miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

La pedagogía informacional de Picardo Joao: actualización desde la alfabetización en información.

Preámbulo: ¿Qué es la Pedagogía Informacional?

Picardo Joao (1) en el año 2002, pública un relevante artículo titulado: “Pedagogía Informacional: Enseñar a aprender en la Sociedad del Conocimiento”, en el, plantea una hipótesis educativa, en donde el principal foco se centra en la información, como piedra angular y las tecnologías de la época como catalizadores de un cambio educacional que potencie el desarrollo cognitivo mediante la introducción de una serie de habilidades en el uso y rastreo inteligente de los recursos informacionales y digital – formativos del periodo.

Es, bajo este enfoque teórico donde el autor determina cinco áreas claves que deben ser intervenidas mediante la concientización del impacto de la información y las TICs, para lograr cambios trascendentes en los procesos de enseñanza – aprendizaje de los estudiantes. Estas cinco áreas son: el curriculum, la escuela, el docente y estudiante, la evaluación, y la didáctica y el entorno.

Según su enfoque, al transformar el proceso mediante la incorporación de la Información como un conocimiento en sí mismo al proceso tradicional de aprendizaje por parte de los estudiantes, se logra producir una transformación de la pedagogía tradicional en un circuito pedagógico centrado en las habilidades en Información y tecnológicas que dan como resultado el aprendizaje de por vida (Hernández, 2007; Calderón, 2016)  y el aprender a aprehender (Violant, Rochera, Dorio, Anton, y Llorca, 2016).

Pedagogía Informacional vista desde la Alfabetización en Información. 

Después de leer a Picardo Joao, es imposible no contrastar sus ideas centrales con la Alfabetización en Información, en la que según sus múltiples enfoques teóricos y prácticos (Area, 2010; Rodriguez, Uribe, Cabrera y Serra, 2016; Borges y Marzal, 2017) busca el desarrollo de destrezas, habilidades y competencias de tipo informacionales, junto a la adquisición de conocimientos tecnológicos – digitales claves como él: manejo de buscadores, uso de gestores bibliográficos, etc., que se integren entre sí, para que la persona pueda facilitar su proceso cognitivo de integración, reflexión y generación de nuevos conocimientos en ambientes con una alta influencia tecnológica, digital y virtual  (Marzal, 2010) y que impacten a su vez a los procesos de enseñanza – aprendizaje propios en las distintas áreas de la vida.

Por otra parte, al analizar la pedagogía informacional, se identifican algunos elementos internos que le dan forma, tales como el uso de la educación telemática (2), metodologías en el manejo de fuentes informativas (3), analfabetismos funcionales (4), el riesgo de infoxicación (5) y el cambio de rol del docente a mediador y del alumno al participante activo de su propio aprendizaje (estudiante) (6); todos estos puntos dentro de la Alfabetización en Información han sido abordados y fundamentados en distintos estudios que entregan un marco conceptual robusto en estas temáticas internas del planteamiento de Picardo Joao. Tal como se puede revisar en las notas adjuntas a las elementos internos antes mencionados.

En base a lo anterior y considerando lo expuesto en la Declaración de Alejandría  de la IFLA (2005) que menciona que la ALFIN

“… yace en el centro del aprendizaje de por vida. Potencia a las personas en las vías para buscar, evaluar, usar, y crear información en forma efectiva para alcanzar sus metas personales, sociales, ocupacionales y educacionales … “,

se puede establecer que la pedagogía informacional y la Alfabetización en Información, son dos planteamientos conceptuales complementarios que han tenido un desarrollo distinto siendo más profundo en uno, que en el otro, pero ambos buscan capacitar a la persona para el aprendizaje de por vida dentro de la sociedad de la conocimiento (Ortega, 2016).

Actualización de la Pedagogía Informacional en complemento con la Alfabetización en Información.

Entre las actualizaciones que se pueden mencionar dentro de la pedagogía informacional con ayuda de la ALFIN, se encuentran el Curriculum, en el que se incluyen una serie de nuevos enfoques educativos – tecnológicos (Rojas, Remedios y Hernández, 2016) y en donde se destaca la teoría del aprendizaje Conectivista de Siemens (Siemens, 2004; 2006; Oliveros, 2014) que tiene una alta relación con la Alfabetización en Información (Transue, 2013; Oliveros, 2014) y un impacto sobresaliente por su planteamiento que aborda los nodos y las redes de conocimiento.

Otro de los aspectos que pueden ser modernizados en el planteamiento de Picardo Joao, es su enfoque de la Escuela, en donde este consideraba que se debía generar un espacio para poder recopilar y generar nueva información para los estudiantes y que estos pudieran valerse de ella; este planteamiento se ve resuelto en la concepción de Centros de Recursos del aprendizaje (CRA), los que se establecen en los colegios como ” un espacio dinámico y de encuentro, [con] una diversidad de recursos de aprendizaje, que contienen información actualizada. Mediante múltiples servicios [que] apoya[n] el proceso de enseñanza-aprendizaje” (Enlaces, 2003).

Por otro lado en el punto del Docente y el estudiante destacado por Picardo Joao, quien plantea que el profesor debe ser un “pedagogo investigador” capaz de mediar aprendizajes significativos en los estudiantes a través de los recursos digitales e informacionales y que los estudiantes a su vez, deben ser capaces de discriminar y crear conocimientos ayudados por las habilidades en información, debiéndose producir este tipo de interacción de forma espontánea en ambientes físicos como virtuales. En relación con la actualización al planteamiento del autor es posible mencionar la integración de las competencias informáticas e informacionales con impacto en la investigación (CI2) que se ven incorporadas principalmente en los docentes de educación superior (Area, 2008; 2010; Pinto, Uribe, Gómez, y Cordón, 2011); y en el caso de los estudiantes es posible mencionar el impacto de los contenidos ALFIN dentro los programas escolares y universitarios que ayudan al aprendiz a manejar una mayor gama de conocimientos que le permitan pasar de la habilidad a la competencia informacional (Fonseca y Valdés, 2017).

En el caso de La evaluación, Picardo Joao explica, que esta tiene que lograr captar y medir los factores que influyen y definen el accionar del estudiante en su contexto formativo, pero a su vez destaca que esto no se realiza a plenitud y que en términos generales el proceso evaluativo se reduce a un conocimiento medible cuantitativamente y que posteriormente se le asigna una equivalencia numérica. Es ante este escenario donde entran en juego los nuevos enfoques de evaluación que dan prioridad a las capacidades particulares de cada estudiante frente a los distintos contextos que pudiera enfrentar en la vida, estas nuevas formas de medición son lo que se entiende hoy en día, como desarrollo de competencias (Rodríguez, Martínez, Olmos y Añez, 2014).

Como última actualización podemos encontrar a La didáctica y el entorno, en donde la Pedagogía Informacional, se centraba principalmente en los recursos como CD – ROM e Internet 1.0 principalmente. Con el avance tecnológico es posible incluir las herramientas y recursos de la Web 2.0 (Pérez y López, 2016), espacios virtuales de aprendizaje (Blanco y Anta, 2016), software que facilitan el aprendizaje (Velarde, 2017) y la gamificación (Morillas, 2016), entre otros muchos recursos existentes, que son usados e incluidos en los estudios y prácticas de la ALFIN.

Conclusión.

Como conclusión es posible decir que la Pedagogía Informacional de Picardo Joao, busca que la persona pueda mejorar su comprensión de la realidad mediante la integración de procesos de enseñanza – aprendizaje con un alto factor informacional y tecnológico, que le permitan adquirir saberes que lo ayuden a enfrentar los cambios vertiginosos que se llevan cabo en la Sociedad de la Información y que muchas veces son sobrellevados difícilmente por el desconocimiento de su funcionamiento, avance tecnológico e impacto en lo intelectual.

En paralelo es posible mencionar que la Alfabetización en Información es un conjunto de procesos en constante movimiento que van desde el desarrollo de las destrezas, habilidades y competencias informacionales en las personas (Marzal, 2010), hasta la generación de nuevo conocimiento (Zúñiga, Jarquín, Martínez, y Rivas, 2016), autonomía (Pérez y Antolí, 2016), pensamiento crítico (Pérez, 2016) y aprendizaje de por vida (Calderón, 2016) de forma progresiva y constante a lo largo del tiempo, desembocando en el buen uso metodologías investigativas, herramientas tecnológicas para facilitar el aprendizaje y planteamientos teóricos sobre el uso de la información por parte de los individuos.

Ahora bien, para que se lleven a cabo ambos planteamientos, es necesario de ambientes tecnológicamente idóneos en donde se establezcan procesos internos y externos relacionados con el uso de TICs y con la información, y que estas puedan mediar y ser parte de los elementos internos de Pedagogía Informacional y de la Alfabetización en Información, para el cumplimiento de  objetivos educativos permanentes en concordancia con el perfeccionamiento del conocimiento humano.

Para dar cierre a lo expuesto es posible mencionar que la Pedagogía Informacional de Picardo Joao (2002), y la Alfabetización en Información son enfoques complementarios que generan una serie de progresos en los procesos de enseñanza – aprendizaje en los distintos contextos educativos, si se lograra aumentar el estudio de su relación, significaría un avance importante en el desarrollo metodológico y epistemológico en las disciplinas de la Pedagogía y la Bibliotecología; y por tanto un nuevo vinculo para dos disciplinas que están en constante diálogo.

 

Notas.

  1. Oscar Picardo Joao
  2. Educación Telemática
  3. Metodologías en el manejo de fuentes informativas
  4. Analfabetismos Funcionales
  5. El riesgo de infoxicación
  6. Cambio de rol del docente a mediador y del alumno al participante activo de su propio aprendizaje (estudiante)

Obras consultadas

  • Area, M (2010). Tecnologías digitales, multialfabetización y bibliotecas en la escuela del siglo XXI. Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios. 25 (98), 39 – 52.
  • Area, M (2010). ¿Por qué formar en competencias informacionales y digitales en la educación superior? RUSC. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento. (7) 2, 2 – 5.
  • Area, M. (2008). La innovación pedagógica con TIC y el desarrollo de las competencias informacionales y digitales. Investigación en la Escuela. (64), 5 – 17.
  • Borges, J., y Marzal, M. (2017). Competencias en información y en comunicación: Desarrollo conceptual a partir de la New Media Literacy/Information and Communication Competencies: A Conceptual Development Based on New Media Literacy. Revista Interamericana de Bibliotecología, 40 (1), 35 – 43.
  • Blanco, A., y Anta, P. (2016). La perspectiva de estudiantes sobre los entornos virtuales de aprendizaje en la educación superior. Innoeduca. International Journal of Technology and Educational Innovation. 2 (2), 109 – 116.
  • Calderón, J (2016). ¿Educación o aprendizaje a lo largo de la vida? Revista Interamericana de Educación de Adultos. 38 (1).
  • Enlaces (2003) ¿Qué es un CRA? Ministerio de Educación de Chile.
  • Fonseca, C., y Valdés, D (2017). Implementación del programa ALFIN y sus principales resultados desde el Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación. Revista Conrado. 12 (56).
  • Hernández, J. A. G. (2007). Alfabetización informacional: cuestiones básicas. Anuario ThinkEPI. (1), 43-50.
  • Hernández, R. (2015). Análisis comparativo del uso de la información por parte de los estudiantes de ingeniería industrial y enfermería de la Universidad el Bosque (Tesis de pregrado). Universidad de la Salle, Bogotá, Colombia.
  • IFLA (2005). Faros para la Sociedad de la Información: declaración de Alejandría sobre la alfabetización informacional y el aprendizaje a lo largo de la vida.
  • Marzal, M (2010). La evaluación de los programas de alfabetización en información en la educación superior: estrategias e instrumentos. RU&SC. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento, (2), 28 -38.
  • Morillas, C. (2016). Gamificación de las aulas mediante las TIC: un cambio de paradigma en la enseñanza presencial frente a la docencia tradicional (Tesis Doctoral). Universidad Miguel Hernández, Alicante, España.
  • Ochoa, C y González de Dios, J (2006). Remedios frente a la “infoxicación”. Papel de las fuentes de información secundarias. Bol Pediatr. 46, 1 – 6
  • Oliveros, S (2014). La Alfabetización en Información y su posible inserción en los planes de estudio del Pregrado en la Universidad de Playa Ancha con apoyo de la teoría del aprendizaje conectivista (Tesis de Pregrado). Universidad de Playa Ancha de Ciencias de la Educación, Valparaíso, Chile.
  • Ortega, E (2016). El aprendizaje a lo largo y amplio de la vida. Padres y Maestros /Journal of Parents and Teachers. (366), 18 – 25.
  • Pérez, M y López, G (2016). Calidad en redes sociales en el ámbito educativo/Social network quality within educative environment. RICEA Revista Iberoamericana de Contaduría, Economía y Administración. 5 (10).
  • Pérez, C., y Antolí, A (2016). Desarrollar competencias en la educación superior con trabajo autónomo y de investigación. Opción. 32 (12), 238 – 253.
  • Pérez, J (2016). El docente, el pensamiento crítico y el lenguaje en la formación por competencia. Academia Libre. (7), 23 – 28.
  • Picardo, O (2002). Pedagogía informacional: Enseñar a aprender en la Sociedad del Conocimiento. Revista Iberoamericana de Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación. (3), 1 – 13
  • Pineda, C., Hennig, C., Segovia, Y., Díaz, D., Sánchez, M., Otero, M., y Rees, G (2012). Alfabetización informacional en la educación superior virtual: logros y desafíos. Información, cultura y sociedad, (26), 83 – 104.
  • Pinto, M., Uribe, A., Gómez, R., y Cordón, J (2011). La producción científica internacional sobre competencias informacionales e informáticas: tendencias e interrelaciones. Información, cultura y sociedad. (25), 29 – 62.
  • Pons, J., Colás, Bravo, M., y González, T (2016). La enseñanza universitaria apoyada en plataformas virtuales. Cambios en las prácticas docentes: El caso de la Universidad de Sevilla. Estudios sobre Educación. 20, 23 – 48.
  • Que de libros (2017). Biografía Picardo Joao Oscar.
  • Rodríguez, L., Uribe, A., Cabrera, J., y Serra, R. (2016). Análisis lingüístico y filosófico en definiciones de ALFIN aplicando técnicas bibliométricas. Anales de Documentación. 19 (2) 1 – 23.
  • Rodríguez, M., Martínez, F., Olmos, S., y Añez, M (2014). Evaluación de competencias informacionales en educación secundaria: Un modelo causal. Cultura y Educación. 25 (3).
  • Rojas, M., Remedios, J., y Hernández, T. (2016). La labor educativa del docente universitario desde un enfoque integral en su modo de actuación. Pedagogía y Sociedad, 19 (45), 26 – 43.
  • Siemens, G (2004). Una teoría de aprendizaje para la era digital.
  • Siemens, G. (2006). Conociendo el conocimiento.
  • Torres, R (2006). Alfabetización y aprendizaje a lo largo de toda la vida. Revista interamericana de Educación de Adultos. 28 (1), 25 – 38.
  • Transue, B (2013). Connectivism and information literacy: Moving from learning theory to pedagogical practice. Public Services Quarterly. 9 (3), 185 – 195.
  • Velarde, H (2017). Modelo para la estimación del esfuerzo de desarrollo en tareas de ingeniería de proyectos de software empleando aprendizaje automático (Tesis Doctoral). Universidad de Granada, Granada, España.
  • Violant, V., Rochera, M., Dorio, I., Antón, A., y Llorca, Q (2016). Unidades de aprendizaje intererasignaturas para desarrollar la competencia aprender a  aprender. Una experiencia de formación del profesorado en la doble titulación de los Grados de  Educación Infantil y Educación Primaria de la Universitat de Barcelona. Opción. 32 (Nº Especial 10), 972 – 981.
  • Zúñiga, C., Jarquín, M., Martínez, E., y Rivas, J (2016). Investigación acción participativa: Un enfoque de generación del conocimiento. Revista Iberoamericana de Bioeconomía y Cambio Climático. 2 (1), 218 – 224.

Sergio Oliveros –  Bibliotecólogo Chileno. Realiza sus labores profesionales en la Biblioteca de Poesía Chilena Contemporánea Pablo Neruda – Casa Museo La Sebastiana y se desempeña paralelamente como ayudante académico en el área de Epistemología de la Información en la Carrera de Bibliotecología de la Universidad de Playa Ancha. Actualmente está cursando el Magíster en Educación Superior a través de la Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER) con título validado por la Universidad Europea del Atlántico de España y la Universidad Internacional Iberoamericana (UNINI) de Puerto Rico.

Facebook: Sergio Alberto Oliveros Castro
Twitter: @Soliverosc7
LinkedIn: Sergio Alberto Oliveros Castro

The following two tabs change content below.

Firmas Invitadas

Post publicados por autores participantes como "Firmas Invitadas"
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Comments

  1. Responder

    • By Sergio Oliveros

      Responder

    • By Sergio Oliveros

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: