miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

El bibliotecario como aliado

download            Hace más de un año hice una publicación en el cual destaqué el rol de las bibliotecas como refugios.  En el momento de esa publicación, muchas bibliotecas en los EE.UU. estaban atravesando incidentes de violencia e intolerancia sistémica.  La mayoría de los usuarios de las bibliotecas que formaron parte de movimientos de solidaridad abrieron sus puertas a las minorías desprotegidas por el Estado y que fueron ejes de los ataques por parte de las fuerzas policiacas.  Una de las bibliotecas que más atención obtuvo fue Ferguson Municipal Public Library.  Esta biblioteca abrió sus puertas a la comunidad en momentos en que muchas entidades culturales permanecieron cerradas ante el miedo de la violencia que se estaba desatando en la municipalidad.  A más de un año de esta publicación, aún la violencia hacia minorías étnicas sigue siendo una realidad.  Este mes con la victoria del presidente electo Donald Trump, algunas asociaciones como YALSA –adscrita a ALA- hizo un comunicado de prensa a través de su blog.  En el mismo se enfatiza el rol de las bibliotecas de ser refugios y los bibliotecarios como agentes que protegen a sus usuarios (i.e. minorías raciales).

Puerto Rico, muy similar a EE.UU. ha experimentado miedos similares.  Sin embargo, la violencia que existe en Puerto Rico no es una física, sino ideológica.  En los últimos dos años se ha debatido la integración de un currículo con perspectiva de género.  Paralelo a ello, se ha levantado un discurso sobre los derechos de la mujer en la sociedad puertorriqueña.  A partir de la victoria del gobernador electo, Ricardo Rosselló, la carta circular que otorga el derecho y la orden de crear un currículo que incorpore la educación con perspectiva de género se ha visto amenazado.  Según los opositores a la educación con perspectiva de género, este tema debe ser discutido por los padres y no escuelas.  Adicional a la oposición se ha atribuido que la integración de un currículo con perspectiva de género puede ser perjudicial y trae consigo implicaciones que promuevan actos delictivos entre jóvenes.

Las bibliotecas han optado por crear programas en que se fomente la discusión y la tolerancia.  Junto a ello, se han fortalecido colecciones para reflejar la diversidad cultural.  En el caso de las bibliotecas que sirven a comunidades juveniles, YALSA ha creado guías sobre cómo servir a los diversos usuarios.  Entre las sugerencias se encuentra el fortalecimiento de los servicios de referencia y la creación de colecciones que sirvan a las necesidades de estos usuarios.

“Libraries can play a role in helping youth cope with the challenges, stress and even threats that have arisen for many of them recently” (Hill, par. 2).

            Debido al rol que se espera que las bibliotecas tengan en sus respectivas comunidades, se espera que estas sean espacios seguros.  Dentro de las expectativas de los servicios, se encuentra la necesidad de un cambio sobre la percepción de los ciudadanos sobre las mismas.  En un estudio realizado por el PEW Research Center, se identifica que un 76% de los estadounidenses perciben las bibliotecas como entidades que sirven un propósito educativo.  El rol educativo no debe estar limitado a las competencias de información.  En la actualidad, y con los eventos que han rodeado la sociedad estadounidense y puertorriqueña, se debe contemplar la discusión y educación de la diversidad cultural.  Las bibliotecas no deben tener un papel pasivo, sino tienen que ser agentes activos y tomar una posición que defina su misión.  Incidentes y respuestas como las ocurridas el año pasado en Ferguson ha abierto un diálogo sobre qué deben de hacer las bibliotecas y cómo estas deben tomar una posición para apoyar a su comunidad.  Las bibliotecas, aunque se ven obligadas a defender los intereses institucionales, debe de tener como norte llegar y saciar las necesidades de sus usuarios.  El centro y la razón de ser de las bibliotecas debe ser su comunidad, no el gobierno.

Existen estadísticas y portales en los cuales se demuestra la importancia de organizar colecciones que reflejen comunidades diversas.  Estos portales no son exclusivamente creados por bibliotecarios, sino también autores de libros infantiles y juveniles se han dado a la tarea de evidenciar la necesidad de incorporar textos que reflejen la diversidad cultural en las escuelas.  Entre los recursos que un bibliotecario puede estudiar e integrar en su institución se encuentran los siguientes:

Recursos profesionales curados por GLBTR

Bibliografías anotadas sobre Critical Race Theory

Día Celebration

Bibliografías anotadas sobre temas diversos en las bibliotecas

            Más allá de tomar una posición, el bibliotecario debe ser un agente que demuestre tolerancia y practique la misma en su entorno social.  Al practicar este ejercicio, la biblioteca se convierte en un espacio seguro y un refugio en tiempos en los cuales el estado no provee el mismo.

Referencias

Block, M. (2014). What it means to be an anti-racist children’s librarian, by Maggie Block [Blog post]. Recuperado de [link]

Burke, S.K. (2010). Social tolerance and racist materials in public libraries. Reference & User Services Quarterly, 49(4), 369-379. Recuperado de [link]

Hill, S. (2016, 11 de noviembre). YALSA Town Hall Nov. 16: Supporting youth durning challenging times [Web log post]. Disponible en [link]

Kipen, D. (2016). How to weather the Trump administration: Head to the library. Los Angeles Times. Recuperado de [link]

Klein, L. (2016). ALA addressing systematic racism in the library. Public Libraries Online. Recuperado de [link]

Meyer, R. (2016). Fewer Americans are visiting local libraries – and technology isn’t to blame. The Atlantic. Recuperado de [link]

Pagowsky, N., & Wallace, N. (2015). Black lives matter! Shedding library neutrality rhetoric for social justice. College & Research Libraries News, 76(4), 196-214. Recuperado de [link]

Peet, L. (2016). LACUNY Institute 2016: Race matters: Libraries, racism, and antiracism. Library Journal. Recuperado: [link]

Roothman, D. (2016). What now for ebooks and libraries – with Donald Trump elected as president? Teleread. Recuperado de [link]

Salker Jiménez, G. (2016, 7 de noviembre). Exigen discusión profunda sobre los derechos de la mujer. El Nuevo Día. Recuperado de [link]

Stevens, H. (2016, 10 de noviembre). Soothing kids’fears about a Donald Trump presidency. Chicago Tribune. Recuperado de [link]

The following two tabs change content below.

Alejandra Sofía Méndez Irizarry

Soy una bibliotecaria puertorriqueña. Me desempeño como bibliotecaria de assessment e instructora de competencias de información en el entorno universitario. Poseo un grado de maestría en ciencias bibliotecarias y de la información de la Universidad de Puerto Rico (UPR). Además de mis labor como bibliotecaria, soy estudiante doctoral en el Programa de tecnologías del aprendizaje de la UPR.
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: