Las exhibiciones de libros como mecanismo para promover la lectura

Las exhibiciones de libros son una de las estrategias más comunes para la promoción de la lectura.  Según un estudio realizado por Domínguez, García, Martinó y Méndez (2016), esta estrategia es utilizada por un 92 por ciento de bibliotecarios escolares de niveles elementales e intermedios.  Las exhibiciones de libros no sólo sirven para ilustrar sobre las nuevas adquisiciones que la biblioteca ha obtenido, sino para celebrar festividades o eventos culturales e históricos.  Una de las exhibiciones más populares aquellas llevadas a cabo durante la semana de libros censurados. No obstante, esta no es la única celebración que las bibliotecas llevan a cabo.  Existen exhibiciones del día de las brujas, navidades y lecturas de verano.

Las exhibiciones de recursos impresos de las bibliotecas van a la par con las leyes de las ciencias bibliotecarias de Ranganathan.  Al mostrar cada uno de los ofrecimientos que posee la biblioteca, el profesional de la información está promoviendo intereses de los usuarios o despertando la curiosidad de la comunidad ante un tema. Dentro de la primera ley, “Los libros son para usarse”, el usuario de la biblioteca conoce del recurso y sobre su disponibilidad. Esto está atado “A cada lector su libro” y “A cada libro su lector”. Estas dos leyes promueven la diversidad de temas e intereses de los usuarios de la biblioteca.  A su vez, evidencia que la biblioteca es una institución cultural y educativa.

“Salvar el tiempo del lector” a través de las exhibiciones ahorra el tiempo de búsqueda del lector sobre su posible tema de interés.  En el caso de una celebración como El día internacional de la mujer trabajadora, el usuario puede recuperar información sobre el tema y posibles recursos adicionales.  Además de los títulos que se exhiben, el mostrar la clasificación de estos permite que el usuario también pueda identificar dónde se encuentran el resto de los recursos sobre dicho tema.

Las exhibiciones evidencian que “la biblioteca es un organismo en crecimiento”.  Más allá de mostrar cómo los anaqueles de una biblioteca se llenan, las exhibiciones señalan también los títulos que se han incorporado a la colección.  El usuario puede ver la constante circulación de los ejemplares que se complementan los existentes y sus temas de interés. A su vez, enriquecen el conocimiento y las necesidades de la comunidad.

Regularmente las bibliotecas llevan a cabo varias celebraciones. Las mismas pueden ser semanales o mensuales:

  • La American Library Association provee un listado cronológico de las mismas.  Muchas de éstas son aplicadas en el entorno puertorriqueño.
  • El portal Diversity Central también ofrece celebraciones sobre la diversidad. Éste en particular funge como un ejercicio para dar a conocer las necesidades especiales de cada comunidad y promover la justicia social.
  • Here We Read promueve celebraciones mensuales relacionadas a la literatura.

Uno de los roles educativos de las exhibiciones es promover la libertad a la lectura.  Al mostrar en espacios notables recursos de la biblioteca, la comunidad tiene la oportunidad de conocer profundamente aspectos históricos de la comunidad o mundiales, celebrar la diversidad y conocer material que en muchas instancias ha sido censurado.  Es por ello que esta estrategia de difusión y promoción continúa siendo una de las más creativas y de mayor popularidad entre las bibliotecas.

Deja un comentario