Contando historias en la biblioteca

cuentacuentos

Fuente: http://pilarroman.com/

Desde tiempos inmemoriales el acto de contar historias ha servido para múltiples propósitos. Algunas veces tenía una función de entretenimiento y distracción al público, otras cumplía un rol educativo y didáctico, así como para inculcar un sistema de valores morales o preservar una cultura, pero siempre el propósito principal consistía en captar la atención del público.

La narración de historias o storytelling, en inglés consiste en la transmisión de conocimientos e información con la intención de dar un mensaje al público. Para lo cual el insumo más importante es una buena historia que tenga el poder de atraer al auditorio.

 

Hay que comprender que existen dos momentos muy distintos, uno es el momento de story y otro es el momento de telling. Son dos procesos completamente distintos hasta en su forma de trabajar. El primero es la construcción de un mundo: hay personajes, hay artefactos, hay lugares, hay cosas, muchas informaciones. De otro lado, el telling tiene muchas estrategias de cómo se va hacer para contar la historias y captar la atención desde el principio hasta el final.

“El storytelling surgió como una necesidad de captar la atención de la gente”.
Entrevista a Fernando Palacios.

Entre las múltiples estrategias de marketing que emplean las bibliotecas para acercar a los usuarios a las bibliotecas, son los cuentacuentos o storytelling los que logran convocar a diversos tipos de usuarios, los más populares son los dirigidos al público infantil y adolescente. En otros casos, también promueven que algunos usuarios formen parte de estas actividades a través de la formación en este arte, es el caso de los adultos mayores que han recibido capacitación en el arte de la narración oral en La Casa de la Literatura Peruana, para que puedan transmitir el amor por contar historias a los más pequeños. 

 

Enlaces de interés

Deja un comentario