miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

El lugar de las bibliotecas en el posconflicto

El 23 de septiembre de 2015 pasará a la historia de Colombia por ser el día en el que, después de más de 3 años de negociaciones, el Gobierno y las FARC anuncian desde La Habana el fin a un conflicto de más de 50 años e incluso le dan fecha límite: 23 de marzo de 2016. Las reacciones fueron inmediatas registradas en los medios y en las redes sociales. Una parcialidad política y venosa que prefiere acabar la guerra con balas y muertos puestos por otros, en contraposición al resto del país del lado de las víctimas que quieren paz, justicia y reparación sin impunidad.

//

Hoy celebramos un momento histórico en nuestro país, ¡#LaPazEstáCerca! → www.senalcolombia.tv/paz

Posted by Señal Colombia on mercredi 23 septembre 2015

En ese período de negociaciones la academia ha estado presente desde los debates, foros, seminarios y demás actividades académicas y ejercicios intelectuales con expertos nacionales y extranjeros. Precisamente, ayer en la tarde en un conversatorio sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, Yuri Jack críticaba energícamente como los docentes-investigadores-admnistrativos se preocupan hoy más por publicar muchos papers en co-autoría internacional que por ofrecer soluciones reales a los problemas que abordan. Justamente, ayer mismo -pero en la mañana- en un conversatorio con el maestro Jesús Martín-Barbero y docentes de la Universidad Javeriana, se reflexionaba en torno a la importancia de traer las realidades locales al aula de clase; esto quiere decir que aunque la guerra se viva principalmente en el campo y algunas ciudades periféricas, las grandes ciudades y, especialmente, la capital no están ajenas a este contexto, en el cual la escuela y la universidad deben ser participe de la tan anhelada paz. Un reto pero tambien una oportunidad para quienes ejercemos la docencia en un campo que está en deuda con temas claves como éste.

Sin embargo, en todo el mundo se han retratado historias de bibliotecas y su impacto en zonas de conflicto armado gracias a su labor en la preservación de la memoria y las tradiciones ancestrales o como lugar de refugio e integración de sus comunidades. Por ello, en este punto decisivo se hace necesario establecer un diálogo y una articulación del papel que juegan las bibliotecas en la construcción de paz y la responsabilidad del profesionales de la información en el posconflicto colombiano, tal como ya mencionaban Tinoco y Gordillo en una propuesta que además:

caracteriza su labor en las comunidades de resistencia y exalta su perfil socio-humanístico, capaz de establecer diálogos interculturales e interdisciplinarios, cuyo fundamento se encuentra en el pensamiento crítico y una posición activa en la problemática regional, analizando la biblioteca como una institución de múltiples posibilidades y oportunidades, comprometida en generar tejido social y aportar en el camino para alcanzar paz (2011, p.2).

Así, el profesor, el estudiante y el bibliotecario serán actores activos en el comienzo de lo que sería este posconflicto (uno de los varios pendientes), mientras se estabecen, con una mirada esperanzadora, otros mecanismos de negociación con los demás grupos armados como ELN, Paramilitares y BRACRIM. Sin embargo, vale la pena preguntarse por ejemplo ¿cuáles son las acciones que empienzan a evidenciar una orientación de las bibliotecas hacia este tema? En este caso, rescato algunas experiencias documentas recientemente.

Premio Nacional de Bibliotecas Públicas (Municipales)

En el 2014, la Biblioteca Luis Carlos Galán Sarmiento del  Valle del Guamuez (Putumayo) fue merecedora de este premio. Su bibliotecaria Gloria Estella Nupan menciona:
“Nuestra idea es esa: que desde la biblioteca se impulse el diálogo y sigamos construyendo la paz a partir de la lectura y el diálogo, porque gracias a esas lecturas realizadas desde la infancia es que comienzan a transmitirse esos lazos de solidaridad y de amistad para reconstruir el tejido social”
A su vez, Juan Carlos Millán Guzmán, del Grupo de Divulgación y Prensa del Ministerio de Cultura señala que:
al igual que en el resto del país, los ojos de esta comunidad del Valle del Guamuez también están pendientes de lo que pueda ocurrir en Cuba con los Diálogos de Paz que adelanta el Gobierno con la guerrilla, son muy conscientes respecto al hecho de que la construcción de la paz debe pasar también por una lógica local y regional, en la que espacios como la Biblioteca adquieren un carácter de primer orden para hacer ese sueño realidad.
Este año, la Biblioteca Pública Clara Inés Campos Perdomo, de San Vicente del Caguán fue la galardonada con el premio.
San Vicente del Caguán es “uno de los municipios más extensos e importantes de la Amazonia, rico en zonas de reserva forestal y primer productor de ganado a nivel nacional. Pero su nombre aún se asocia con el fracaso en la búsqueda de la paz con las Farc” (Ávila, 2015). Lizeth Paola Amézquita quien es la bibliotecaria desde 2013, señala:
Desde la biblioteca no hemos querido desconocer que estamos en una zona de conflicto. Vivimos aún con el estigma de estar rodeados de muchos grupos armados ilegales. Sin embargo, nuestra estrategia es no relacionamos con ningún tipo de fuerza pública ni al margen de la ley.
Esa estrategia señala Ávila (2015) “les ha permitido recorrer las 16 inspecciones y gran parte de las 250 veredas que conforman San Vicente, con programas como ‘Haciendo memoria’, con la participación de adultos mayores, que le apuesta a la reconstrucción de la historia de la localidad. A este programa se unen el Cine Club, la Maleta viajera –que lleva los servicios de la biblioteca mínimo una vez al mes a las veredas más aparta- das–, los recitales de poesía y la capacitación de docentes en promoción de lectura con el programa ‘De la mano con mi profe viajo en las alas de los libros’”.
El jurado estuvo conformado por Jesús Martín Barbero, Marisol Cano y Marianne Ponsford, quienes tuvieron en cuenta aspectos como “las experiencias de las bibliotecas, el liderazgo de los bibliotecarios, las condiciones en que desempeñan su labor, el papel que cumple la biblioteca como escenario para el rescate de la memoria y el trabajo que vienen adelantando con jóvenes, niños y población vulnerable” (Ávila, 2015).
La premiación se llevo a cabo el pasado 8 de septiembre y en su discurso de entrega del premio la Ministra de Cultura manifestó:

“Tal vez la profesión más honrosa que uno podría ejercer es el de bibliotecario” Mariana Garcés, MinCultura pic.twitter.com/lPokwKgdNZ

— MinCultura (@mincultura) septiembre 8, 2015

 

Bibliotecas públicas

La Biblioteca Luis Ángel Arango recientemente fue escenario de la conferencia “El individualismo en una sociedad en posconflicto” con Gilles Lipovetsky, reconocido intelectual francés. Como aparece en la descripción del vídeo: “En una etapa decisiva de Colombia, Lipovetsky nos vistita para poner en diálogo la sociedad, el individuo, la guerra, la paz, lo legal, lo necesario y todo un horizonte de conceptos que entran en juego durante una de las etapas más difíciles de la guerra: el postconflicto” (BLAA, 2015). A continuación la grabación completa:

A comienzos de mes se realizó en Manizales el Encuentro Regional de Bibliotecarios que reunió a 75 bibliotecarios de la zona cafetera. José Bernardo González Betancurth, Secretario de Cultura de Caldas, manifestó:

“Queremos bibliotecas que se acerquen a la comunidad, que sirvan como herramientas para la formación de valores en la época del postconflicto, que congreguen, enseñen y se conviertan en una opción de múltiples actividades en el uso del tiempo libre para personas de todas las edades” (2015),

Bibliotecas comunitarias y rurales

Finalmente, en el 2007 el nombre de José Alberto Gutiérrez se dio a conocer por su noble historia: un recolector de basura quién rescataba de ésta cientos de libros y con los cuales conformó en la sala de su casa una biblioteca comunitaria. Los años pasaron y su sueño simplemente creció. Este mini documental cuenta la historia de la fundación La fuerza de las palabras:

Este es el cielo con el que amaneció hoy La Habana, lugar que vio renacer la esperanza de la Paz en millones de colombianos.

La Habana Septiembre 24 de 2015

Foto crédito: Laymi García (C)

Por: Mauricio Fino (@maolibrarian)

The following two tabs change content below.
Profesional en Ciencia de la Información - Bibliotecólogo. Especialista en Alta Gerencia. Soy docente universitario y comenzando un proyecto de emprendimiento. Aprendo francés y programación. Escribo en http://maolibrarian.com; colaboro en www.infotecarios.com y administro http://obturisti.co, un laboratorio colaborativo patafísico.
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: