El valor de cada día: una historia de vida

El valor de cada díaEn esta oportunidad quiero compartir una historia de vida de una colega bibliotecaria, Mónica Barroso, quién trabaja como referencista en la Biblioteca del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, desde hace 34 años.

En febrero de 2014 Mónica fue diagnosticada de ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) una enfermedad progresiva que aún no tiene cura y que va disminuyendo las capacidades motrices.

A pesar de estas dificultadas, por sugerencia de su terapeuta, volvió a trabajar y decidió culminar sus estudios de bibliotecología.

Mónica demostró una gran entereza y enfrentó a la ELA como una realidad que se impuso en su vida, pero no le permitió que impidiera seguir con sus sueños y en ningún momento bajó los brazos. Recibió el apoyo de todos los afectos que supo cosechar a lo largo de toda su vida por lo cual esta acompañada por su familia, amigos, compañeros de trabajo, colegas y toda la comunidad académica que le dieron una mano para ayudarla a continuar con su vida en su hogar, en el trabajo y también poder culminar sus estudios.

Mónica es un gran ejemplo de superación y de integración en todos los espacios en los que se desenvuelve con gran valentía y determinación.

En reconocimiento a todo su esfuerzo y dedicación Mónica recibió la membresía honorífica de la Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina (ABGRA) y las distinciones de la Asociación Civil de Bibliotecarios Jurídicos (ACBJ), la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) y el Instituto de Formación Técnica Superior Nº 13.

En un acto con familiares, representantes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Consejo del Menor y la Familia, SECASFPI/ANSES, UPCN, ABGRA, ACBJ, profesores y compañeros de estudio, le hicieron entrega de diplomas de reconocimiento y trayectoria. En esa oportunidad se proyectó el video documental “El valor de cada día”, una producción de “Libros para la libertad” que se presenta a continuación.

 

AntonoMartinRomanAntonio Martín Román. Lic. en Bibliotecología y Documentación, Universidad Nacional de Mar del Plata, distinguido por desempeño académico. Bibliotecario Nacional (ENB). Presidente de la Asociación Civil de Bibliotecarios Jurídicos (ACBJ). Coordinador de Red de BibliotecasJurired. Vocal titular de la Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina (ABGRA). Miembro coordinador del Tesauro Cooperativo de Derecho Argentino (TCDA). Jefe de Departamento de Biblioteca y Centro de Documentación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Trabajó en distintas bibliotecas del Poder Judicial de la Nación, Universidad Nacional de Lomas de Zamora, Armada Argentina, Populares y Escolares. Publicaciones editadas en Biblioteca Cervantes Virtual, Revista Información Cultura y Sociedad, EREPAR, entre otras. Arbitro de la Revista Interamericana de Bibliotecología editada por la Universidad de Antioquia. Profesor de la materia Biblioteconomía II en el Instituto de Formación Técnica Superior Nº 13

14 comentarios en “El valor de cada día: una historia de vida

  1. ALARCON AYCART VIVIANA LOURDES

    Conozco esta situación …porque también me ha tocado de cerca con un ser querido en Uruguay.. es muy fuerte el sobrellevar el día a día.. y muy muy necesario el Valor de cada día.

    Sin dudas que Mónica es una excelente profesional.. se nota en todas las demostraciones de afecto y en el mensaje que nos han transmitido.

    Saludos
    Viviana

    Responder
  2. Fernanda

    Tuve la suerte de tener como compañera a Monica, una excelente persona. Me inculcó su amor por la Biblioteca, me enseño junto a Marta, otra gran compañera, el trabajo de la Biblioteca del Ministerio de Justicia. Luego, como usuaria de la misma, me encontré con una persona siempre predispuesta a ayudar, con un gran conocimiento de la bibliografía existente y con el plus de la experiencia de haber trabajado toda una vida en el sector. Gracias por permitirme desde estas humildes palabras agradecerle y reconocerle su aporte a mi formacion.
    Monica Barroso: sos todo un ejemplo de vida!!!!

    Responder
  3. Analia

    Mónica es una muestra fiel de lo que somos capaces de lograr si tenemos voluntad y fuerza de determinación.

    Cada uno de nosotros somos dueños de marcar nuestro punto de partida día a día, de determinar cuál será nuestro próximo horizonte y los límites para nuestros objetivos.

    A pesar de ser muy joven, estoy convencida que los desafíos, aunque sean complicados en algunos momentos, nunca serán IMPOSIBLE. Jamás aceptaré un IMPOSIBLE, y Mónica tampoco.

    Felicitaciones Mony,… por tu valor, tu pujanza y la fortaleza que mantienen firmes tus convicciones.

    Responder
  4. MARIA SILVIA LACORAZZA

    Es un orgullo para mí haber conocido a Mónica, en la Biblioteca del Ministerio, y contarla hoy entre los colegas bibliotecarios jurídicos, es un ejemplo su colaboración incansable para la ACBJ y el esfuerzo que día a día realiza para abrazar con tanto amor todo lo que hace y es su vida!!!

    Responder
  5. Jose Maria Williams

    El esfuerzo de Monica es enorme y emociona, sensibiliza y obliga a dat lo mejor de uno en la.actividad. Es un gran ejemplo y tambien visto en perapectiva, emociona la solidaridad de toda la.comunidad bibliotecaria en general y.en particular dentro de.la especialidad juridica

    Responder
  6. Sandra Roman

    Es una historia de vida muy conmovedora y ejemplar sobre todo cuando Monica dice que nada fue normal a partir de su enfermedad, es para todos nosotros un testimonio a tener en cuenta.

    Responder
  7. Patricia Teresa Carballo

    Un ejemplo de fortaleza, de dar vuelta la página y comenzar nuevamente con el ahínco con el cual siempre vivió de trabajar, estudiar, educar y acompañar a sus hijos. Felicitaciones Señora Bibliotecaria.
    ¡¡¡ CHAPEAU!!!!

    Responder
  8. Alfredo

    Mónica un ejemplo de vida, una heronia no solo de sus hijos, hoy también de muchos otros. Mucha fuerza y a los qué la rodean ‘shapo’. Desde la Patagonia un cariño enorme y un abrazo a los Águilar.

    Responder
  9. Cristina Borrajo

    Es una historia de lucha y valentía que te conmueve y sirve de ejemplo de como enfrentar las verdaderas dificultades que se presentan en nuestras vidas. Querida Mónica tus colegas bibliotecarios nos sentimos orgullos de que formes parte de este colectivo profesional y rezamos cada día para que Dios te siga dando fuerza en tu lucha y disfrutando del amor de tus hijos y de todos tus amigos y colegas.

    Responder
  10. Analia Moroz

    Conozco esta enfermedad porque la he vivenciado con un familiar cercano que la padecia también….se de lo terrible que es para una persona padecerla…sentir que las fuerzas te abandonan, sentir que no sos mas dueña de tus movimientos, sentir que tu mente vuela a mil y…las palabras te cuestas pronunciarlas, sentir que los sueños siguen intactos pero…se debe vivir en cámara lenta….sentir…sentir….que queres seguir viviendo, que tenés mucho para dar aún…que la vida sigue y….por eso…un homenaje a esta extraordinaria mujer que tengo la desdicha de no conocer…admiración es lo que siento y mucho mas que respeto porque es loable acariciar la vida de esta manera. Agradecimiento a un ejemplo a seguir, a una extraordinaria colega….entera por dentro y fuertisima en su espírutu…agradecimiento pambién para el colega Antonio Román por darnosla a conocer y asi valorar mas el día a día….Gracias ! Analía Moroz.

    Responder
  11. Maria Paula Salmoiraghi

    Me sumo a todos Los comentarios de felicitaciones a Mónica Barroso y me Siento orgullosa que haberla tenido como alumna, su dedicación, participación y superación demuestra una gran Profesional Bibliotecaria! Todo lo mejor, y mis mejores deseos!

    Responder
  12. Isabel Garin

    Mi admiración por el esfuerzo y las ganas de vivir cada día de Mónica, es un ejemplo de voluntad y resolución contra la adversidad. Mi simpatía para sus hijos y para todos quienes la apoyan, sus compañeros de trabajo en la Biblioteca del Ministerio, sus compañeros de estudio en el IFTS Nº 13, con todos ellos se advierte la importancia de la solidaridad. A Antonio, gracias por difundir este caso con tanto afecto y cuidado, y a la misma Mónica, gracias también por recordarnos cuánta fuerza puede dar esta profesión de bibliotecarios.

    Responder
  13. Nancy Monzón

    Mónica una gran luchadora y colega desde que la conocí y trabajamos juntas entendí que el amor que damos en cada cosa que hacemos por la profesión es lo que nos hace ser felices y completos de algùn modo.
    Gracias Mónica por compartir tu vida con nosotros y enseñarnos a ser valientes. Te admiro profundamente.

    Responder

Deja un comentario