La lectura como experimento.

      2 comentarios en La lectura como experimento.

maraton lectura prEl 8 de septiembre de 2014 se celebró en Puerto Rico un maratón de lectura al cual por primera vez se unía Latinoamérica. El 9no Maratón Puertorriqueño por la Lectura es una iniciativa de CELELI,  el Centro para el Estudio de la Lectura, la Escritura y la Literatura Infantil, de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, y el objetivo del mismo es promover el amor por la lectura. Muchos piensan que esta actividad va enfocada a un público infantil o juvenil, los colegas de mi Biblioteca pensamos que el promover el amor a la lectura es una iniciativa que puede ser aplicada a todos los niveles. Hicimos el experimento y alegremente lo comprobamos.

Trabajo en una biblioteca académica subgraduada donde la mayoría de sus usuarios son jóvenes vibrantes entre las edades de 18 a 24 años de edad. Nos aventuramos a participar en el maratón, así que un grupo de colegas decidimos leerles el cuento “En barco de papel”  de Eugenio María de Hostos. “En barco de papel” es un incidente autobiográfico de Hostos, escrito en Chile en 1897.  ¿Y porqué Hostos? A Eugenio María de Hostos se le conoce como el “Gran Ciudadano de las Américas” fue un puertorriqueño educador, filosofo, intelectual, abogado, sociólogo y luchador incansable por la independencia de Puerto Rico. Además decidimos  dar a conocer su figura como educador en nuestra biblioteca por medio de una exhibición de su obra titulada “Vivir a Hostos…”. Todo orquestado para promover la lectura, promover el  conocimiento y la agenda de investigación que debe caracterizar el quehacer universitario.

A las 10:00 am nos lanzamos a la aventura, un equipo de 10 personas entre bibliotecarios, estudiantes y personal de apoyo leímos para todos nuestros estudiantes “En barco de papel” y la magia se comenzó a generar. De un ambiente agitado y ruidoso, la atmósfera se transformó. Fue maravilloso ver como los jóvenes universitarios, sus profesores y los empleados de la universidad se acomodaron todos frente a los lectores. La Biblioteca se fundió en un ambiente de paz, sosiego y de energía de la buena.  Ver las caras de esos jovencitos tan atentos, tan interesados fue un bálsamo para nuestro equipo de trabajo. Al concluir la lectura procedimos a ofrecerles información de la biblioteca y muchos mostraron su mejor semblante en agradecimiento por la información, por la lectura y por la actividad.

El equipo de trabajo de la biblioteca, apostó a la lectura, experimentamos con algo simple, leer un cuento a los usuarios y creamos magia. Una actividad sencilla que permitió crear un vínculo entre los estudiantes, sus profesores, los bibliotecarios, los empleados de la universidad. La lectura fue el instrumento poderoso que logró esta unión. Este experimento nos incita a soñar.

2 comentarios en “La lectura como experimento.

  1. Saul Equihua

    En hora buena por esta iniciativa Myrna, creo que el hacer que estas actividades sea un éxito y captar la atención (aunque sea por unos instantes) de los usuarios siempre dará la sensación de que podemos hacer, parafraseando un poco… “un bálsamo para nuestro equipo de trabajo”.

    Responder
    1. Myrna Lee Autor del post

      Gracias!
      Fue un experimento sencillo que nos regaló tanto. Mis compañeros y yo la disfrutamos tanto o quien sabe si mas que los estudiantes (pero eso es acá entre nos).

      Responder

Deja un comentario