miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

El lector latinoamericano y el libro electrónico

Hace apenas unos días me encontraba preparando un post para InfoTecarios y casualmente encontré un artículo que hace mención a la creación del primer catálogo latinoamericano de libros electrónicos, noticia por demás interesante.

Entre lo destacado, se encuentra la conformación de un catálogo que permita al lector entrar a este y poder adquirir diversos materiales en formato electrónico.

lector e book

 

Sin embargo en este texto me encontré con las siguientes líneas: “A pesar de que, según señala Zapata, en América Latina no hay “una clientela adecuada para la venta de libros digitales”, la industria editorial está ampliando la oferta de contenidos electrónicos en el continente.””(1)

 

Tomando en cuenta estas líneas se sabe que, en términos generales en América Latina se lee poco y de ahí que las consideraciones se orientan hacia la posible la inexistencia de una clientela inadecuada además de que me parece que existe un perfil para el lector latinoamericano, en el caso de México se dice que el índice de lectura es muy bajo y que en promedio se leen 2.9 libros al año.

Si a esto aunamos la brecha digital y que la penetración de las tecnologías de información no han sido lo que se requiere podríamos tener un panorama no muy grato.

sin embargo me parece que en esta problemática también entra en juego la baja producción de libros electrónicos en español y que buena parte de las obras se generan en inglés, si tomamos a Amazon como ejemplo, su catálogo en su mayoría se presenta en lengua inglesa.

Adicionalmente América Latina es un caleidoscopio cultural, con una amplia gama de dialectos y lenguas locales.

Un punto más que promueven la baja penetración del libro electrónico lo presenta el estudio PISA que mide los logros de aprendizaje de estudiantes de 15 años puede ser tomado en cuenta como estadísticas que nos muestran una radiografía de la problemática y que va más allá, tomando en cuenta elementos más de fondo como lo es la educación. En el año 2009 participaron nueve países de la región. El estudio muestra que un promedio de 48,4% de los alumnos entre estos países ni siquiera alcanza un nivel básico en lectura.(2)

Señalando la importancia de la enseñanza y haciendo énfasis en la tarea de fomentar el hábito de la lectura, Zapata menciona que: “Por más que tengamos dispositivos a la mano, si el profesor no cumple con generar amor por la lectura, si en la casa no animan a los niños para que lean, internet no lo va a hacer“.

Y he de decir que comparto la idea, por lo cual creo que es cierto que la educación en el aula juega un papel importante por medio de las escuelas, también creo que el goce por la lectura no tendra que estar totalmente ligado a esta parte, los hábitos y la formación en casa permean de una forma más significativa teniendo una clara influencia, esto es tenemos dos instituciones que influyen en la creación de lectores, estos son la escuela y la familia lo cual complementa el entorno en el cual se forman los nuevos lectores.

Es cierto que el contar con dispositivos como los smartphone o las tabletas hace que los nativos digitales se sientan más atraídos al manejo de las características que les permiten estos siendo una de ellas la lectura, sin embargo los migrantes digitales son los suelen sufrir más en el proceso de adaptación al uso de estas tecnologías y en muchos casos se presenta una resistencia a la lectura en pantallas.

Sin embargo no me gustaría estar en un escenario fatalista y podemos contemplar cómo año tras año se incrementa la penetración de las TIC, destacando la telefonía móvil, el uso de dispositivos como Tablets y el incremento del acceso a Internet e incrementando el ancho de banada en más sectores de las población.

Así pues los consumidores latinoamericanos que en 2010 le generaron 427,900 dólares de ganancias a los editores estadunidenses, gastaron 1,3 millones durante 2011, cifra elevada, pero aun así por debajo de los mercados de Europa y el Reino Unido, los cuales llegaron a los 5.8 y 7.1 millones, respectivamente, según la AAP. (3)

No obstante los factores mencionados previamente, la entrada del libro electrónico en América Latina y el éxito del mismo se darán de la mano de varios factores uno de ellos es que las condiciones de infraestructura como el acceso a Internet y la posibilidad de tener una computadora personal (o un dispositivo móvil o tableta) mejoren.

Tomemos en cuenta que la incipiente “lectura digital” en el mercado Latinoamericano se debe también a la carencia de catálogos digitales.

Una de las características que pueden hacer más sencillo el asentamiento del libro electrónico  desde mi punto de vista, hace relación a que un gran porcentaje de la población de América Latina comparte el español como lengua y que se habla en casi toda la región exceptuando a Brasil, de algún modo puede ser una parte del perfil del lector latinoamericano.

Los países del continente no solo se han preocupado por ampliar la oferta de libros electrónicos, sino en aumentar su propia producción y esto ha permitido que, según datos de las agencias nacionales de ISBN, se incremente la producción editorial.

Adicionalmente a los esfuerzos del mercado, también los gobiernos de países como Uruguay, Ecuador, Venezuela, Brasil, Colombia y México se han dado a la tarea de generar programas que permitan dotar a las escuelas y a los estudiantes de un dispositivo electrónico.

La formación de un lector no se da por generación espontánea, sino que constituye un proceso en el que intervienen numerosos factores. Uno de los que contribuye a fortalecer este camino es la presencia de un proyecto educativo y cultural sólido que favorezca el desarrollo y la participación de niños y jóvenes.

La irrupción de lo tecnológico y la conformación de la sociedad de la información han traído nuevas formas de producción y consumo de bienes y servicios culturales, lo cual ha creado un nuevo “ecosistema” que excede el ámbito de los dispositivos que nos brinda la tecnología para ubicarse en una forma novedosa de percepción y de lenguaje, ya que el simple dispositivo no sería de utilidad sn los contenidos y un consumidor de contenidos.

De ahí la popularidad de muchas empresas tecnológicas que han creado un auténtico ecosistema de consumo.

Sin duda alguna el libro electrónico y el propio lector seguirán siendo tema de muchos.

¿En tu opinión crees que existe un perfil del lector en América Latina?

¿Disfrutas de la lectura en libros electrónicos o por el contrario están fuera de tu interés?

Algunas referencias sobre el tema:

 

1. La lectura electronica en America latina

2. Informe regional de monitoreo del progreso hacia una eduación de calidad en América Latina y el Caribe EPT 2012

3. El libro electrónico tiene potencial en AL

 

The following two tabs change content below.

Saul Equihua

Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Comments

  1. By Francisco A. Alamar

    Responder

    • By Saul Equihua

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: