Bibliotecarios en el cine

      No hay comentarios en Bibliotecarios en el cine

Imagen tomada de: https://thefilmstage.com/reviews/review-the-boy-who-harnessed-the-wind-tells-an-engaging-tale-of-innovation/

El 1º de marzo, Netflix comenzó a transmitir una película preciosa, titulada El niño que domó el viento. Esta película está inspirada en hechos de la vida real y nos presenta la vida de un niño de una aldea en Malawi, África. Este niño ve como la sequía afecta a su aldea y cómo van menguando las reservas alimentarias. El construye un molino (turbina), y salva a su aldea.

Sin querer ser “spoiler” les diré el papel de la Biblioteca y de la Educación en esta película son inspiradores. La Bibliotecaria sirvió como agente mentor del niño, y podemos apreciar como por medio de preguntas, propició el pensamiento crítico en el protagonista.

Comparto con ustedes, el trailer de tan excelente película: https://www.netflix.com/title/80200047 

Hay muchos estereotipos de la imagen del Bibliotecario en los medios de comunicación. Yeagley (1999), menciona que “desde hace muchos años bibliotecarios han sido representados en los medios de comunicación, y durante muchos años bibliotecarios reales se han sentido molestos por la manera generalmente negativa de estas representaciones (p.7).

Iturbe Fuentes & Ramírez Leyva (2014) en su estudio presentan la situación del estereotipo del bibliotecario. Sin embargo, elevan y de cierta forma “limpian” la imagen del bibliotecario al establecer dos miradas. La primera, sí tiene que ver con el aspecto físico y las actitudes psicológicas del bibliotecario y la segunda es sobre los roles sociales, valores, virtudes, temas de género y también situaciones humorísticas que desempeñan, así como los elementos simbólicos que prevalecen en el imaginario social. Este nuevo crisol, debo confesar que no lo había imaginado al momento. La imagen es la que vende, la imagen es la poderosa y es en lo que mayormente nos centramos.

Ahora bien, ¿cuál es esa imagen dominante en los medios de comunicación? Tanto Yeagley (1999) como Iturbe Fuentes & Ramírez Leyva (2014), coinciden en lo siguiente:

La imagen dominante de los bibliotecarios en los medios de comunicación, como las películas, ha sido la de una vieja criada. Una mujer mayor, soltera, con gafas, pelo en un moño, con ropa conservadora, y que «calla» a las personas son las características típicas. Muchos bibliotecarios sienten que las películas necesitan intercambiar la imagen poco realista y negativa de la «vieja doncella» por una más realista, positiva y profesional. (Yeagley, 1999, p. 7).

Sin embargo, el estereotipo asoció frecuentemente al bibliotecario con una mujer de edad avanzada, sola, malhumorada, restrictiva, no atractiva, peinada con “chongo” (moño de cabello), anteojos y zapatos cómodos (Engle, 1991: 2, citado en Iturbe Fuentes & Ramírez Leyva, 2014, p.27).

Podemos apreciar que el estereotipo del bibliotecario es una mujer madura, con espejuelos (gafas), ropa conservadora y peinado estilo moño. De igual manera en la literatura se mencionan rasgos de carácter, tales como malhumorados, amargados, que siempre mandan a callar a los usuarios, retraídos y tímidos. De acuerdo con los autores antes mencionados, el estado civil de las bibliotecarias según el estereotipo es el de una mujer soltera o viuda, más curioso aun es que en algunas películas esta bibliotecaria se aventura a hacer viajes sola para vivir, como decirlo, “la vida loca”.

En cuanto a los valores, Iturbe Fuentes & Ramírez Leyva (2014), identifican en su estudio que los bibliotecarios son expuestos como caballeros de gran sabiduría, expertos en recuperar información y tremenda afición a la lectura, también un tanto tímidos e inseguros con el sexo opuesto. Mientras que las bibliotecarias se aprecian como bondadosas, solidarias, amables, eficientes y que ayudan a otros a resolver problemas, etc. Hay otra vertiente que se expone en los medios sobre el estereotipo de las Bibliotecarias, y es la imagen de la Bibliotecaria Seductora. Los autores mencionan que esta mirada se observa en la comedia y que usualmente son situaciones “en las cuales los hombres hacen todo lo posible para conquistar a las bibliotecarias, pero ellas por lo general se resisten a los cortejos y ponen al reguardo su honorabilidad (p.36)”.

Iturbe Fuentes & Ramírez Leyva (2014) exponen que en la literatura profesional se encuentra que muchos bibliotecarios si tienen una buena imagen de sí mismos, sin embargo, el estereotipo negativo se ha mantenido. De igual manera personas fuera que están dentro y fuera de la profesión creen que esa imagen adversa ha afectado el estatus profesional y la imagen que tienen de sí. Dupré (2001), autor mencionado en la investigación, sugiere “dejar de lado la preocupación respecto al estereotipo de lo físico, ya que esto impacta en la inseguridad y la autopercepción del bibliotecario (p. 2)”. Kneale (2009), lleva esta situación un poco más profunda, cuando expone que el estereotipo “tradicional” del bibliotecario se ha mantenido por décadas en la mente del colectivo, y esto ha impactado directamente el estatus profesional del mismo de la siguiente manera:

  1. Afecta la interacción que tiene el bibliotecario con los usuarios, puesto que difícilmente se puede valorar una profesión o un profesional cuando no se entienden o conocen sus conocimientos y capacidades;
  2. Repercute en los salarios del profesional;
  3. Afecta la identidad del bibliotecario, ya que a los profesionales se les designa con cualquier otro título, por ejemplo, asistente, consultor de información, especialista en información o especialista de recursos digitales, por eso no tiene representación social y se le puede confundir con un informático, un periodista, etcétera (García, 1999: 20);
  4. Las actividades profesionales proyectadas se miran como meras actividades operativas. (p.7; p. 28 según citado en Iturbe Fuentes & Ramírez Leyva (2014).

En la película que da paso a este escrito El niño que domó el viento, se puede apreciar que la imagen de la Bibliotecaria que se expone es una mujer adulta joven, bondadosa, eficiente que ayuda al niño a lograr su objetivo, sin embargo y a pesar del contexto en el cual se desarrolla la historia, esta Bibliotecaria asume un rol de lance y reta la autoridad. El papel de la Bibliotecaria en este filme coincide con lo encontrado como estereotipo en la literatura profesional.

Para concluir el escrito de hoy, les invito a dar una miradita al libro del 2014, del fotógrafo norteamericano Kyle Cassidy This Is What a Librarian Looks Like: A Celebration of Libraries, Communities, and Access to Information. Este libro nos presenta lo que son los bibliotecarios reales, con pensamientos y reflexiones de los bibliotecarios fotografiados sobre lo que es ser un bibliotecario.  

 

Literatura consultada:

Iturbe Fuentes, L., & Ramírez Leyva, E. M. (2014). Estereotipos y roles sociales de los bibliotecarios en el discurso cinematográfico/Librarian’s Stereotypes and Social Role in the cinematographic discourse. Revista General de Información y Documentación24(1), 25. Recuperado de http://revistas.ucm.es/index.php/RGID/article/viewFile/45388/42701

Yeagley, B. (1999). Shelving, Stamping and Shushing: Librarians in the Movies. Recuperado de https://files.eric.ed.gov/fulltext/ED435392.pdf

 

 

Sobre Myrna Lee

Librarian University of Puerto Rico at Bayamón. Prof. Torres-Pérez has 20 years of experience working at Academic Libraries at the University of Puerto Rico. At the present, works as Serials and database librarian at the Learning Resource Center at the University of Puerto Rico at Bayamón. Also collaborates with the Information Literacy Program offering workshops and conferences to students and faculty members. In the past she was a Reference Librarian and Public Service Coordinator. In the 2013 ALA Annual Conference presented a Poster. Currently, is also a writer (mainly on Information Literacy issues), co-director and social media manager at Infotecarios (Latin American collaborative blog about Librarianship and Information Science). Ed.D. candidate in Higher Education Program at the Interamerican University of Puerto Rico.

Deja un comentario