miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

La destrucción de una biblioteca

Venezuela vive una etapa de oscurantismo. Nuestros estudiantes universitarios – ahora se incorporan algunos de secundaria – y la sociedad civil han levantado su voz de protesta por las condiciones de un país donde se incrementa cada día la inseguridad, el desempleo, la discrecionalidad en la aplicación de justicia, la opacidad informativa, la inflación, la escasez de alimentos, medicinas y repuestos, y la criminalización de la protesta. Algunos llaman a esta situación, ¡la tormenta perfecta!

A este rosario de calamidades, tenemos la quema de una biblioteca universitaria, la Biblioteca de la Universidad Fermín Toro en Barquisimeto. La furia contra la protesta estudiantil toma la dimensión de quemar una casa de estudio y con ella su biblioteca. Muere la biblioteca que era un ser vivo, que dialogaba y estaba al servicio de su  comunidad. No se leerán ciertos libros que pudiesen haber cambiado el curso de nuestro destino. ¡Fue quemada!

La comunidad bibliotecaria rechaza la violencia y destrucción de nuestros recintos universitarios y con ellos de sus bibliotecas.

LuisEnriquez1057

Fuente:  @LuisEnrique1057

La muerte violenta de una biblioteca universitaria, es parte de la sequía de documentos que desde hace varios años sufren nuestras bibliotecas universitarias, al no renovar suscripciones de revistas, la compra de libros y bases de datos académicas se paralizó, como lo hicieron sus colecciones. La universidad venezolana con su misión de docencia, investigación e innovación, cada día se alejada de la punta del conocimiento. Nuestros investigadores recurren a San Google y a colegas de otros países que facilitan documentos para desarrollar sus investigaciones. Las bibliotecas universitarias mantienen sus colecciones por los trabajos de grado, tesis y trabajos de ascenso que producen sus profesores y estudiantes, sumado a  la edición de libros universitarios, que ha disminuido por los altos costos de edición e impresión.

UFT

Fuente: RCTV.net – @RCTVenlinea

El 5 de mayo de 2014, es otra fecha nefasta a recordar, quemar una biblioteca debe hacernos levantar nuestra voz de protesta, porque podría pasar en nuestro país, algo similar a lo ocurrido con la Biblioteca de Alejandría que el conocimiento científico se extinguió bajo la peso del fanatismo político.

Imagen041

Elsi Jiménez – @jimenez_elsi –  Doctora en Educación de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Coordinadora del Doctorado en Educación de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Profesora de la Escuela de Bibliotecología y Archivología de la Universidad Central de Venezuela (UCV). 

 

 

The following two tabs change content below.
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Comments

  1. By diegoarielvega

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: