miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

Cuento de hadas o realidad…

Hasta hace unas semanas cuando un compañero me cuestionaba sobre las obras destinadas a niños y jóvenes, así fue que me di a la tarea de adentrarme un poco en dicha temática y la pregunta que me llevó a la realización del siguiente post fue ¿Cómo ha cambiado este lector en particular? Ya no es como solía ser con nosotros, ¿Cuáles son los cambios más significativos? y he aquí un poco de lo que encontré.

Un sector muy particular que se encuentra en plena expansión y que nos está representando retos excepcionales es la literatura para el público infantil y juvenil (LIJ), no cabe duda, que este género no es ajeno al impacto de las tecnologías y se conjugan nuevos modelos y nuevos espacios colaborativos.

Estos niños y jóvenes ahora son etiquetados como “nativos digitales”, hecho que designa a esta generación por una gran soltura en la red, es decir, viven cotidianamente con el uso de tecnologías, particularmente Internet; por ello hay que acercárseles en su mismo idioma y en su mismo formato, en este sentido, podría atreverme a decir que no es tan cierto que nuestros niños y jóvenes no leen, por el contrario, lo hacen a través de sus pantallas (no quisiera analizar en este momento el tipo de lectura que hacen y sus efectos en el aprendizaje, pero siempre tenerlo en consideración).

images (1)

La literatura infantil y juvenil tiene una gran capacidad para adecuarse, adaptarse, divertir, enseñar y por ello entraña ciertas complejidades y retos; sobretodo, ofrece una vivencia a través de lo sensorial.

Este tipo de lectores hoy día busca:

• Información rápida y efectiva
• Extractos de información
• Respuestas en un clic
• Es un lector ante todo visual

Dadas las condiciones actuales nos encontramos ante lo que podríamos llamar una cultura de la participación, que nos ofrece nuevos caminos y posibilidades de lectura para nuestros nativos digitales. Es imposible hablar de literatura infantil y juvenil sin alejarnos de la ALFIN, que como mencione en post anteriores pretende desarrollar ciertas habilidades para manejar la información, en este caso muy particular dirigido a un nuevo lector, consumidor de nuevas tecnologías, que lee a través de la pantalla y al que tendremos que formarle.

 “…la necesidad de enseñar a leer en línea es urgente e irrenunciable”. Daniel Cassany (2008)

Consideremos que ahora el lector infantil o juvenil llega buscando directamente la información sobre los textos que le interesan. Desde mi particular punto de vista, el engranaje que materializa a la LIJ es la misma, las herramientas lo convierten en un nuevo entramado cibernético (se agregan imágenes más dinámicas, sonido, video, links a otros recursos, notas o modificaciones dentro del texto, etc.), sirviéndonos como un amplificador que aumenta la intensidad, pero al mismo tiempo representa un cambio en el modelo de comunicar y compartir información, también se ha denominado LIJ 2.0 para referirse a este tipo de situaciones que la enriquecen.

ScreenHunter_01 Jul. 20 20.41

Espero que este muy breve recorrido pueda servir para fomentar la lectura en estos usuarios afectos a la tecnología, usando su mismo idioma, pero combinado con los métodos tradicionales, destacando además que la principal ventaja es la de compartir, un ejemplo claro de todo esto comentado es la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, un buen modelo de actuación y difusión de la LIJ, avalada por más de diez años de historia, quienes por principal objetivo tienen: recuperar los textos de literatura infantil y juvenil española e hispanoamericana, además de ser un espacio de creación para niños y adultos.

También es de destacarse el Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil (CEPLI), quien recoge varios recursos dedicados a la LIJ (actividades, jornadas, congresos, fondos bibliográficos, etc.). Seguramente podríamos encontrar algunos más y de mucho interés, completos y enfocados en esta temática, pero por el momento solo mencionaré estos.

A manera de conclusión puedo decir que el cambio es inherente en la LIJ, que hay nuevos roles y herramientas pero… como mencionara Paul Hazard:

“Me agradan los libros que se mantienen fieles a la esencia misma del arte, o sea, que brindan a los niños un conocimiento intuitivo y directo de la belleza sencilla, susceptible de ser percibida inmediatamente y que produce en sus almas una vibración que les durará de por vida”.

Ahora sí… intentemos llegar a nuestros pequeños y no tan pequeños.

images (2)

FIN.

 Fuentes consultados y/o recomendados.

• Andruetto, M. T. Hacia una literatura sin adjetivos [en línea]. En Jornada de Literatura Infantil y Juvenil. Buenos Aires: Facultad de Filosofía y Letras. Recuperado el 10 de Agosto de 2012 de: http://201.147.150.252:8080/jspui/bitstream/123456789/1124/1/Hacia%20una%20literatura%20sin%20adjetivos.pdf
• Sarabia Jiménez, M. Literatura infantil y juvenil. [en línea]. En Revista digital: innovación y experiencias educativas. No. 14, Dic. 2009. Recuperado el 10 de Agosto de 2012 de: http://www.csi-csif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_14/MINERVA_SARABIA_1.pdf
• http://www.imaginaria.com.ar/05/7/ponencia.htm
• http://www.educacontic.es/blog/literatura-infantil-y-juvenil-en-la-red
http://literaturainfantilyjuvenileninternet.blogspot.mx/

The following two tabs change content below.

Claudia Rivera Sánchez

Mi intención es la de compartir en este espacio mi punto de vista e intereses relacionados al mundo de la información. Tendrán cabida temas diversos, aunque no he de negar mi inclinación por la Organización de la información y la ALFIN, con la intención de que puedan ser útiles e interesantes.
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: