Chatbots, Inteligencia Artificial (IA) y bibliotecas

Desde hace un tiempo he tratado de seguir el desarrollo de tres macro tendencias en el mundo tecnológico, estas son el Big Data, el Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés) y la Inteligencia Artificial (AI).

Hablando de esta última macro tendencia (AI) hay muchos aspectos y aplicaciones que diferentes compañías del ámbito tecnológico están desarrollando en torno a la AI, ejemplo de ello están los ayudantes personales, disponibles en nuestros dispositivos móviles como SIRI (disponible en dispositivos Apple), el asistente de Google y Cortana (el asistente de Microsoft), sin embargo no son los únicos ejemplos asociados a la AI, pero antes de mencionarlos vale la pena tomar en cuenta una definición de AI.

Cuando hablamos de la Inteligencia Artificial, según Takeyas (2007) es una rama de las ciencias computacionales encargada de estudiar modelos de cómputo capaces de realizar actividades propias de los seres humanos en base a dos de sus características primordiales: el razonamiento y la conducta. (1)

Y como rama de la teoría de la computación incluye áreas tales como el razonamiento automático, la demostración de teoremas, los sistemas expertos (también asociado a los bots), el procesamiento de lenguaje natural, robótica, lenguajes y ambientes de IA, aprendizaje (asociado a Machine Learning ML), redes neuronales, algoritmos genéticos, por mencionar solo algunas.

Hablando concretamente de los sistemas expertos, estos son un sistema computacional que émula la capacidad de tomar decisiones de un humano experto.

Un Bot puede estar diseñado en cualquier lenguaje de programación, funcionar en un servidor o en un cliente, o ser un agente móvil, etc. A veces son llamados Sistemas Expertos, pues muchos se especializan en una función específica.

Entre las funciones que hoy en día desmepeñan los Bots se encuentran:

  • Rastrear información en la web (Web Crawler)
  • Dar respuestas rápidas
  • Mantener conversaciones
  • Editar de manera automática
  • Simular tráfico en Internet y las redes sociales

Y derivadas de estas funciones el “Dar respuestas rápidas” pueden permitir a las bibliotecas utilizar esta parte de la IA (entre otras) por medio de la adaptación de la tecnología de inteligencia artificial para servicios de referencia.

La AI ha recorrido un largo camino con ejemplos como el de Watson de IBM cuando ganó “Jeopardy” en febrero de 2011. Los avances en inteligencia artificial (AI) combinados con la disponibilidad de recursos en línea hacen que sea hora de considerar la inteligencia artificial como una herramienta para la biblioteca.

Incluso el comenzar a pensar en soluciones que puedan integrar el desarrollo de la inteligencia artificial y el reconocimiento facial permitiendo a los Bots llevar a cabo una entrevista en un proceso de referencia, podría sonar a ciencia ficción pero ya hoy en día se desarrollan Bots, y tenemos dispositivos móviles que hace la identificación facial se vale soñar ¿o no?

Volviendo a aspectos más concretos y hablando de los Chatbots en las bibliotecas, aunque si bien es cierto estos pueden llevar a cabo procesos de búsqueda, aún muy rudimentarios para las necesidades de las bibliotecas y sus usuarios, estos pueden pueden proporcionar orientación general y hacer referencias brindando un apoyo a los bibliotecario (nunca sustituyendo).

La inteligencia artificial en un Chatbot está construida usando conceptos de Natural Language Interaction (NLI) que están diseñados para simular una conversación.(2)

Las bibliotecas europeas fueron las primeras en explorar los chatbots, especialmente el experimento Stella (https://goo.gl/YzMfWZ) en Bibliothekssystem Universität Hamburg. Stella es un Cahtbot, con el que uno puede tener conversaciones similares a las de un chat. El principio para ello es una base de datos que asigna respuestas adecuadas a todas las entradas posibles. El desarrollo de esta base de conocimiento tomó más de nueve meses.

De igual modo vale la pena hablar del proyecto “Pixel” de The University of Nebraska. Pixel es un chatbot experimental que puede responder preguntas sobre las bibliotecas y sus recursos. Este programa fue desarrollado usando AIML (Lenguaje de Marcado de Inteligencia Artificial). Se puede encontrar más información sobre AIML en http://www.alicebot.org/aiml.html.

Hablar con Pixel es como si estuviéramos hablando con una persona que acaba de aprender el idioma (idioma inglés). Si deseas probar puedes hacerlo por el siguiente link http://pixel.unl.edu/

En el artículo de Allison (2) puedes encontrar más información sobre el proyecto Pixel.

Hoy en día todo el mundo habla de las macro tendencias con las que inicié este post (Big Data, IoT e AI), sin embargo a veces me parece que solo es una moda y que poco se sabe de cómo realmente trabajan, muy a modo de broma y comentando con colegas y amigos suelo decir que estas macro tendencias son como el sexo en los adolescentes, esto es: Todo el mundo habla de ello pero pocos saben cómo es realmente, creo que en algún momento yo mismo he habaldo de estos temas con un amplio grado de desconocimiento, pero ahora lo menciono por que existen diferentes modos crear Chatbots.

Uno de ellos es el que se mencionó a lo largo de es post, por medio de sistemas expertos, pero otros se asocian a Machine Learning como el siguiente ejemplo.

Chatbot “Lola”. Aunque este no está relacionado directamente con bibliotecas creo que vale la pena mencionarlo, Lola está basada en el sistema Dialogflow de Google parte de la plataforma de desarrollo Google Cloud y una tecnología de creación de chatbots con aprendizaje automático usando Machine Learning.

Los corpus conversacionales temáticos  se desarrollan sobre la base de árboles y grafos no dirigidos, sin embargo también se utilizan grafos dirigidos en ciertas conversaciones a efectos de conseguir la mejor experiencia. Si deseas hacer una prueba a continuación te dejo el vínculo a “Lola” .

En esta ocasión creo que hasta aquí llega este post, valdría la pena saber si conocías de estas iniciativas y cuál es tu opinión sobre estas tecnologías, comenta por la página o en nuestras redes sociales.

Articulos consultados y recomendados

1. Takeyas, B. (2007) Introducción a la inteligencia artificial. Disponibel en: https://goo.gl/nbTthC Consultado el 10/07/18.

2. Allison, D. (2012). Chatbots in the library: is it time?. Library Hi Tech, 30(1), 95-107.Disponible en: https://goo.gl/jrPiis

 

Deja un comentario