual de la librería, le solicitó a Manguel que le leyera libros, lo cual hizo durante varias veces a la semana entre 1964 y 1968.

Ganó el premio McKitterick. Durante esa época trabajó regularmente en el diario canadiense Globe & Mail, el Suplemento Literario de Times de Londres, el Sydney Morning Herald, el Australian Review of Books, el New York Times y el Svenska Dagbladet de Estocolmo.
En 2004 fue nombrado Officier de l’Ordre des Arts et des Lettres. Actualmente vive en Poitou-Charentesen (Francia).

La formación que tuvo desde la infancia, así como el honor de haber conocido a Borges, sin duda es la razón de por qué casi todos sus libros son acerca de la lectura, los libros y las bibliotecas. Así pues, son autoría de este escritor las singulares características de esta nuestra “biblioteca ideal”; las cuales se encuentran en el libro titulado “Sueño del Rey Rojo“, en el capítulo “Apuntes hacia una definición de la biblioteca ideal“:

1) La Biblioteca ideal está hecha para un lector en particular. Todo lector debe sentir que él o ella es el elegido.

2) Sobre la puerta de la Biblioteca ideal está escrita una variación del lema de Rabelais. “Lys ce que voudra” (en el texto impreso en mayúsculas) “lee lo que quieras”.

3) La biblioteca ideal es tanto virtual como material. Permite toda tecnología, todo recipiente, toda manifestación de texto.

4) La biblioteca ideal es de fácil acceso. Ni escaleras altas, ni explanadas resbaladizas, ni una confusa multiplicidad de puertas, ni guardias intimidantes deben interponerse entre el lector y los libros.

5) La Biblioteca ideal tiene asientos cómodos pero firmes con descansabrazos y respaldos curvos, como los de la lamentable Salle Labrouste de la Bibliothèque Nationale de France.

6) En 1250, Richard de Fournival comparó la biblioteca ideal a un” hortus conclusus”, un jardín cerrado.

7) La biblioteca ideal tiene cálidas paredes de ladrillo o madera, y también frescas ventanas de vidrio que dan a vistas apacibles. La biblioteca nunca es un hortus completamente conclusus.

8)La biblioteca ideal contiene sobre todo, pero no únicamente, libros. También colecciona mapas, cuadros, objetos, música, voces, películas y fotografías. La biblioteca ideal es un lugar de lectura en el sentido más amplio del término.

9) La biblioteca ideal le permite a cada lector tener acceso a los estantes. Al lector se le debe de dar la libertad de los encuentros fortuitos.

10) Ningún estante en la biblioteca ideal está más alto o más bajo que el alcance del brazo del lector. La biblioteca ideal no requiere de acrobacias.

11) En la biblioteca ideal nunca hace demasiado frío ni demasiado calor.

12) La biblioteca ideal organiza sin etiquetar.

13) Ninguna sección de la biblioteca ideal es definitiva.

14) El mapa de la biblioteca ideal es su catálogo.

15) La biblioteca ideal tiene acceso fácil y abundante comida, bebida y fotocopiadoras.

16) La biblioteca ideal es tanto aislada como frecuentada, íntima y abierta a las relaciones sociales, pensada para la reflexión y para el diálogo, parsimoniosa y generosa, erudita y preguntona, llena de la desesperación de muchos y de la esperanza de los que aún no se ha leído.

17) La biblioteca ideal encierra la promesa de todo libro posible.

18) Cada libro en la biblioteca ideal hace eco en otro.

19) La biblioteca ideal es una antología eterna que siempre se renueva.

20) La biblioteca ideal nunca cierra.

21) En la biblioteca ideal se puede garabatear en los libros.

22) La biblioteca ideal es a la vez popular y secreta. Alberga todos los clásicos conocidos y todos los clásicos que sólo conocen unos cuantos lectores. 

23) En la biblioteca ideal, la tarea del lector es subvertir el orden establecido.

24) La cantidad de libros en la biblioteca ideal varía. Se dice que la biblioteca de Alejandría albergaba setecientos mil rollos; las estanterías de Jorge Luis Borges contenían apenas quinientos volúmenes; el campo de concentración de Birkenau tenía una biblioteca clandestina de ocho libros invaluables que cada noche había que ocultar en un lugar distinto.

25) Aún cuando está hecha de paredes y estantes y libros, la biblioteca ideal está en la mente. La biblioteca ideal es la biblioteca recordada.

26) La biblioteca ideal sugiere un texto continuo sin un principio discernible ni un final en el futuro predecible.

27) En la biblioteca ideal no hay libros prohibidos ni recomendados.

28) La biblioteca ideal le es familiar tanto a San Jerónimo como a Noam Chomsky.

29) En la biblioteca ideal ningún lector siente jamás que no es bienvenido.

30) Cada página de la biblioteca ideal es la primera. Ninguna es la última.

31) Como las cajas en el cerebro de Paul Valéry, la biblioteca ideal tiene secciones llamadas: Para estudiar en mejor ocasión. Para nunca pensar en ello. Inútil adentrarse más. Contenido sin examinar. Asuntos sin sentido. Tesoro confirmado que sólo puede examinarse en una segunda vida. Urgente. Peligroso. Delicado. Imposible. Abandonado. Reservado. !qué otros se encarguen! Mi punto fuerte. Difícil etc.

32) La biblioteca ideal desbarata la maldición de Babel.

33) La biblioteca ideal simboliza todo lo que una sociedad representa. Una sociedad depende de sus bibliotecas para saber quién es, porque las bibliotecas son la memoria de la sociedad.

34) La biblioteca ideal puede crecer infinitamente sin exigir más espacio físico y puede ofrecer el conocimiento de todo sin exigir más tiempo físico. Como una hermosa imposibilidad, la biblioteca ideal existe fuera del tiempo y fuera del espacio.

35) Los antiguos osarios tenían una inscripción ” Como te ves, yo me vi; como me ves te verás”. Se puede decir más o menos lo mismo de los libros de la biblioteca ideal y de sus lectores.

36) La biblioteca ideal no es un osario.

37) Algunas de las bibliotecas más antiguas estaban a cargo de sacerdotes egipcios, quienes proporcionaban a las almas difuntas libros para guiarlos por el reino de los muertos. La biblioteca ideal mantiene esta función de guiar almas.

38) La biblioteca ideal renueva y a la vez preserva su colección. La biblioteca ideal es fluida.

39) Hay ciertos libros que son, en sí mismos una biblioteca ideal. Moby Dickde Melville, la Divina Comedia de Dante, las Mémoires d´outretombe” de Chateaubriand.

40) En la biblioteca ideal no hace falta ninguna brújula. Su apariencia física es también su estructura intelectual.

41) El arquitecto de la biblioteca ideal es, antes y más que nada, un lector ideal.

42) La tarea imposible de todo tirano es destruir la biblioteca ideal.

43) La tarea imposible de todo lector es reconstruir la biblioteca ideal.

Si bien es cierto que estas características, son solo un punto de vista y que pueden llegar a existir tantas bibliotecas ideales como lectores/usuarios de éstas, las posibilidades son infinitas, pero podemos partir de estos ejemplos para enriquecer nuestra idea de ella. La última característica pero creo la más importante es:

44) La biblioteca ideal (como todas las bibliotecas) guarda por lo menos una línea que fue escrita exclusivamente para ti.

¿Cuál sería tu ideal de biblioteca?

Finalmente les deseo a todos nuestros lectores ¡felices fiestas! y un excelente inicio de año. Gracias por haberme leído y formar parte de Infotecarios. ¡¡¡Nos leemos en el 2016!!!!

arbol7

Obras consultadas y/o recomendadas.

  • Manguel, A. (2012). Apuntes hacia una definición de la biblioteca ideal. En: El sueño del rey rojo :   lecturas y relecturas sobre las palabras y el mundo. Madrid :   Alianza Editorial
  • Quedelibros.com. Biografía Marguel Alberto.
The following two tabs change content below.

Claudia Rivera Sánchez

Mi intención es la de compartir en este espacio mi punto de vista e intereses relacionados al mundo de la información. Tendrán cabida temas diversos, aunque no he de negar mi inclinación por la Organización de la información y la ALFIN, con la intención de que puedan ser útiles e interesantes.
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Comments

  1. By Abel

    Responder

    • By Claudia Rivera Sánchez

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: