Desertificación bibliotecaria y bibliotecarios : transformaciones y desafíos, algunas reflexiones sobre este trabajador del conocimiento.

Introducción

El abordaje de esta problemática que se da en las últimas décadas, a la que a veces por pudor, temores o reticencia no lo queremos abordar suficientemente, pero es algo que en nuestro “subconsciente profesional” debemos como ejercicio introspectivo indagar-lo, visualizar-lo y reflexionar-lo, con una mirada hacia adentro de nuestra identidad profesional a fin de obtener una mayor claridad y perspectiva hacia donde nos dirigimos como profesión en estos tiempos de profundas transformaciones tecnológicas, sociales, educativas etc.

Relacionado a esto, en los últimos meses al realizar sendos trámites me preguntaron por mi ocupación, una vez que les respondí “bibliotecario”, estas personas me comentaron y coincidieron ambas en afirmar, si con todo lo virtual y digital de la información existente en la red, seguiríamos teniendo trabajo y siendo útiles a la sociedad. Estas preguntas me dejaron pensando y reflexionando, además era algo que venía “meditando” hace varios años y que quiero compartir con ustedes no a modo de aseveraciones definitivas, sino como un pensamiento provisional de hacia donde vamos como profesión de servicio a la comunidad a la cuales estamos insertos..

Desertificación bibliotecaria el ¿porqué?

Vivimos un fenómeno en las bibliotecas a este fenómeno que denominaré como “desertificación bibliotecaria” se observa y acentúa en los últimos diez años, y coincide con el advenimiento popular de Internet y de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, este término es una metáfora de lo que se denomina desertificación lo cual viene siendo estudiado por las ciencias de la tierra o geología y que se produce a través de procesos de degradación ecológica en grandes regiones del planeta tierra, estos fenómenos se viene profundizando en proporciones cada vez mayores y afecta en la actualidad a mas de 2000 millones de personas que viven en estos territorios, principalmente en los continentes de Asia y África.

Desertificación Wikimedia Commons

Desertificación Wikimedia Commons

Este fenómeno de desertificación bibliotecaria estaría dado por la aparición casi masiva de Internet en los últimos años del siglo XX en nuestros países latinoamericanos en grandes capas de las sociedad, esto produjo profundos cambios a la hora de buscar y rastrear información en nuestros usuarios – lectores que asistían a nuestras bibliotecas y posteriormente la aparición de las redes sociales a través del masivo uso de aplicaciones 2,0 sumando al uso de teléfonos y dispositivos móviles inteligentes que permiten acceder a la red donde los usuarios encuentran información en forma autónoma que respondan en mayor o menor medida a sus necesidades informativas, sin tener ningún contacto con nosotros como profesionales bibliotecarios ni con ninguna unidad de información.

 

“Desertificación bibliotecaria”  Nuestra biblioteca: sala de lectura IES Cabred

“Desertificación bibliotecaria”
Nuestra biblioteca: sala de lectura IES Cabred

 

Los usuarios que anteriormente asistían a nuestras bibliotecas educativas pueden acceder ahora a grandes volúmenes de información, en forma autónoma sin pasar por biblioteca ni consultar remotamente a profesionales. En muchos casos sin moverse desde su hogar, o en todo caso en su lugar de estudio. Ya que en esos años pocos usuarios tenían Internet en sus hogares (finales del siglo pasado y principios de los 2000).

Las bibliotecas perdieron cierto “monopolio informativo” que tenían hasta entonces; para numerosas personas y algunos profesionales relacionados a la ciencias de la información comenzaron a pensar a fines del siglo XX apareciera una especie de “Apocalipsis” en las bibliotecas, que podría derivar en el cierre, achique de presupuestos y que como ocurrieron en bibliotecas públicas en España o también disminución del alcance o funciones de las mismas en la sociedad de la que había tenido hasta entonces, también se comenzó hablar de una reconversión del rol y del perfil del profesional, aparición de curador de contenidos y comunnity managers o social media managers.

Los bibliotecarios con una visión más optimista de este problema que se presentaba a principios del siglo XXI, decían que solo perderían terreno ante lo virtual y que la mayor parte de los usuarios podrían ser virtuales o remotos, aunque la estadísticas actualmente no revelan estos comportamientos en muchas bibliotecas por la falta de uso o sub-utilización de servicios de información y bibliotecarios digitales o virtuales, ante la mirada de los que deciden y funcionarios, los bibliotecarios, quedan expuestos a quitas de presupuesto, pérdidas de espacio por otros profesionales, y posibles desplazamientos de fuente laboral.

Nuevos desafíos del profesional del conocimiento

Es importante aquí remarcar la necesidad de que entrando el primer lustro del siglo XXI, estos cambios se fueron profundizando y agudizando, las bibliotecas en general fueron cada vez más perdiendo usuarios o lectores año tras año, hubo un vaciamiento en los edificios de usuarios y lectores y desconocimiento en muchos casos de los servicios virtuales y a distancia de las bibliotecas y sistemas de información, aunque el segundo lustro de la primera década del siglo XXI se produce otro gran fenómeno en la red, en donde las bibliotecas en ese estado de cosas podían encontrar quizás un resquicio, una oportunidad, nuevos desafíos y un segmento de participación dentro de la generación 2.0 o web social.

El profesional del sXXI

Las bibliotecas en la era de las redes sociales por medio de la horizontalidad de la comunicación ofrece nuevas oportunidades y desafíos a los bibliotecarios, que siendo un profesional del conocimiento le permite, encontrar nuevos canales de comunicación en la red de redes y en otros espacios virtuales, que facilita entre las nuevas funciones “curar” contenidos, filtrar información dentro de grandes volúmenes de datos (BIG DATA) y los zettabytes existentes en la red; el bibliotecario se convierte en un knowmads o nómada del conocimiento, en un sujeto capaz de moverse hábilmente dentro del nuevo ecosistema informativo, reconvirtiendo habilidades y conocimientos que poseía anteriormente y ayudar a otros a través de la alfabetización informativa y el trabajo en redes de aprendizaje a fin de lograr tal fin. El desafío esta planteado.

Referencias

Liwacki, Sofía, Miyasato, Akemi, Tello, Ivana. (2014). Alfabetización informacional. ¿Nuevas estrategias de aprendizaje? (Tesis de grado). Universidad provincial de Córdoba, Instituto Superior Dr. Domingo Cabred, Córdoba

Gallego de Lerma Rojo (2013, 11 de noviembre ). Síntesis y recursos para ser un nómada del conocimiento de

 

Lic. Juan Manuel Pineda

 

Lic. Juan Manuel Pineda
Licenciado en Bibliotecología y Documentación egresado de la UNC; Archivero Profesional Técnico Egresado de la UNC.
Asesor en el Equipo Técnico de la Dirección General de Educación Superior (DGES) – Área Red de Bibliotecas REVIbes.
Trabaja en la Biblioteca del Instituto de Educación Superior Dr. Domingo Cabred- Universidad Provincial de Córdoba.
Contacto : juanmanuelpineda42@gmail.com

 

 

 

3 comentarios en “Desertificación bibliotecaria y bibliotecarios : transformaciones y desafíos, algunas reflexiones sobre este trabajador del conocimiento.

  1. Pingback: Desertificación bibliotecaria y bibliote...

  2. Ignacio Gallego De Lerma Rojo

    Muy interesante el cambio (y reto) que se plantea en este artículo. Gracias Juan. Muy certero. Yo mismo en mi juventud me pasaba todas las semanas por la biblioteca buscando libros y luego en casa leyéndolos. Ahora tal vez pase una vez o dos al año.

    Ahora paso todos los días por internet. Leo decenas de buenos artículos a diario. Selecciono las noticias que me interesan. Leó con el iPad eBooks que realmente me interesan. Compro en papel los libros que deseo leer despacio. La oferta es tan grande, que voy estableciendo criterios para filtrar y localizar lo relevante. Y si me relajo y disfruto, siempre aparece recursos que puedo llevar a mi experiencia. Porque al final esto es lo importante, que la información se transforme en conocimiento dentro de mi y de mis actos. Antes íbamos a la biblioteca buscando libros que nos inspiraran a crear un huerto, un negocio o una vida. Ahora hacemos lo mismo por internet, con más oferta y también con más fragmentación.

    Y aquí está el reto de cada persona, que seamos nuestro propio bibliotecario en casa con ayuda de tantas personas que nos mascan y acercan información. Y aquí esta el reto de los “antiguos” bibliotecarios, que se transformen en gestores del saber, pues realmente hay mucho que hacer para que la fragmentación se convierta en un conocimiento integrado y valioso. Son tiempos de cambio, pero no hay duda de que la labor de los bibliotecarios o mejor dichos los Knowmads del conocimiento es cada vez más importante y relevante.

    Ya sé que tenemos cierta nostalgia del pasado, pero un presente y un futuro del saber llama a nuestra puerta y nos dice ¡¡Tu vocación sigue siendo importante!!

    Responder
  3. Pingback: Desertificación bibliotecaria y bibliote...

Responder a Ignacio Gallego De Lerma Rojo Cancelar respuesta