miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

Cuando el peligro acecha las bibliotecas

guns and books

En la revista American Libraries (enero-febrero 2014), se presenta un reportaje sobre el asunto de las armas de fuego en las bibliotecas. En el mismo se discute un caso en el estado de Michigan que desarrolla la interrogante de que si las bibliotecas pueden a sí mismas declararse zona libre de armas. De acuerdo al artículo en Michigan aparentemente no se puede.

Desde hace unos años han sucedido varios eventos violentos que nos han marcado y sorprendido como universitarios y como ciudadanos del mundo. Casos como el de Virginia Tech en el 2007, donde hubo 33 muertos, o el caso de Sandy Hook Elementary School en Connecticut donde fallecieron 20 niños y 6 educadores en el 2013.

Este reportaje de American Libraries y los casos antes mencionados trajeron a mi mente, una situación acontecida en la biblioteca en la que yo trabajo, hace unos dos o tres años aproximadamente exploto una bomba casera en el área de referencia. La misma fue puesta por estudiantes que tomaron la idea de lugares de la Internet. ¿Qué se hizo en esa ocasión? Se desalojó la biblioteca y cesaron los servicios por dos días en lo que se limpiaba el área y se investigaba. También recordé que cuando trabaje de noche, un ciudadano (Policía), vino a la biblioteca con su arma de reglamento (cuando hay una disposición, al menos en mi trabajo) que esas situaciones se deben evitar, al hacerle un acercamiento para orientarle, el oficial sacó su arma y me dijo ¿Qué pretendes que te la de a ti? Que hice en esa situación, llame a la Guardia Universitaria, lo denuncie e hice que lo sacaran de su salón de clases >:)

Ante tantos casos de violencia que están aconteciendo en escuelas, universidades, ¿Qué podemos hacer nosotros en las bibliotecas? ¿Qué orientación podemos dar a nuestros estudiantes y visitantes para que pongan a salvo sus vidas? ¿Cómo ponemos a salvo nuestras propias vidas ante una situación de peligro? Los bibliotecarios estamos llamados a defender nuestros principios, nuestros recintos y nuestros usuarios, pero ¿estamos realmente preparados para enfrentar situaciones de violencia real? ¿Estamos preparados para trabajar una situación de armas de fuego, bombas y asaltos?  ¿Qué opinan ustedes?

Referencias:

Goldberg, B. (2014). Taking aim at the reality of guns in libraries. American Libraries.

 

Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: