miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

Comunidades virtuales: algunos planteamientos.

Google + Lode Van de VeldeCuando hablamos de las múltiples oportunidades y herramientas con las que cuenta la biblioteca para estar en contacto con sus usuarios, así como el poder apoyar en procesos educativos, podemos considerar el hablar de las comunidades virtuales.

Podemos considerar la definición José Antonio Gallego Vázquez el cual dice que una comunidad es un grupo de personas que comparten el mismo fin y voluntariamente se asocian para conseguirlo (1)

También se denomina comunidad virtual a aquella comunidad cuyos vínculos, interacciones y relaciones tienen lugar, no en un espacio físico sino en un espacio virtual como Internet. Las comunidades virtuales se forman a partir de intereses similares entre un grupo de personas. Se organizan y se llevan a cabo a partir de objetivos en específico. Puede ser de cualquier tema, no hay restricciones. Las comunidades saben que son redes, evolucionan de este modo, ampliando los miembros, diversificándose entre sí, nacen en el ciberespacio.(2)

Vale la pena el poder marcar un diferenciador entre las redes sociales y las comunidades virtuales. Gallego lo expresa del a siguiente manera:

“Las redes sociales son el vehículo, el lugar de encuentro, el entorno donde la gente se reúne. Están centradas en la persona o la empresa, que va creando su propia red. Pero mucho más importantes a mi juicio y quizá menos valoradas, son las comunidades. Quienes cambian el mundo, quienes crean valor,están en comunidades.”

Si hablamos del caso de las redes sociales también tendremos un diferencial, las redes que desde antaños forma el ser humanos para compartir y lo que hoy en día nos presenta la tecnología asociado a las tecnología y a la Web 2.0.

Sin duda y muy en boga tenemos el término red social y de una manera muy simple quienes estamos inmiscuidos en ellas lo podemos asociar a Facebook, Google+ o las de carácter científico como Reseach Gate o la que se deriva de Mendeley.

Sin embargo como el mismo Gallego señala, “Las redes, como el resto de medios sociales (foros, blogs, mensajería instantánea,etc.) han potenciado el poder de las comunidades, permitiendo que personas en diferentes lugares del mundo puedan colaborar e integrar su propia comunidad, cosa que hasta entonces era imposible, o ineficiente y complicado.”

Por consiguiente podemos decir que las comunidades son las que aportan el valor y permanecen, en este entorno las redes sociales son el instrumento tecnológico que utiliza la comunidad para “reunirse”.

Si somos un poco más específicos podemos mencionar brevemente la definición de comunidad, la cual se basa en un grupo de individuos que tienen ciertos elementos en común, tales como el idioma, costumbres, valores, tareas, visión del mundo, edad, ubicación geográfica (un barrio, por ejemplo), estatus social o roles, etc.

Partiendo de estos elementos y retomando las comunidades virtuales pasan las características previamente citadas y se operación se lleva a cabo en medios virtuales, que puede ser o no una de las redes sociales que existen hoy en día.

En este entorno las comunidades virtuales en su operación pueden llevar a cabo, debates, microrrelatos, apoyo a la enseñanza, resolver dudas de manera sincrona o asincrona, conseguir información para mejorar los servicios, realizar acciones de marketing y hasta donde la imaginación nos permita llegar.

Si cerramos estos aspectos al medio bibliotecario, la biblioteca siempre está atenta a resolver las necesidades de información de su comunidad, ya sea en de modo presencial o virtual.

De tal modo y si hacemos mención de algunas comunidades virtuales, el mismo Blog Infotecarios o Biblogtecarios, se han convertido en una comunidad que crea, comparte, colabora e interactúa con los profesionales de la información y que a su vez también trata de llegar los usuarios de los servicios de información.

Hablando de Facebook grupos que integran temáticas y profesionales que se se especializan en diferentes áreas temáticas, también los encontramos, así como el desarrollo de grupos por parte de la misma biblioteca para sus usuarios.

Y de este modo podríamos seguir mencionando medios en los cuales la biblioteca pude generar comunidades virtuales.

Por consiguiente vale la pena antes de estar en cualquier red social, el considerar en donde se encuentran nuestros usuarios y el poder generar comunidades virtuales a partir de determinar por qué medios es posible impactar en el usuario final de los servicios de información.

Obras consultadas y recomendadas

1. Gallego Vázquez, J. A. (2013) Comunidades Virtuales y Redes Sociales

2. Galindo Caceres, J. (2013). Construcción de una comunidad virtual. Signo y Pensamiento, 19(36), 93-102.

The following two tabs change content below.

Saul Equihua

Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: