miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

Algunos retos en la economía del conocimiento

La integración de lo económico, con el conocimiento generado por la sociedad se ha convertido en un nuevo paradigma que revoluciona los esquemas productivos; es decir, las naciones enmarcan al conocimiento como un producto económico, dicho fenómeno es llamado Economía del Conocimiento (EC); respecto a esto Taichi Sayaka nos dice que: el producto económico de la nación es el resultante de todos los elementos de valor que se expresan en una sociedad, incluyendo el capital racional, emocional, financiero, relacional, tecnológico y cultural para el desarrollo de la nueva riqueza de las naciones. 

educacionEl conocimiento a lo largo de la historia siempre ha sido fundamental en el desarrollo, la novedad ahora es la rapidez con la que se “crea” y se aplica a la producción, lo cual llega a determinar ciertos niveles de vida y bienestar, puede ser la diferencia entre ser un país subdesarrollado o de primer mundo; debemos considerar que no se trata del conocimiento por sí mismo, sino, que resulte en una serie de bienes y servicios.

El fenómeno llamado EC, es definido por el Banco Mundial (2001) como:

“El conocimiento creado, adquirido, transmitido y utilizado con mayor efectividad por los individuos, las organizaciones y las comunidades para promover el desarrollo económico y social.”

Según Dahlman y Anderson (2000) la definen como:

“Una economía en la cual “el conocimiento (codificado y tácito) es creado, adquirido, trasmitido y utilizado más efectivamente por empresas, organizaciones, individuos y comunidades para un mayor desarrollo económico”.

Las economías basadas en el conocimiento se sustentan en tres elementos fundamentales:

  • Un sistema de innovación: se refiere a los flujos de información y conocimiento que se da entre la industria, el gobierno y la academia (principales actores en la EC) en el desarrollo de la ciencia y la tecnología, para desarrollar ideas innovadoras que mejoren la productividad sobre un proceso o producto.
  • Una población educada y recursos humanos calificados: en la medida que la población cuente con las habilidades necesarias para localizar, analizar y adaptar a su contexto el conocimiento, mayor será la productividad y aprovechamiento del conocimiento y por ende mayor el desarrollo económico.
  • Acceso a la infraestructura de las TIC: bien sabemos que las TIC son herramientas indispensables que facilitan el intercambio de ideas, lo cual agiliza el intercambio de conocimiento; lo hace más eficiente y genera mayor demanda por parte de los consumidores.

La interacción entre estos elementos, también queda explícito en el siguiente esquema:

Fuente: Elaborado por la Fundación Este País con base en Banco Mundial, Cerrar la brecha en educación y tecnología, Alfaomega, Washington, 2003.

Fuente: Elaborado por la Fundación Este País con base en Banco Mundial,
Cerrar la brecha en educación y tecnología, Alfaomega, Washington, 2003.

¿Cómo nos ha impactado este fenómeno?

El conocimiento es la materia prima con la que siempre hemos trabajado, visto como un producto rentable y alejándonos de un mercantilismo mal entendido, debemos tomarlo como un incentivo para reafirmar nuestra razón de ser: los usuarios.

Todos ellos en busca de conocimiento, para lo cual debemos fortalecer nuestro rol y diversificar nuestras funciones; simples ejemplos de ello son los CRAI (Centros de Recursos para el aprendizaje y la Investigación) que integran diversos recursos.

De la misma manera, podemos valernos de la EC y potencializar el papel de la biblioteca, resaltando aspectos como por ejemplo:

  • Mostrar con datos que la biblioteca es una inversión y no un gasto, a través de: métodos para calcular el valor de los servicios
  • Mostrar datos proporcionados por el usuario para estimar el impacto de la biblioteca o museo dentro de cierto territorio
  • Revalorar y reconocer una nueva visión sobre los derechos de la propiedad intelectual y sus derechos económicos asociados

Así mismo debemos considerar  en el contexto de la economía del conocimiento y las bibliotecas que:

  • Usar “conocimiento” no implica consumirlo
  • Transferir “conocimiento” no implica perderlo
  • El “conocimiento” es abundante, pero la habilidad de usarlo es escasa

Finalmente me parece conveniente mostrar algunos de los desafíos que según Castells (2000) la EC nos impone:

  • Una creciente volatilidad
  • Habilidad de los mercados para moverse a la misma velocidad
  • El axioma de que la existencia de ganadores implica la existencia de perdedores
  • Disminución de las sociedades homogéneas (sociedades multiculturales)
  • La necesidad imperiosa de una educación innovadora
  • Inclusión de todas las regiones del mundo, no solo de los países desarrollados o de las regiones más desarrolladas en los países emergentes

Fuentes consultadas y/o recomendadas:

 

 

The following two tabs change content below.

Claudia Rivera Sánchez

Mi intención es la de compartir en este espacio mi punto de vista e intereses relacionados al mundo de la información. Tendrán cabida temas diversos, aunque no he de negar mi inclinación por la Organización de la información y la ALFIN, con la intención de que puedan ser útiles e interesantes.
Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: