La irrupción de las tecnologías, como la web 2.0 en general y las redes sociales en particular, en la vida diaria y en la práctica profesional, supuso un cambio en la forma en que se realizan los procesos de comunicación e información en un entorno dinámico y en constante transformación que favorece la participación de