Bibliotecas, IFLA, Agenda 2030 y ODS para América Latina y el Caribe

Creo firmemente que el acceso universal a la información es una cuestión de derechos humanos que contribuye a alcanzar la libertad a las personas, y que las bibliotecas son las puertas para asegurar la democracia a través del acceso a la información y al conocimiento. Por este motivo, nosotros los bibliotecarios tenemos la extrema responsabilidad de aplicar nuestras habilidades y esfuerzos para mantener y ampliar estas puertas para el beneficio de nuestras sociedades”.

Glòria Pérez-Salmerón, Discurso de la Presidenta de la IFLA 2017-2019 en su toma de posesión en Wroclaw, Polonia, 24 de agosto de 2017

Ya anteriormente en InfoTecarios, y de manera sostenida, se ha hecho seguimiento al protagonismo que las Bibliotecas están teniendo en la implementación de la Agenda 2030 y el impacto que pueden tener en cada uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Así en años sucesivos, la actual Presidenta de la ALA Loida Garcia-Febo, como Firma Invitada; la Infotecaria María Violeta Bertolini, Oficial de Comunicaciones del Programa Advocacy de la IFLA; también como Firma Invitada, Stephen Wyber, Manager de Política y Advocay de la IFLA; y quién suscribe, le han dedicado algunos párrafos al tema.

En esta oportunidad, hemos querido actualizar los contenidos acerca de lo que ha venido ocurriendo en el último año con el movimiento bibliotecario global liderado por la IFLA, y su presidenta Glòria Pérez-Salmerón, para mostrarle al mundo la importancia fundamental que tienen las bibliotecas en la construcción y desarrollo de los ODS y la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

2017: UN GRAN AÑO PARA LAS BIBLIOTECAS

Lo primero a resaltar del 2017 ha sido el compromiso que han adquirido bibliotecarios de 75 países para crear conciencia sobre los ODS e involucrarse en la inclusión de las bibliotecas en los planes nacionales de desarrollo, principalmente, a través de la creación del Mapa de la IFLA de las Bibliotecas del Mundo: una herramienta para todos en defensa de las bibliotecas, que aspira recoger datos sobre indicadores de funcionamiento de bibliotecas en todo el planeta.

Adicionalmente, se ha convertido en el receptor de pequeñas historias de buenas prácticas que demuestran cómo las bibliotecas de diferentes países contribuyen a los ODS y actúan como colaboradoras para atender las necesidades locales de desarrollo.

En el plano internacional, la IFLA también lanzó en asociación con el Grupo de Tecnología y Cambio Social de la Universidad de Washington (TASCHA) el primer Informe de Desarrollo y Acceso a la Información (DA2I, por sus siglas en inglés). Un informe que establece el aporte que un acceso significativo a la información puede contribuir para el desarrollo, poniendo especial énfasis en los ODS, y que además fortalece los intentos de medición relacionados con el Objetivo 16 al constituir una serie de indicadores y una línea base. En el sitio web oficial del DA2I se puede consultar un Resumen Ejecutivo del informe, en español.

Tomemos la Agenda 2030 de las Naciones Unidas como una gran oportunidad para ayudar a las personas a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a través de las bibliotecas; trabajemos  conjuntamente con nuestros gobiernos e instituciones en la elaboración e implementación de los planes de desarrollo nacionales, proponiendo iniciativas para facilitar la transformación de nuestro mundo”. Glòria Pérez-Salmerón, Discurso de la Presidenta de la IFLA 2017-2019 en su toma de posesión en Wroclaw, Polonia, 24 de agosto de 2017.

Y apenas había transcurrido un mes luego de la toma de posesión de la nueva Presidenta de la IFLA, cuando para conmemorar el segundo aniversario de la adopción de los ODS, IFLA compartió junto a los bibliotecarios del mundo hispano un webinar de 1 hora para aprender más sobre el informe Desarrollo y Acceso a la Información (DA2I), que recientemente había publicado la organización.

El evento llevó por nombre “Webinar de la IFLA: Desarrollo y Acceso a la Información (DA2I). Un acceso significativo a la información para no dejar a nadie atrás”, y en el mismo participaron la Presidenta de la IFLA Glòria Pérez-Salmerón, Maria Violeta Bertolini, Oficial de Comunicaciones de Promoción y Defensa de la IFLA, y María Garrido, Investigadora Principal en TASCHA. Esta presentación ha sido clave para comprender y hacer uso del DA2I en las actividades de promoción, defensa y sensibilización de las bibliotecas en cada uno de los países de habla hispana.

 

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN 2018?

El evento más importante este año para la IFLA será el Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas a celebrarse en julio, donde los gobiernos nacionales se unen para discutir el progreso hacia los ODS. Allí, el tema central será la “Transformación hacia sociedades sostenibles y resilientes”, un total de 48 delegaciones presentarán sus Informes Nacionales Voluntarios (que son una gran oportunidad para compartir buenas prácticas bibliotecarias), y el foco se posará sobre los ODS número 6. Agua limpia y saneamiento, 7. Energía asequible y no contaminante, 11. Ciudades y comunidades sostenibles, 12. Producción y consume responsables, 15. Vida de ecosistemas terrestres y 17. Alianzas para lograr los objetivos.

Para la IFLA el objetivo de desarrollo sostenible más relevante será el número 11., que bajo el título Ciudades y comunidades sostenibles, es el ODS que todas las bibliotecas cubren en la construcción de sociedades más cohesivas y en la salvaguardia del patrimonio cultural. Representa una gran oportunidad para destacar cómo las bibliotecas se encuentran en el corazón de los pueblos y ciudades a las que sirven.

En ese sentido, la IFLA se centrará este año en reunir historias y evidencia sobre cómo las bibliotecas ayudan a alcanzar el ODS11. Y lo hará presentando siete temas clave cubiertos en las metas de este objetivo y que se relacionan con nuestras instituciones bibliotecarias:

  • Las bibliotecas como servicio público clave (Meta 11.1: todos deberían tener acceso a viviendas y servicios básicos seguros y asequibles)
  • Bibliotecas como regeneradoras (Meta 11.3: la necesidad de una planificación y gestión de asentamientos sostenibles)
  • Las bibliotecas como guardianes del patrimonio cultural (Meta 11.4: la importancia de salvaguardar el patrimonio cultural)
  • Bibliotecas como servicio de emergencia (Meta 11.5: la preparación para desastres y la necesidad de planificar lo peor para evitarlo)
  • Bibliotecas como reductoras de residuos (Meta 11.6: la necesidad de que las ciudades reduzcan su impacto ambiental)
  • Bibliotecas como espacio público (Meta 11.7: la provisión de espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles para todos)
  • Las bibliotecas como centros de desarrollo (Meta 11a: el vínculo entre el desarrollo urbano y rural)

No obstante, gran parte del trabajo y de hecho una inmensa oportunidad llega en la serie de reuniones regionales celebradas entre marzo y mayo. Estas están organizadas por las comisiones económicas y sociales regionales de la ONU y analizan los avances de los ODS, y en particular los enfocados este año, desde una perspectiva más local.

La IFLA también buscará ser activa en todos estos aspectos, especialmente teniendo en cuenta la importancia del ODS 11 para nuestras instituciones. También es muy buena la ocasión para reunirse con expertos de la ONU y representantes gubernamentales de la región, y poner las bibliotecas en sus agendas.

La más reciente de estas reuniones se llevó a cabo en nuestra región, específicamente, en Santiago de Chile, en la que una importante delegación de la IFLA participó activamente abogando por las bibliotecas y el acceso a la información en las reuniones organizadas por la Sociedad Civil, durante la Segunda Reunión del Foro de Países de América Latina y el Caribe sobre Desarrollo Sostenible auspiciada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En ese contexto, la Biblioteca Hernán Santa Cruz de la CEPAL organizó un evento paralelo en asociación con la IFLA titulado: “La importancia del acceso a la información para lograr el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe”. Este evento tuvo como objetivo destacar y discutir la importancia del acceso a la información, el papel de la sociedad civil, y en particular de las bibliotecas en la implementación y monitoreo de los ODS a nivel local, nacional, regional e internacional a una audiencia de políticos de alto nivel, expertos y funcionarios de toda la región.

Adicionalmente, la IFLA jugó un papel activo en la sesión “Diálogos sobre contribuciones de múltiples partes interesadas a la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” en la que se presentó la Declaración de la Sociedad Civil. Allí, se logró la inclusión del acceso a la información y la cultura en el texto de la declaración. Y se exigió, entre otras cosas, que se garantice el acceso a la información como un derecho humano; y una agenda participativa, inclusiva y democrática, donde todas las personas puedan empoderarse y beneficiarse de las oportunidades económicas y sociales, de manera informada y comprometida.

 

LA VISIÓN GLOBAL DE LA IFLA

Pero un poco antes, el 19 de marzo de 2018, en la ciudad de Barcelona (España) fue lanzado el resumen del Informe Visión Global que es la estrategia de la organización para fijar una hoja de ruta para todo el sector bibliotecario en todo el mundo. La idea es posicionarnos como bibliotecarios unidos globalmente tanto en objetivos como en valores, así como también conectar las acciones globales y locales eficazmente.

Para ello, la IFLA con este informe ha presentado una especie de decálogo de las reflexiones y las oportunidades que debemos considerar alrededor de las bibliotecas, su misión y visión a mediano y largo plazo:

Reflexiones destacadas.

  1. Estamos comprometidos con el acceso libre y equitativo a la información y al conocimiento.
  2. Seguimos estando profundamente comprometidos con la promoción de la alfabetización, el aprendizaje y la lectura.
  3. Estamos enfocados en el servicio a nuestras comunidades.
  4. Propiciamos la innovación digital.
  5. Tenemos líderes que reconocen la necesidad de una sólida promoción y defensa de la profesión.
  6. Consideramos que el financiamiento es uno de nuestros grandes desafíos.
  7. Reconocemos la necesidad de consolidar la colaboración y las alianzas.
  8. Deseamos ser menos burocráticos, inflexibles y resistentes al cambio.
  9. Somos los guardianes de la memoria del mundo.
  10. Nuestros jóvenes profesionales están profundamente comprometidos y ávidos por liderar.

Oportunidades.

  1. Debemos luchar por la libertad intelectual.
  2. Debemos actualizar nuestros roles tradicionales en la era digital.
  3. Debemos entender mejor las necesidades de la comunidad y diseñar servicios que tengan impacto.
  4. Debemos adaptarnos a los permanentes cambios tecnológicos.
  5. Necesitamos más y mejores promotores y defensores de la profesión en todos los niveles.
  6. Debemos asegurarnos de que las partes interesadas comprendan nuestro valor e impacto.
  7. Debemos desarrollar un espíritu de colaboración.
  8. Debemos desafiar las estructuras y los comportamientos existentes.
  9. Debemos maximizar el acceso al patrimonio documental mundial.
  10. Debemos ofrecer a los jóvenes profesionales oportunidades eficaces de aprendizaje, desarrollo y liderazgo.

Y para fortalecer las ideas que conlleven a generar un sector bibliotecario sólido y unido para impulsar sociedades alfabetizadas, informadas y participativas, la IFLA ha programado un conjunto de Talleres Regionales. Los primeros de ellos realizados hace muy poco en América Latina y el Caribe (Chile), y en Norteamérica (Canadá); y que continuarán próximamente en el Medio, Este y Norte de África (Túnez), Europa (Francia), Asia y Oceanía (Vietnam), para finalmente cerrar en el resto de África (Sudáfrica). El objetivo final será configurar el Plan de Acción general de la Visión Global y estrategia futura de la IFLA.

 

LO QUE DEPARA EL 2019

Un aspecto clave este año será la preparación para el 2019. Esto es muy importante porque el año que viene será el de la revisión de los ODS en su conjunto. Y esto quiere decir que los objetivos podrían cambiar, y a su vez los indicadores que serán parte de un proceso paralelo que concluirá en 2020. En tal sentido, luego de tanto esfuerzo para garantizar que el acceso a la información esté incluido en los ODS, será necesario asegurar que se mantenga junto con otros objetivos y metas que reflejan el trabajo de las bibliotecas.

Será también un año para planificar la participación de la IFLA en el Foro Político de Alto Nivel 2019, que se centrará en el tema: “Empoderar a las personas y garantizar la inclusión y la igualdad“. Por ello, desde ya se está trabajando en reenfocar tres ODS cruciales para las bibliotecas: el acceso a la información (como parte del ODS 16), la educación (ODS 4) y el empleo (ODS 8). La organización centrará sus esfuerzos para garantizar que se aproveche al máximo esta oportunidad para que todos sepan qué tan esenciales e innovadoras son nuestras instituciones bibliotecarias.

El sector bibliotecario de América Latina y el Caribe tiene el inmenso desafío de tomar el tren que nos puede llevar a consolidar a las bibliotecas como una institución democrática para la información, la educación y la cultura con un enfoque basado en derechos humanos, a través de la Agenda 2030 y los ODS. Aún hay problemas socioeconómicos y sociopolíticos tan básicos por superar que a veces vemos el camino bastante cuesta arriba: aquellos que tienen que ver con el reconocimiento de las bibliotecas como una institución fundamental, o con la ausencia de una legislación fuerte para el sector, o con la falta de financiamiento sostenible para los múltiples proyectos bibliotecarios que se quedan en el papel, o con el tímido y a veces hasta apático liderazgo de nuestros bibliotecarios empíricos y profesionales.

Muchísimo depende y pasa por superar, más temprano que tarde, todos estos obstáculos de forma unida y sólida. Es quizás por eso que le tengo tanta fe a estas maravillosas iniciativas de la IFLA de estos tiempos, porque se ha puesto al frente de la defensa y promoción de la profesión y de nuestras instituciones como nunca antes. Y que nos invita a avanzar juntos, precisamente y justamente, sin dejar a nadie atrás.

Que este sea el momento clave para hacerles entender, de una vez por todas, a los poderosos de turno por qué son importantes y para qué sirven nuestras bibliotecas.

Y que no se nos olvide: #JuntosCreamosElFuturo

@rennygranda

Bibliotecólogo venezolano / Bibliotecario activo en el Ecuador

Deja un comentario